pe­rros vue­lan

El disc dog, también co­no­ci­do co­mo dog fris­bee, lle­gó a Co­lom­bia en 2011 y des­de en­ton­ces cuen­ta con clu­bes de­por­ti­vos y re­pre­sen­tan­tes de or­den mun­dial. Fer­ney Uribe es uno de ellos.

4 Patas - - DEPORTES CANINOS - POR NI­CO­LÁS MAYORGA

Son las 5:00 de la ma­ña­na y Fer­ney Uribe se le­van­ta pa­ra en­tre­nar. De­be des­pla­zar­se 20 mi­nu­tos des­de Bo­go­tá hasta Co­ta y siempre, an­tes de sa­lir con sus cua­tro bor­der co­llie —Yu­ko, Kra­ken, Sa­ga y Ka­le­si—, le res­pon­de a su esposa que se des­pier­ta tan tem­prano ca­da do­min­go de­bi­do a su pa­sión por el disc dog. “No sé qué sig­ni­fi­ca le­van­tar­se tar­de un do­min­go. De­bo alis­tar el ca­rro, el agua y las jau­las, su­bir las ma­le­tas, los pe­rros y los dis­cos. De­sa­yu­nar al­go muy rá­pi­do y en­tre­nar hasta las 11:00 de la ma­ña­na”, afir­ma Fer­ney, disc dog­ger de 34 años, al re­su­mir su ru­ti­na. Ase­sor en edu­ca­ción y com­por­ta­mien­to ca­nino, Fer­ney prac­ti­ca el de­por­te des­de 2011, año en que el ins­truc­tor Wil­son Villalobos lo tra­jo el país y le en­se­ñó lo esen­cial. Fue quien, ade­más, le ven­dió a Fer­ney su primer pe­rro, Yu­ko, con el cual em­pe­zó a ju­gar. Su ni­vel de com­pe­ten­cia, sin em­bar­go, me­jo­ró con la orien­ta­ción del ju­ga­dor pro­fe­sio­nal David Ro­mán, es­pa­ñol, quien dic­tó un se­mi­na­rio ha­ce sie­te años en Bo­go­tá. En ese mo­men­to, con Jo­nat­han Hur­ta­do, Fer­ney for­mó Disc Dog Co­lom­bia, el primer club de es­ta dis­ci­pli­na en el país. “Todo el mun­do me de­cía que es­ta­ba lo­co, que ese de­por­te no te­nía nin­gún éxi­to. Des­pués de sie­te años, sin em­bar­go, he­mos lo­gra­do for­mar más de 30 disc dog­gers pro­fe­sio­na­les y 120 afi­cio­na­dos. Ade­más, la ban­de­ra co­lom­bia­na ya se ha iza­do en te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se y eu­ro­peo, acom­pa­ñan­do a va­rios re­pre­sen­tan­tes del país”, re­sal­ta. El club, di­ce, ha si­do un se­mi­lle­ro pa­ra otros co­mo el club bo­go­ta­nos Smart Dogs, y Crash y Happy Disc Dog en Me­de­llín. Con Yu­ko, Fer­ney no pu­do ju­gar mu­cho tiempo: ines­pe­ra­da­men­te, el pe­rro em­pe­zó a su­frir de dis­pla­sia de ca­de­ra, lo que lle­vó a su amo a bus­car a Kra­ken, otro bor­der co­llie. Tras un pe­rio­do de al me­nos seis me­ses, am­bos es­ta­ble­cie­ron tal co­ne­xión que cla­si­fi­ca­ron a los mun­dia­les de disc dog de 2014, 2015 y 2016. Hoy, Fer­ney, quien ha ga­na­do al­re­de­dor de 30 com­pe­ten­cias na­cio­na­les y ha par­ti­ci­pa­do en tres mun­dia­les de las li­gas in­ter­na­cio­na­les USDDN, Sky­houndz y UFO, de­ci­dió no hacer parte de una im­por­tan­te ci­ta in­ter­na­cio­nal el año pa­sa­do. La razón: es­tá lle­van­do a ca­bo un cambio ra­di­cal en su ca­rre­ra y se en­cuen­tra en­tre­nan­do a Sa­ga, su ter­cer pe­rro y el que re­em­pla­za­rá a Kra­ken en tor­neos fue­ra del país. “El pro­ce­so de transición de un pe­rro a otro es muy com­ple­jo, por­que son muy di­fe­ren­tes. Sa­ga es mu­cho más in­ten­sa y rá­pi­da, tie­ne una ma­yor dis­po­si­ción pa­ra el jue­go, pe­ro es un po­co des­con­fia­da; mien­tras que Kra­ken es más re­sis­ten­te y tie­ne más con­fian­za en mí, ade­más de que te­ne­mos una me­jor co­ne­xión”, ex­pli­ca. Este año, Sa­ga ten­drá su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción en un mun­dial. Será en el tor­neo de la li­ga Sky­houndz en Chat­ta­noo­ga, Es­ta­dos Uni­dos, en el cual Fer­ney ya se en­cuen­tra cla­si­fi­ca­do pa­ra com­pe­tir en las ca­te­go­rías: con­tra­rre­loj, es­ti­lo li­bre y dis­tan­cia y pre­ci­sión. “Ya te­ne­mos tres cu­pos de 11 po­si­bles. La me­ta es, pa­ra ju­lio, cla­si­fi­car­nos a to­das las com­pe­ten­cias”, ad­vier­te Fer­ney, quien no sa­ca de su men­te el nue­vo ob­je­ti­vo que se ha tra­za­do junto a sus ama­dos pe­rros: ga­nar la com­pe­ten­cia que se rea­li­za­rá en sep­tiem­bre. Un nue­vo desafío.

Fer­ney Uribe es el co­fun­da­dor del primer club de disc dog en Co­lom­bia. DISC DOG CO­LOM­BIA HA LO­GRA­DO FOR­MAR MÁS DE 30 JU­GA­DO­RES PRO­FE­SIO­NA­LES Y AL­RE­DE­DOR DE 120 AFI­CIO­NA­DOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.