Un mi­cro­cos­mos en la lu­cha con­tra la po­bre­za

En la pro­vin­cia de Guiz­hou se ha li­bra­do la batalla más ar­dua con­tra es­te fla­ge­lo

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por MA LI

Una olla ne­gra, una ca­ma, una ca­sa des­ven­ci­ja­da y una pa­red por la que se co­la­ba el vien­to. Así era la ca­sa de Zhang Zheng­ying, una an­cia­na de 83 años de la et­nia yi. Pe­ro la vi­da de su fa­mi­lia re­ve­la hoy una ca­sa gran­de y pers­pec­ti­vas de em­pleo y es­tu­dio. El 28 de septiembre de 2016, después de ha­ber vi­vi­do en un ta­ller aban­do­na­do por mu­chos años, Zhang se mu­dó a una ca­sa de 100 m2 en la al­dea de Xing­fu Ever­gran­de. Lo que ella y su fa­mi­lia no ima­gi­na­ban ni en sue­ños se hi­zo realidad. La fa­mi­lia de Zhang vi­vía en la al­dea de Yin­chuan, ciu­dad de Bi­jie (pro­vin­cia de Guiz­hou), una de las re­gio­nes mon­ta­ño­sas más po­bres del oes­te de Chi­na. Gra­cias a la po­lí­ti­ca de “ac­tua­ción pre­ci­sa con­tra la po­bre­za me­dian­te el tras­la­do de re­si­den­tes ne­ce­si­ta­dos a lu­ga­res más con­ve­nien­tes pa­ra su ma­nu­ten­ción”, la fa­mi­lia de Zhang sa­lió de esa zo­na, su hi­jo en­con­tró trabajo y su nie­to co­men­zó a es­tu­diar en la es­cue­la.

El de la fa­mi­lia de Zhang es so­lo un ca­so en la pro­vin­cia con ma­yor po­bla­ción ne­ce­si­ta­da de Chi­na y don­de se ha li­bra­do la batalla más in­ten­sa con­tra la po­bre­za. En los úl­ti­mos años, las au­to­ri­da­des de Guiz­hou han con­si­de­ra­do que ter­mi­nar con la po­bre­za es la ba­se pa­ra me­jo­rar la vi­da de la po­bla­ción. Las ex­pe­rien­cias acu­mu­la­das en Guiz­hou, don­de anual­men­te más de un mi­llón de per­so­nas han sa­li­do de la po­bre­za, sir­ven co­mo re­fe­ren­cia pa­ra las re­gio­nes en vías de desa­rro­llo del mun­do.

El pri­mer gran re­gla­men­to

“La ta­sa de in­ci­den­cia de la po­bre­za en Guiz­hou en 2012 era del 14,3 %, pe­ro en 2017 es­te por­cen­ta­je ba­jó a 7,75 %, una mues­tra de los lo­gros en cin­co años”, in­di­ca Zheng Juan, di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Po­lí­ti­ca y Re­gu­la­cio­nes de la Ofi­ci­na de Li­be­ra­ción de la Po­bre­za de Guiz­hou. Ta­les re­sul­ta­dos han atraí­do la aten­ción tan­to na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal.

El 25 y 26 de junio de es­te año se ce­le­bró la Ter­ce­ra Se­sión Ple­na­ria del XII Co­mi­té Pro­vin­cial del Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Chi­na ( PCCh) de Guiz­hou, con la in­ten­ción de es­tu­diar las ac­cio­nes pa­ra los tres pró­xi- mos años en la du­ra batalla por la li­be­ra­ción de la po­bre­za.

El 30 de septiembre de 2016, después de seis me­ses de pla­ni­fi­ca­ción y re­dac­ción, se apro­bó el “Gran re­gla­men­to de la li­be­ra­ción de la po­bre­za de Guiz­hou” en la 24. Reunión del Co­mi­té Per­ma­nen­te de la XII Asam­blea Po­pu­lar de la pro­vin­cia de Guiz­hou. Se tra­ta­ba de la pri­me­ra re­gu-

De acuer­do con ci­fras de la Ofi­ci­na de Li­be­ra­ción de la Po­bre­za de Guiz­hou, en­tre 2012 y 2017, 6,7 mi­llo­nes de per­so­nas de las zo­nas ru­ra­les se han li­be­ra­do de la po­bre­za y 1,73 mi­llo­nes de per­so­nas han re­ci­bi­do la ayu­da pres­ta­da con­tra la po­bre­za me­dian­te el tras­la­do de re­si­den­tes.

la­ción lo­cal lan­za­da con el ad­je­ti­vo “gran”.

Después de su pu­bli­ca­ción, el en­ton­ces vi­ce­pri­mer mi­nis­tro del Consejo de Es­ta­do, Wang Yang, se re­fi­rió tres ve­ces al do­cu­men­to co­mo un ejem­plo em­ble­má­ti­co en la du­ra batalla por la li­be­ra­ción de la po­bre­za y un mo­de­lo po­de­ro­so pa­ra im­pul­sar ese ti­po de trabajo.

Ca­pa­ci­ta­ción a cam­pe­si­nos

Des­de abril de 2017, la ciu­dad de Bi­jie ha es­ta­ble­ci­do 2989 ins­ti­tu­tos de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra cam­pe­si­nos en la nue­va era en sus dis­tri­tos, con­da­dos y al­deas, con la in­ten­ción de pro­mo­ver y ex­pli­car las po­lí­ti­cas de li­be­ra­ción de la po­bre­za, las me­di­das de desa­rro­llo ru­ral y ofre­cer ser­vi­cios de en­tre­na­mien­to, ca­pa­ci­ta­ción y em­pren­di­mien­to pa­ra es­ti­mu­lar la fuerza en­dó­ge­na de los po­bres.

“Uti­li­zan­do di­fe­ren­tes mé­to­dos, el ins­ti­tu­to de ca­pa­ci­ta­ción se acer­ca a los po­bres. Los plan­ta­do­res y ex­per­tos en cría se han con­ver­ti­do en pro­fe­so­res que com­par­ten sus ex­pe­rien­cias”, se­ña­la Pan Bo, se­cre­ta­rio

del Co­mi­té de Trabajo del PCCh de la lo­ca­li­dad.

De acuer­do con las de­man­das de la ac­tua­ción pre­ci­sa en la ayu­da con­tra la po­bre­za, el ins­ti­tu­to tam­bién ha in­no­va­do. Los pro­fe­so­res son téc­ni­cos agrí­co­las, maes­tros de es­cue­la, fun­cio­na­rios gu­ber­na­men­ta­les, lí­de­res em­pre­sa­ria­les, etc., y los con­te­ni­dos va­rían de acuer­do con las ne­ce­si­da­des.

Se han ce­le­bra­do más de 10.000 con­fe­ren­cias en los ins­ti­tu­tos de ca­pa­ci­ta­ción, las que han be­ne­fi­cia­do a más de un mi­llón de per­so­nas, en­tre cua­dros del PCCh y po­bla­ción en ge­ne­ral.

Las vías trans­for­man las zo­nas po­bres

El 21 de di­ciem­bre de 2016, el pue­blo de Chen­jia, en el dis­tri­to de Feng­gang, es­ta­ba muy ani­ma­do. “La ca­rre­te­ra has­ta la al­dea ya es tran­si­ta­ble. No ha­ce fal­ta trans­por­tar los pro­duc­tos so­bre la es­pal­da su­bien­do las mon­ta­ñas pa­ra ven­der­los”, men­cio­nó en­ton­ces Chen Hehai, un emo­cio­na­do po­bla­dor.

“Pa­ra en­ri­que­cer­se, pri­me­ro hay que cons­truir ca­rre­te­ras”, di­ce una co­no­ci­da fra­se chi­na. En la pro­vin­cia de Guiz­hou ac­tual­men­te existe una im­por­tan­te red de ca­rre­te­ras con au­to­pis­tas y vías ha­cia to­dos los dis­tri­tos y al­deas. “Se es­ti­ma que la in­ver­sión de 10.000 mi­llo­nes de yua­nes y la cons­truc­ción de 25.000 km se com­ple­ta­rán a fi­nes del año”, in­di­ca Li Qian­gang, di­rec­tor del Cen­tro de Pu­bli­ci­dad y Edu­ca­ción del De­par­ta­men­to de Trans­por­te de Guiz­hou.

La ma­yor par­te de las re­gio­nes po­bres han cambiado gra­cias a la pros­pe­ri­dad in­dus­trial a lo lar­go de las ca­rre­te­ras, lo que ha sa­ca­do de la po­bre­za a más de 677.600 per­so­nas.

“Pa­ra va­lo­rar el trabajo de li­be­ra­ción de la po­bre­za de Guiz­hou, bas­ta con ver las ca­rre­te­ras y los puen­tes. Ca­da ca­mino co­nec­ta el co­ra­zón del Par­ti­do con el del pue­blo y ca­da puen­te le­van­ta­do ins­pi­ra con­fian­za y es­pe­ran­za pa­ra sa­lir de la po­bre­za”, ma­ni­fes­ta Li.

Apo­yo in­dus­trial

La ciu­dad de Chis­hui fue la pri­me­ra en li­be­rar­se de la po­bre­za gra­cias a las in­dus­trias. “Después de mu­chos años de du­ro trabajo, la ciu­dad ha desa­rro­lla­do 850.000 mu (56.666 hec­tá­reas) de bam­bú pa­ra el co­mer­cio, 15.000 mu (1000 hec­tá­reas) de cría de pe­ces eco­ló­gi­cos, etc., lo que ha au­men­ta­do los in­gre­sos de más de 20.000 per­so­nas po­bres. Re­pre­sen­ta un mo­de­lo avan­za­do en la li­be­ra­ción de la po­bre- za me­dian­te las in­dus­trias”, apun­ta Yang Xuhai, sub­di­rec­tor de la Ofi­ci­na de Li­be­ra­ción de la Po­bre­za de la Co­mi­sión Pro­vin­cial de Agri­cul­tu­ra de Guiz­hou.

La li­be­ra­ción de la po­bre­za me­dian­te las in­dus­trias es una vía efec­ti­va pa­ra au­men­tar los in­gre­sos de los agri­cul­to­res, in­cen­ti­var la fuerza mo­triz del desa­rro­llo y su­pe­rar la po­bre­za. En los úl­ti­mos cin­co años, Guiz­hou se ha cen­tra­do en desa­rro­llar cin­co in­dus­trias prin­ci­pa­les: ver­du­ras, té, cría eco­ló­gi­ca, hon­gos co­mes­ti­bles y hier­bas me­di­ci­na­les chi­nas. Igualmente se ha tra­ba­ja­do en la trans­fe­ren­cia del de­re­cho de ges­tión de tie­rras por con­tra­to y el es­ta­ble­ci­mien­to de coope­ra­ti­vas agrí­co­las, aco­plan­do di­rec­ta­men­te los pro­duc­tos con el mer­ca­do y va­lo­ri­zan­do con­ti­nua­men­te el va­lor agre­ga­do de los mis­mos.

El dis­tri­to de Mei­tan, en la ciu­dad de Zun­yi, ha es­ta­ble­ci­do una con­fi­gu­ra­ción de desa­rro­llo que com­bi­na el té y el tu­ris­mo con 600.000 mu (40.000 hec­tá­reas) de jar­di­nes de té, una pro­duc­ción anual de 61.600 to­ne­la­das con un va­lor de pro­duc­ción de 4270 mi­llo­nes de yua­nes, e in­gre­sos in­dus­tria­les de 10.270 mi­llo­nes de yua­nes.

De acuer­do con ci­fras de la Ofi­ci­na de Li­be­ra­ción de la Po­bre­za de Guiz­hou, en­tre 2012 y 2017, 6,7 mi­llo­nes de per­so­nas de las zo­nas ru­ra­les se han li­be­ra­do de la po­bre­za y 1,73 mi­llo­nes de per­so­nas han re­ci­bi­do la ayu­da pres­ta­da con­tra la po­bre­za me­dian­te el tras­la­do de re­si­den­tes. La in­ci­den­cia de la po­bre­za se re­du­jo del 14,3 % a fi­nes de 2012 al 7,75 % a fi­nes de 2017. El in­gre­so dis­po­ni­ble per cá­pi­ta de los re­si­den­tes ru­ra­les au­men­tó de 4753 a 8869 yua­nes. La vi­da ha cambiado sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te.

Se­gún el in­for­me de la la­bor del go­bierno de la pro­vin­cia de Guiz­hou del pre­sen­te año: “El Guiz­hou de hoy no es si­nó­ni­mo de atra­so y se está qui­tan­do la eti­que­ta de po­bre­za por una más bo­ni­ta”. El pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, tam­bién elo­gió a Guiz­hou por sus lo­gros co­mo “un mi­cro­cos­mos por sus gran­des avan­ces en los enor­mes pro­gre­sos del Par­ti­do y la na­ción después del XVIII Con­gre­so Na­cio­nal del PCCh”.

Wang Wen

En la pro­vin­cia de Guiz­hou ac­tual­men­te existe una im­por­tan­te red de ca­rre­te­ras con au­to­pis­tas y vías ha­cia to­dos los dis­tri­tos y al­deas.

Yu Jie

Al­dea­nos ne­go­cian en el mer­ca­do de té de Mei­tan to­dos los días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.