Di­ver­si­dad en Chica­go

ADN Bogota - - LA VIDA - San­dra Ra­mí­rez Ca­rre­ño @esal­go­sim­ple

Una de­ci­sión sin pre­ce­den­tes. Así fue la que to­mó Chica­go, la ter­ce­ra ciu­dad más po­bla­da de Es­ta­dos Uni­dos, al ele­gir por pri­me­ra vez a una mu­jer afro­ame­ri­ca­na y abier­ta­men­te gay co­mo su al­cal­de­sa.

No hay du­da de que la elec­ción de Lo­ri Light­foot, abo­ga­da y ex­fis­cal fe­de­ral, en­vía un men­sa­je con­tun­den­te al mun­do: el res­pe­to por la di­ver­si­dad no es un sue­ño sino una reali­dad que len­ta­men­te ha ido to­man­do for­ma.

La lle­ga­da a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos del afro­ame­ri­cano Ba­rack Oba­ma, en 2008, o la elec­ción del Leo Va­rad­kar co­mo pri­mer mi­nis­tro gay en Ir­lan­da, en 2017, en­tre otros, son un ejem­plo de eso.

Ra­zón te­nía Light­foot cuan­do afir­mó que con su elec­ción no so­lo se “hi­zo his­to­ria”, sino que se co­men­zó un “mo­vi­mien­to de cam­bio”, tam­bién al ha­cer re­fe­ren­cia a la lu­cha que pro­me­tió con­tra la co­rrup­ción y la vio­len­cia.

Hoy, más que nun­ca, es cla­ve que se ce­le­bren los avan­ces de quie­nes a lo lar­go del tiem­po han si­do ex­clui­dos y dis­cri­mi­na­dos. Y mu­cho más si se tie­ne en cuen­ta que hay lí­de­res que, una y otra vez, in­sis­ten en acen­tuar las di­fe­ren­cias y no las si­mi­li­tu­des en­tre las po­bla­cio­nes.

Tan­to Light­foot co­mo Chica­go me­re­cen un aplau­so. Lo la­men­ta­ble es que ese gran pa­so en Es­ta­dos Uni­dos con­tras­ta con la de­ci­sión de Bru­néi, don­de des­de ayer los ho­mo­se­xua­les pue­den ser la­pi­da­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.