Las re­la­cio­nes eco­nó­mi­cas y co­mer­cia­les Es­pa­ña-Chi­na

Las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las han apro­ve­cha­do el cam­bio del pa­trón de cre­ci­mien­to de la economía chi­na

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por SER­GIO PÉREZ SAIZ*

Chi­na con­ti­núa su tras­for­ma­ción eco­nó­mi­ca avan­zan­do en sus re­for­mas en muy di­ver­sos cam­pos. El país si­gue cre­cien­do a ta­sas ele­va­das pa­ra los es­tán­da­res OCDE, con un 6,9 % en 2017 y unas pre­vi­sio­nes en torno al 6 % en 2021. Es es­te cam­bio eco­nó­mi­co ha­cia una ma­yor con­tri­bu­ción de la de­man­da in­ter­na, con el con­su­mo y el sec­tor ser­vi­cios co­mo prin­ci­pa­les mo­to­res, y la apues­ta por la tec­no­lo­gía y el cre­ci­mien­to de ca­li­dad, lo que con­fi­gu­ra un pa­trón de re­la­cio­nes co­mer­cia­les y de in­ver­sión que po­co tie­ne que ver con el exis­ten­te en el pa­sa­do.

En los úl­ti­mos años, Chi­na ha con­ti- nua­do su tran­si­ción ha­cia una sen­da de cre­ci­mien­to más sos­te­ni­ble, más ba­sa­da en el con­su­mo y la in­ver­sión en el ex­te­rior, con un te­ji­do pro­duc­ti­vo na­cio­nal ca­da vez me­nos de­pen­dien­te de las ex­por­ta­cio­nes, y más ba­sa­do en el va­lor aña­di­do y la in­no­va­ción. Des­de el año 2012, el sec­tor ser­vi­cios tie­ne un pe­so su­pe­rior al de la in­dus­tria, y des­de en­ton­ces su pe­so re­la­ti­vo no ha he­cho más que au­men­tar. Por otro la­do, el país man­tie­ne una de­ci­di­da apues­ta por un cre­ci­mien­to ba­sa­do en la in­no­va­ción, y sos­te­ni­ble des­de el pun­to de vis­ta me­dioam­bien­tal, cam­pos en los que se han pro­du­ci­do im­por­tan­tes avan­ces. Es­te pro­ce­so de re­for­mas, aun­que en al­gu­nos ca­sos más len­ta­men­te, con­ti­núa por re­gla ge­ne­ral pro­gre­san­do y den­tro de un am­plio es­pec­tro de ac­tua­ción. To­das las pre­vi­sio­nes apun­tan a que la economía chi­na se­gui­rá cre­cien­do de ma­ne­ra im­por­tan­te en com­pa­ra­ción con los pa­rá­me­tros oc­ci­den­ta­les.

La re­cien­te evo­lu­ción de las re­la­cio­nes eco­nó­mi­cas y co­mer­cia­les en­tre Es­pa­ña y Chi­na es el re­sul­ta­do de la trans­for­ma­ción de la economía del país asiá­ti­co en los úl­ti­mos años, de una economía ba­sa­da en la in­dus­tria ex­por­ta­do­ra a la ac­tual con un pe­so ca­da vez ma­yor de los ser­vi­cios, a una ca­da vez ma­yor im­por­tan­cia de la in­no­va­ción y un con­su­mo in­terno de una cla­se me­dia con ca­da vez ma­yor ni­vel ad­qui­si­ti­vo e in­tere­sa­da en pro­duc­tos del ex­te­rior. Den­tro de es­te con­tex­to en con­ti­nua trans­for­ma­ción, la evo­lu­ción de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las a Chi­na ha si­do muy po­si­ti­va en los úl­ti­mos años, me­jo­ran­do pro­gre­si­va­men­te nues­tra ta­sa de co­ber­tu­ra y su­peran­do en cre­ci­mien­to sis­te­má­ti­ca­men­te a otras gran­des eco­no­mías eu­ro­peas.

Apro­ve­char el cam­bio de pa­trón de la economía chi­na

En 2017, se­gún da­tos de las adua­nas chi­nas, Es­pa­ña ven­dió a Chi­na por un im­por­te de 7976 mi­llo­nes de dó­la­res, con un in­cre­men­to del 30,25 % res­pec­to a 2016, cuan­do en el mis­mo pe­rio­do eco­no­mías co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Ja­pón, Co­rea del Sur o Ale­ma­nia no lle­ga­ron al 15 % de in­cre­men­to, y Fran­cia e Ita­lia ape­nas su­pe­raron el 20 %. Los da­tos de las adua­nas es­pa­ño­las pa­ra 2017 son igual­men­te muy bue­nos pa­ra Es­pa­ña. Con un in­cre­men­to del 28,3 % en 2017 has­ta más de 6200 mi­llo­nes de eu­ros, cons­ti­tu­ye el ma­yor cre­ci­mien­to de nues­tras ex­por­ta­cio­nes des­de 2010, y el ter­cer ma­yor in­cre­men­to des­de 1995. El cre­ci­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las fue su­pe­rior al de lí­de­res eu­ro­peos co­mo Ale­ma­nia (más del 13,48 % in­ter­anual), Reino Uni­do (más del 16,32 %), Fran­cia (más del 17,85 %), Ita­lia (más del 22,22 %), Paí­ses Ba­jos (más del 17,11 %) o Bél­gi­ca (más del 16,10 %). En ge­ne­ral, las ex­por­ta­cio­nes de la Unión Eu­ro­pea a Chi­na cre­cie­ron un 16,85 % a lo lar­go de 2017, Es­pa­ña re­pre­sen­tó una par­te im­por­tan­te de es­te cre­ci­mien­to, pa­san­do así a con­so­li­dar su po­si­ción co­mo sép­ti­ma po­ten­cia ex­por­ta­do­ra a Chi­na de la UE y acor­tan­do dis­tan­cias con nues­tros prin­ci­pa­les so­cios eu­ro­peos.

La re­cien­te evo­lu­ción de nues­tras ex­por­ta­cio­nes ha ve­ni­do con­fi­gu­ra­da en bue­na me­di­da por el im­pul­so de de­ter­mi­na­dos pro­duc­tos que en al­gu­nos ca­sos po­de­mos con­si­de­rar “es­tre­llas”, que han apro­ve­cha­do el cam­bio del pa­trón de cre­ci­mien­to de la economía chi­na ba­sa­da en el au­men­to en el con­su­mo in­terno, o apro­ve­cha­do opor­tu­ni­da­des con­cre­tas que ofre­cía el mer­ca­do chino pun­tual­men­te. Pe­ro es­pe­cial­men­te, el he­cho sub­ya­cen­te de es­ta fa­vo­ra­ble evo­lu­ción es la com­pe­ti­ti­vi­dad de la economía es­pa­ño­la res­pec­to de la de paí­ses de

nues­tro en­torno. Es­te es el he­cho que per­mi­te au­men­tar o al me­nos man­te­ner un nú­me­ro muy ele­va­do de par­ti­das de ex­por­ta­ción. De es­ta for­ma, ex­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos cár­ni­cos, di­ver­sos me­ta­les, com­po­nen­tes de au­to­mó­vi­les y otros equi­pa­mien­tos y pro­duc­tos in­dus­tria­les han li­de­ra­do el cre­ci­mien­to, más allá del buen com­por­ta­mien­to del vino y otras be­bi­das, o del acei­te de oli­va.

Los acuer­dos de ad­he­sión de Chi­na a la OMC in­clu­ye­ron nu­me­ro­sas sal­va­guar­das en pro­duc­tos agroa­li­men­ta­rios, cu­ya aper­tu­ra a paí­ses es­tá sien­do muy gra­dual. El por­cino fue ha­ce al­gu­nos años uno de los pro­duc­tos que se lo­gró abrir a la ex­por­ta­ción, y sin du­da re­pre­sen­ta un ca­so de es­tu­dio so­bre có­mo el apo­yo po­lí­ti­co e ins­ti­tu­cio­nal en el co­mer­cio pue­de su­po­ner un sig­ni­fi­ca­ti­vo im­pac­to en las ci­fras glo­ba­les, con nú­me­ros que mues­tran ta­sas de cre­ci­mien­to cer­ca­nas al 60 % anual. En 2017 Es­pa­ña fue el pri­mer pro­vee­dor de car­ne de cer­do a Chi­na, con una cuo­ta de mer­ca­do del 19,86 %, por de­lan­te de Ale­ma­nia, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y Di­na­mar­ca. Hay otros dos pro­duc­tos que se aso­cian a las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las a Chi­na: el vino, del que so­mos el cuar­to pro­vee­dor, con una cuo­ta de mer­ca­do del 6,94 % en 2017, y el acei­te de oli­va, con una cuo­ta del 78 %. En am­bos, las pers­pec­ti­vas son muy fa­vo­ra­bles a me­di­da que va­yan cam­bian­do las cos­tum­bres de con­su­mo de la cre­cien­te cla­se me­dia chi­na.

Evo­lu­ción de la in­ver­sión es­pa­ño­la

Sin em­bar­go, hay otro ca­pí­tu­lo al que no sue­le pres­tar­se pri­ma­ria­men­te tan­ta aten­ción y que con­vie­ne des­ta­car: las ex­por­ta­cio­nes de com­po­nen­tes de au­to­mó­vi­les, en el que Es­pa­ña fue el año pa­sa­do el pro­vee­dor nú­me­ro 12, con una to­da­vía cuo­ta de mer­ca­do del 1,24 %, pe­ro que ha con­tri­bui­do ex­tra­or­di­na­ria­men­te al cre­ci­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes y de la in­ver­sión di­rec­ta en Chi­na. Por úl­ti­mo, es im­por­tan­te re­cor­dar que cer­ca de 2/3 de to­da la ex­por­ta­ción es­pa­ño­la a Chi­na es­tá com­pues­ta de pro­duc­tos in­dus­tria­les y tec­no­lo­gía, en­tre los que des­ta­can los equi­pos y com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos e in­for­má­ti­cos. Aquí en­con­tra­mos to­do ti­po de par­ti­das ta­les co­mo par­tes de au­to­mó­vil, má­qui­na de he­rra­mien­ta, equi­pa­mien­to eléc­tri­co, far­ma­céu­ti­ca, o pro­duc­tos de fun­di­ción y si­de­rúr­gi­cos. El aná­li­sis de con­tri­bu­cio­nes al cre­ci­mien­to des­cri­to mues­tra có­mo la ma­yo­ría de las par­ti­das de es­te ti­po cre­cen o se man­tie­nen, re­fle­jan­do el buen mo­men­to de la in­dus­tria es­pa­ño­la con Chi­na des­de ha­ce años.

En cuan­to a las im­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las pro­ce­den­tes de Chi­na, es­tas vie­nen muy con­di­cio­na­das por la des­lo­ca­li­za­ción a Chi­na de pro­duc­tos hoy en día esen­cia­les co­mo son te­lé­fo­nos mó­vi­les, or­de­na­do­res, pren­das de ves­tir y otros com­ple­men­tos, y un in­nu­me­ra- ble nú­me­ro de pro­duc­tos que se si­guen fa­bri­can­do hoy en día en Chi­na. En los úl­ti­mos años Chi­na ha ex­por­ta­do a Es­pa­ña, se­gún ci­fras de adua­nas es­pa­ño­las, en torno a los 20.000 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, con una fuer­te os­ci­la­ción anual, en­tre los 14.457 mi­llo­nes de eu­ros de 2009 en lí­nea con la gran caí­da del co­mer­cio a ni­vel mun­dial que su­pu­so la cri­sis fi­nan­cie­ra y eco­nó­mi­ca, has­ta los 23.840 mi­llo­nes de eu­ros de 2016 y los 25.661 mi­llo­nes de eu­ros en 2017.

Por úl­ti­mo, tam­bién lla­ma la aten­ción el nú­me­ro de ex­por­ta­do­res a Chi­na, pe­se a las re­la­ti­va­men­te to­da­vía mo­des­tas ci­fras. Son cer­ca de 15.000, su­pe­rior a los que ex­por­tan a paí­ses tan im­por­tan­tes co­mo Ale­ma­nia, Mé­xi­co, Ita­lia o Reino Uni­do. En cuan­to a la in­ver­sión es­pa­ño­la, es­ta ha ido evo­lu­cio­nan­do en los úl­ti­mos años al rit­mo del pro­ce­so de aper­tu­ra de la economía chi­na y de có­mo han ido va­rian­do las ne­ce­si­da­des tec­no­ló­gi­cas y de ser­vi­cios de Chi­na con res­pec­to del res­to del mun­do. Las ci­fras compu­tadas a tra­vés del Re­gis­tro de In­ver­sión en el Ex­te­rior arro­jan un stock de in­ver­sio­nes es­pa­ño­las de 2769 mi­llo­nes de eu­ros en 2015. Sin em­bar­go, da­do que el re­fe­ri­do re­gis­tro no compu­ta la rein­ver­sión de be­ne­fi­cios, es­tas ci­fras no re­fle­jan la es­tric­ta reali­dad ni tam­po­co el éxi­to de de­ter­mi­na­das com­pa­ñías es­pa­ño­las, co­mo es el ca­so de IN­DI­TEX, con va­rios cien­tos de tien­das en el país y uno de los gran­des ca­sos de éxi­to en la im­plan­ta­ción es­pa­ño­la en Chi­na. O tam­bién el sec­tor de pie­zas de au­to­mó­vil, con un im­por­tan­te nú­me­ro de fá­bri­cas (al que se unen las ci­fras de ex­por­ta­ción se­ña­la­das), o de­ter­mi­na­dos sec­to­res in­dus­tria­les.

No obs­tan­te, la asig­na­tu­ra pen­dien­te pa­ra la in­ver­sión es­pa­ño­la en Chi­na es la pe­ne­tra­ción en el sec­tor ser­vi­cios, don­de nues­tros ban­cos, con­ce­sio­na­rias, eléc­tri­cas o em­pre­sas de se­gu­ros no han po­di­do ac­ce­der a las in­men­sas opor­tu­ni­da­des que ofre­ce el mer­ca­do chino, a la es­pe­ra de la re­for­ma del mar­co re­gu­la­dor en el que el Go­bierno chino es­tá in­mer­so, y que per­mi­ti­rá a los ciu­da­da­nos chi­nos dis­fru­tar de unos ser­vi­cios de pri­mer ni­vel co­mo los ac­tual­men­te im­plan­ta­dos en Es­pa­ña y, por em­pre­sas es­pa­ño­las, en otros paí­ses de Eu­ro­pa y Amé­ri­ca.

Cortesía del au­tor Fo­to

Ser­gio Pérez Saiz, con­se­je­ro eco­nó­mi­co y co­mer­cial de la Em­ba­ja­da de Es­pa­ña en Chi­na.

Cnsp­ho­to

Una tien­da de Za­ra en la ciu­dad de Tai­yuan, pro­vin­cia de Shan­xi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.