No es no

ADN Bogota - - LA VIDA - @Ay­da_­mar­tí­nez

Por si fue­ra po­co el aco­so sexual del que son vic­ti­mas mu­chas per­so­nas en el país, se su­ma el aco­so en lí­nea. Ese que se ha­ce a tra­vés de las re­des so­cia­les, what­sapp y to­do ti­po de pla­ta­for­mas sin que mu­chos ten­gan cla­ro que se tra­ta de un de­li­to y que cre­ce de ma­ne­ra des­bor­da­da a ni­vel glo­bal.

Lo peor es que mu­chas ve­ces no es su­fi­cien­te blo­quear a un aco­sa­dor pa­ra que de­je de hos­ti­gar. Ter­mi­na por vol­ver­se par­te del pai­sa­je y la úni­ca al­ter­na­ti­va es ig­no­rar­lo o so­por­tar. De acuer­do con ci­fras de Sis­te­ma Pe­nal Oral Acu­sa­to­rio, so­lo en 2017 los ca­sos re­por­ta­dos su­pe­raron los 2.200, la ma­yo­ría con­tra ni­ñas y mu­je­res. El aco­so sexual en lí­nea pue­de ser su­pe­rior y se re­fle­ja en chis­tes con in­ten­cio­nes se­xua­les, in­si­nua­cio­nes, ex­hi­bi­ción de imá­ge­nes o ges­tos ex­plí­ci­tos, lla­ma­das ofen­si­vas, en­tre otros.

Por ello, va­le la pe­na unir­se a la campaña del co­lec­ti­vo de mu­je­res Sie­te­po­las y la agen­cia Grey, que crea­ron el pri­mer sím­bo­lo uni­ver­sal en con­tra de es­ta prác­ti­ca, a par­tir del uso del sím­bo­lo O que apa­re­ce en los emo­jis pa­ra cons­truir la pa­la­bra NO. La idea es dar un men­sa­je con­tun­den­te a los aco­sa­do­res pa­ra que se de­ten­gan y a las víc­ti­mas pa­ra que se­pan que hay una ma­ne­ra de de­mos­trar que se co­no­cen los de­re­chos y que se es­tá dis­pues­ta a de­fen­der­se.

Se­gu­ra­men­te, más per­so­nas usan­do es­te sím­bo­lo de re­cha­zo po­drá mos­trar la di­men­sión que es­te de­li­to to­ma en el país y sea la opor­tu­ni­dad pa­ra que se en­tien­da que hay am­pa­ro le­gal y que to­dos de­be­mos ser ciu­da­da­nos di­gi­ta­les res­pon­sa­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.