Un río pa­ra to­dos los usos

ADN Barranquilla - - PIENSA VERDE -

● Al ser la prin­ci­pal ar­te­ria flu­vial del país, el río Mag­da­le­na siem­pre ha si­do muy im­por­tan­te pa­ra el de­sa­rro­llo de las co­mu­ni­da­des que des­de siem­pre se han asen­ta­do en sus ri­be­ras: no so­lo ha si­do usa­do co­mo me­dio de trans­por­te des­de épo­cas pre­co­lom­bia­nas, sino pa­ra la su­per­vi­ven­cia con ac­ti­vi­da­des co­mo la pes­ca.

Pa­ra la cos­ta Ca­ri­be siem­pre ha si­do muy im­por­tan­te. Por Ba­rran­qui­lla lo ha si­do con el en­la­ce histórico con Puerto Co­lom­bia y más ade­lan­te con la zo­na por­tua­ria pro­pia. Tam­bién por la co­ne­xión con Car­ta­ge­na por el ca­nal del Di­que.

Con to­do eso de fon­do, se ha cons­trui­do iden­ti­dad y ri­que­za cul­tu­ral. Se pue­de ver en la mú­si­ca, en el bai­la. Las dan­zas que hoy ha­ce par­te del Carnaval vi­nie­ron por el río. Y es ob­vio que Ba­rran­qui­lla, la más gran­de ciudad ri­be­re­ña, de­be su apa­ri­ción y su de­sa­rro­llo co­lo­sal al río.

Son va­rios los as­pec­tos en los que el río Mag­da­le­na ha in­fluen­cia­do en los 19 de­par­ta­men­tos que re­co­rre en to­do el país.

En reali­dad, en torno a su di­ná­mi­ca, se han for­ja­do ras­gos pro­pios cul­tu­ra­les. Mu­cho de la for­ma de ser del ba­rran­qui­lle­ro y del cos­te­ño en ge­ne­ral tie­ne mu­cho que ver con lo que el río ha pro­por­cio­na­do en to­da su his­to­ria.

Cuan­do lo mi­ran los ex­tran­je­ros, se mue­ren de en­vi­dia con el río.

AR­CHI­VO /ADN

La pes­ca, una de las ac­ti­vi­da­des fuer­tes en el río Mag­da­le­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.