La fe­li­ci­dad de ce­rrar una puer­ta y abrir otra

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por MA LI

Ce­rar o abrir una puer­ta es una de las ac­cio­nes más co­mu­nes en la vi­da, pe­ro pa­ra Zhang Zheng­ying, una se­ño­ra ya ma­yor, generó una gran fe­li­ci­dad y mu­cha gra­ti­tud. A las 8 de la ma­ña­na del 28 de septiembre de 2016, la se­ño­ra Zhang, de 82 años de edad y per­te­ne­cien­te a la et­nia yi, ce­rró la puer­ta de la ca­sa en la que ha­bía vi­vi­do 12 años en la al­dea de Yin­chuan, pro­vin­cia de Guiz­hou. Dos ho­ras más tar­de, jun­to con un di­ri­gen­te de la Ofi­ci­na pa­ra el Ali­vio de la Po­bre­za del dis­tri­to de He­xian del Gru­po Ever­gran­de, ella abrió la puer­ta de su nue­va ca­sa, la n.° 013 de la al­dea de Xing­fu Ever­gran­de.

La se­ño­ra Zhang que­dó sor­pren­di­da al ver su nue­va vi­vien­da: el pi­so de ma­de­ra, los her­mo­sos mue­bles, la co­ci­na bien equi­pa­da y el te­le­vi­sor co­nec­ta­do. To­do era di­fe­ren­te a su ca­sa an­ti­gua. Es­ta­ba tan con­ten­ta que no se ani­ma­ba a ca­mi­nar por el pi­so pa­ra no en­su­ciar­lo.

Ella nun­ca ima­gi­nó vi­vir en una ca­sa tan bo­ni­ta. La se­ño­ra Zhang no so­lo ce­rró la puer­ta de su vie­ja ca­sa, sino que tam­bién ce­rró la puer­ta de la po­bre­za y el atra­so que su­frie­ron sus an­te­pa­sa­dos ge­ne­ra­ción tras ge­ne­ra­ción. Y al abrir la nue­va puer­ta tam­bién en­con­tró una vi­da fe­liz pa­ra to­da su fa­mi­lia.

La se­ño­ra Zhang son­ríe de­lan­te de su nue­va ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.