Sin cru­ce­ros a Cu­ba

EE. UU. prohi­bió es­tos via­jes des­de su te­rri­to­rio. Mia­mi sien­te el im­pac­to.

ADN Bogota - - ACTUALIDAD -

● El anun­cio de la prohi­bi­ción de los cru­ce­ros des­de Es­ta­dos Uni­dos a Cu­ba cau­só im­pac­to ayer en el sur de Flo­ri­da, don­de se con­cen­tran el exi­lio cu­bano y los prin­ci­pa­les puer­tos y com­pa­ñías de ese po­pu­lar sec­tor de la in­dus­tria tu­rís­ti­ca, que son an­ta­go­nis­tas en es­te te­ma.

Los exi­lia­dos se con­gra­tu­la­ron de una me­di­da que ha­bían re­cla­ma­do des­de la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Ca­sa Blan­ca en 2017, mien­tras las fir­mas de cru­ce­ros se li­mi­ta­ron por aho­ra a in­for­mar a sus clien­tes de la prohi­bi­ción y a se­ña­lar que la es­tán es­tu­dian­do.

“EE. UU. no per­mi­ti­rá las vi­si­tas a Cu­ba a tra­vés de em­bar­ca­cio­nes de pa­sa­je­ros y em­bar­ca­cio­nes re­crea­ti­vas, in­clui­dos cru­ce­ros y ya­tes, así co­mo avio­nes pri­va­dos y cor­po­ra­ti­vos”, se­ña­ló un co­mu­ni­ca­do del De­par­ta­men­to de Es­ta­do.

“Cu­ba con­ti­núa desem­pe­ñan­do un pa­pel des­es­ta­bi­li­za­dor en el he­mis­fe­rio oc­ci­den­tal, pro­por­cio­nan­do un pun­to de apo­yo co­mu­nis­ta en la re­gión y apo­yan­do a los ad­ver­sa­rios es­ta­dou­ni­den­ses en lu­ga­res co­mo Ve­ne­zue­la y Ni­ca­ra­gua al fo­men­tar la ines­ta­bi­li­dad, so­ca­var el es­ta­do de de­re­cho y su­pri­mir los pro­ce­sos de­mo­crá­ti­cos”, di­jo el se­cre­ta­rio del Te­so­ro de EE. UU., Ste­ven Mnu­chin, en un co­mu­ni­ca­do.

La prohi­bi­ción, que en­tra­rá en vi­gor hoy, no afec­ta los vue­los co­mer­cia­les en­tre EE. UU. y la is­la, dos ve­ci­nos que han vi­vi­do co­mo enemi­gos prác­ti­ca­men­te des­de el triunfo de la re­vo­lu­ción li­de­ra­da por Fi­del Cas­tro, en 1959. El ob­je­ti­vo es aca­bar con el tu­ris­mo que “ha ser­vi­do pa­ra lle­nar los bol­si­llos de mi­li­ta­res cu­ba­nos”.

A fi­nes de 2014 los en­ton­ces pre­si­den­tes Ba­rack Oba­ma y Raúl Cas­tro anun­cia­ron un acuer­do pa­ra nor­ma­li­zar las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les y en ese mar­co se pro­du­jo, en el 2016, la au­to­ri­za­ción de los cru­ce­ros a la is­la, aun­que sin des­man­te­lar el en­tra­ma­do de le­yes que sus­ten­tan el em­bar­go co­mer­cial es­ta­dou­ni­den­se.

An­tes de ga­nar las elecciones de 2016, Trump pro­me­tió aca­bar con el des­hie­lo y es­tá cum­plien­do su pro­me­sa. “Es­ta­mos muy con­ten­tos (con la prohi­bi­ción), es­to es por lo que he­mos lu­cha­do”, se­ña­ló Or­lan­do Gu­tié­rrez, del Di­rec­to­rio De­mo­crá­ti­co Cu­bano, quien con­si­de­ró “in­mo­ral” el tu­ris­mo a Cu­ba, por­que sir­ve “pa­ra lle­nar los bol­si­llos de los re­pre­so­res”.

Nor­we­gian Cruise Li­ne in­di­có a sus clien­tes a tra­vés de su web que es­tá “mo­ni­to­rean­do es­tre­cha­men­te” las nue­vas res­tric­cio­nes de via­jes y “cual­quier con­si­guien­te im­pac­to” en las lí­neas de cru­ce­ros a ese país.

Car­ni­val, la ma­yor em­pre­sa de cru­ce­ros del mun­do, y la Aso­cia­ción Internacio­nal de Lí­neas de Cru­ce­ros (CLIA, en in­glés), res­pon­die­ron al­go si­mi­lar.

EFE/ERNESTO MASTRASCUS­A

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.