¿Qué trae la re­for­ma y aper­tu­ra chi­na al mun­do?

China Today (Spanish) - - DEL EDITOR -

Des­pués de ju­bi­lar­se, e in­vi­ta­do co­mo ase­sor del go­bierno lo­cal de Yan­tai, Mi­chel Her­bet se ha ve­ni­do en­car­gan­do de fa­ci­li­tar las in­ver­sio­nes chi­nas y fran­ce­sas por más de 20 años. En su re­cien­te­men­te pu­bli­ca­do li­bro Im­pre­sio­nes so­bre Asia, Her­bet des­cri­be la bo­da de una pa­re­ja chi­na, en la que co­no­ce a las tres ge­ne­ra­cio­nes de la fa­mi­lia: los abue­los agri­cul­to­res de ros­tros en­ve­je­ci­dos, los pa­dres con la piel que­ma­da por el sol y la jo­ven pa­re­ja de es­po­sos de ros­tros fe­li­ces y ur­ba­nos. “Ellos mues­tran la fi­so­no­mía de dis­tin­tas épo­cas en Chi­na”, se­ña­la Her­bet, en lo que es tam­bién el re­fle­jo de los pro­fun­dos cam­bios traí­dos por la po­lí­ti­ca de re­for­ma y aper­tu­ra.

De 1978 a 2017, se­gún cálcu­los a pre­cios cons­tan­tes, el PIB chino se in­cre­men­tó unas 33,5 ve­ces, a un cre­ci­mien­to anual del 9,5 %; es de­cir, se du­pli­có ca­da ocho años, un in­cre­men­to mu­cho más al­to que el cre­ci­mien­to pro­me­dio de la eco­no­mía mun­dial en el mis­mo pe­rio­do (2,9 %), lo que lle­vó a Chi­na a con­ver­tir­se en la se­gun­da ma­yor eco­no­mía del mun­do. El por­cen­ta­je de la eco­no­mía chi­na en la mun­dial se ha ele­va­do al 15,3 % y su ta­sa de con­tri­bu­ción ha al­can­za­do el 34 %.

Me­dian­te la pro­fun­di­za­ción de la re­for­ma, Chi­na no so­lo ha lo­gra­do un ele­va­do cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, sino tam­bién cam­bios en su es­truc­tu­ra y mo­da­li­dad. En 2017, el por­cen­ta­je de los sec­to­res pri­ma­rio, se­cun­da­rio y ter­cia­rio en la eco­no­mía chi­na fue del 7,9, 40,5 y 51,6 %, res­pec­ti­va­men­te. Por lo tan­to, el sec­tor ter­cia­rio, o sec­tor ser­vi­cios, ha si­do la fuer­za prin­ci­pal de es­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, cu­ya mo­da­li­dad ha pa­sa­do de ser de ti­po ex­ten­si­vo a uno eco­ló­gi­co y sos­te­ni­ble. Se­gún el re­por­te so­bre po­lí­ti­cas y ac­cio­nes de Chi­na con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, en los úl­ti­mos diez años, a la par de pro­mo­ver un rá­pi­do cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, se han dis­mi­nui­do las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono en 4100 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Du­ran­te el pro­ce­so de cam­bio de mo­da­li­dad y ac­tua­li­za­ción, se ha for­ma­do en Chi­na un gran mer­ca­do de con­su­mo. En es­tos 40 años, más de 700 mi­llo­nes de per­so­nas se han li­be­ra­do de la po­bre­za. Sec­to­res co­mo los de trans­por­te, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, cien­cia y edu­ca­ción, cul­tu­ra, sa­lud e in­fra­es­truc­tu­ra han re­ci­bi­do gran­des in­ver­sio­nes, lo cual ha ele­va­do la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción. El mer­ca­do chino se ha vuel­to una fuer­za im­por­tan­te en cuan­to al cre­ci­mien­to del con­su­mo en el mun­do. En abril de es­te año, la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC) pu­bli­có su in­for­me “Da­tos y pers­pec­ti­vas del co­mer­cio mun­dial”, en el que se in­di­ca que la re­for­ma chi­na, en su es­truc­tu­ra eco­nó­mi­ca, ha ejer­ci­do una ac­ti­va in­fluen­cia en el cre­ci­mien­to del co­mer­cio glo­bal. La OMC con­si­de­ra que el cam­bio de mo­da­li­dad ha per­mi­ti­do que la eco­no­mía pa­se de de­pen­der de la in­ver­sión a con­tri­buir a un cre­ci­mien­to más sos­te­ni­ble en Chi­na, lo cual ha fa­vo­re­ci­do asi­mis­mo el cre­ci­mien­to mun­dial. Co­mo ha ex­pre­sa­do Chris­ti­ne La­gar­de, di­rec­to­ra ge­ren­te del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, me­dian­te la re­for­ma y el cam­bio de mo­da­li­dad, la eco­no­mía chi­na se vol­ve­rá más se­gu­ra y sos­te­ni­ble, lo que va a be­ne­fi­ciar al mun­do. Se­gún la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral de Adua­nas, el vo­lu­men to­tal de im­por­ta­cio­nes y ex­por­ta­cio­nes de Chi­na en 2017 al­can­zó los 27,79 bi­llo­nes de yua­nes, 782,82 ve­ces más que el de 1978.

A la pri­me­ra Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Im­por­ta­cio­nes de Chi­na acu­die­ron más de 400.000 com­pra­do­res na­cio­na­les y ex­tran­je­ros. Las in­ten­cio­nes de transac­cio­nes al­can­za­ron los 57.830 mi­llo­nes de dó­la­res. Co­mo el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, di­jo en su dis­cur­so inau­gu­ral, la aper­tu­ra se ha con­ver­ti­do ya en una cla­ra se­ñal de la Chi­na con­tem­po­rá­nea. Chi­na va am­plian­do la re­for­ma y aper­tu­ra, con­so­li­dan­do su desa­rro­llo y be­ne­fi­cian­do a to­do el mun­do. Las puer­tas de la re­for­ma chi­na no se ce­rra­rán, sino que se abrirán más.

Los éxi­tos de la re­for­ma y aper­tu­ra chi­na re­si­den, por un la­do, en el cam­bio de sis­te­ma pa­ra ele­var la efi­ca­cia eco­nó­mi­ca y com­bi­nar or­gá­ni­ca­men­te la mer­can­ti­li­za­ción, in­dus­tria­li­za­ción e in­ter­na­cio­na­li­za­ción. Por el otro, tam­bién res­pon­den al oportuno cam­bio de mo­da­li­dad, la enor­me de­man­da in­ter­na y ex­ter­na, el ace­le­ra­do desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co, el efi­caz tras­la­do de mano de obra y, so­bre to­do, a la ela­bo­ra­ción y apli­ca­ción de po­lí­ti­cas.

Los lo­gros con­se­gui­dos en los pa­sa­dos 40 años tes­ti­fi­can que Chi­na es­tá ex­plo­ran­do un ca­mino co­rrec­to. Es­to no so­lo quie­re de­cir que ha en­con­tra­do una ru­ta com­ple­ta de desa­rro­llo, sino tam­bién que Chi­na de­be re­sol­ver en el fu­tu­ro con­tra­dic­cio­nes y pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les en su desa­rro­llo so­cial y eco­nó­mi­co, a fin de con­tri­buir más a una eco­no­mía mun­dial sos­te­ni­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.