OODI, la bi­blio­te­ca de gran tec­no­lo­gía

OODI, EN HEL­SIN­KI, OFRE­CE MODERNOS AVAN­CES TEC­NO­LÓ­GI­COS.

ADN Barranquilla - - PORTADA -

● La ca­pi­tal de Fin­lan­dia inau­gu­ró ayer su pro­yec­to cul­tu­ral y tec­no­ló­gi­co más am­bi­cio­so de las úl­ti­mas dé­ca­das, una nue­va bi­blio­te­ca cen­tral do­ta­da de los más modernos avan­ces tec­no­ló­gi­cos e in­no­va­do­res ser­vi­cios que re­de­fi­nen el con­cep­to de bi­blio­te­ca del si­glo XXI.

Se tra­ta de Oodi (Oda), un edi­fi­cio de 17.000 me­tros cua­dra­dos, ubi­ca­do en el cen­tro de Hel­sin­ki, con­ce­bi­do co­mo “una oda a la cul­tu­ra fin­lan­de­sa, la igual­dad y la li­ber­tad de ex­pre­sión”, se­gún las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les.

Su fa­cha­da on­du­lan­te de ma­de­ra y cris­tal, in­vi­ta a ser pun­to de en­cuen­tro pa­ra los 2,5 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes que uti­li­za­rán anual­men­te sus ins­ta­la­cio­nes, se­gún las es­ti­ma­cio­nes ofi­cia­les, en un país con 5,5 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

“Oodi pro­por­cio­na­rá a sus usua­rios co­no­ci­mien­tos y se­rá un lu­gar de fá­cil ac­ce­so pa­ra apren­der, su­mer­gir­se en los re­la­tos, tra­ba­jar y re­la­jar­se. Es la bi­blio­te­ca de una nue­va era, un lu­gar de reunión vi­vo y fun­cio­nal abier­to pa­ra to­dos”, ex­pli­can sus res­pon­sa­bles en la pá­gi­na web de la bi­blio­te­ca.

Si la ar­qui­tec­tu­ra de la bi­blio­te­ca es im­po­nen­te, aún más lo es su con­cep­ción. Oodi dis­po­ne de una sa­la de ci­ne, dos ca­fe­te­rías, zo­na de re­creo in­fan­til, es­tu­dios de gra­ba­ción, má­qui­nas de co­ser, im­pre­so­ras 3D, sa­las de edi­ción di­gi­tal, cuar­tos de vi­deo­jue­gos, cor­ta­do­ras lá­ser, im­pren­tas... y to­do ello a dis­po­si­ción de los usua­rios de for­ma gra­tui­ta.

La prin­ci­pal in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca que se ha in­tro­du­ci­do es el uso de tres ‘ro­bots bi­blio­te­ca­rios’, unos ca­rri­tos con con­duc­ción au­tó­no­ma que de­vuel­ven los li­bros a su sec­ción co­rres­pon­dien­te es­qui­van­do los ob­je­tos y per­so­nas que en­cuen­tran a su pa­so. Una vez allí, los bi­blio­te­ca­rios de car­ne y hue­so vuel­ven a co­lo­car los ejem­pla­res en su es­tan­te co­rrec­to.

Tam­bién des­ta­ca el Cu­bo, una sa­la mul­ti­me­dia con pa­re­des in­te­li­gen­tes que fun­cio­nan co­mo pan­ta­llas tác­ti­les, en las que se pue­den pro­yec­tar imá­ge­nes 3D e in­ter­ac­tuar con ellas o dis­fru­tar de ex­pe­rien­cias de reali­dad vir­tual.

“Los ar­tis­tas ya es­tán pla­nean­do usar el Cu­bo pa­ra rea­li­zar ex­po­si­cio­nes de ar­te di­gi­tal in­mer­si­vo y los es­tu­dian­tes de me­di­ci­na desean es­tu­diar ci­ru­gía allí, usán­do­lo co­mo un qui­ró­fano vir­tual”, ex­pli­ca Ka­tri Vänt­ti­nen, di­rec­to­ra de ser­vi­cios bi­blio­te­ca­rios de Hel­sin­ki.

A pe­sar del cre­cien­te in­flu­jo de las nue­vas tec­no­lo­gías, que es­tán pro­vo­can­do que la gen­te lea ca­da vez me­nos li­bros, Fin­lan­dia si­gue sien­do uno de los paí­ses más lec­to­res del mun­do. Qui­zá por ello los fin­lan­de­ses se cuen­tan en­tre los más ávi­dos usua­rios de bi­blio­te­cas, des­pués del de agua po­ta­ble.

FO­TOS: AFP

Oodi tie­ne 3 plan­tas, ca­da una con una fun­ción dis­tin­ta, que cul­mi­nan en el ‘bal­cón los ciu­da­da­nos’.

Oodi iba a es­tar pa­ra del cen­te­na­rio de la in­de­pen­den­cia en 2017.

Una sa­la de lec­tu­ra re­cuer­da al vi­si­tan­te que es una bi­blio­te­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.