EL APUNTE

ADN Cali - - LA VIDA -

● El con­su­mo igual o ma­yor a cua­tro ta­zas de ca­fé al día po­dría ge­ne­rar de­pen­den­cia a la ca­feí­na, cu­yos sín­to­mas y tra­ta­mien­to son si­mi­la­res a los de otras dro­gas, di­jo Jo­sé An­to­nio Ley­va, es­pe­cia­lis­ta en ser­vi­cios de apo­yo me­ta­bó­li­co y nu­tri­ción.

El es­pe­cia­lis­ta, in­te­gran­te del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad y Ser­vi­cios So­cia­les de los Tra­ba­ja­do­res del Es­ta­do (ISSS­TE), co­men­tó que la ca­feí­na pro­du­ce un es­tí­mu­lo de sa­tis­fac­ción y bie­nes­tar a ni­vel fí­si­co y ce­re­bral que, al ha­bi­tuar­se a él es “téc­ni­ca­men­te lo que cau­sa la de­pen­den­cia”.

Uno de los es­tí­mu­los de bie­nes­tar es la me­jor per- fu­sión de tejidos, a ni­vel car­dio­vas­cu­lar y mus­cu­lar, por ello “en la ma­ña­na cuan­do se es­tá ador­mi­la­do o can­sa­do, ese efec­to de la ca­feí­na va a ha­cer que te sien­tas me­jor”, se­ña­ló Ley­va, sin em­bar­go, los efec­tos que tie­ne la ca­feí­na en el or­ga­nis­mo son am­bi­va- ● UNA DO­SIS al­ta de ca­feí­na dia­ria es ma­yor a los 300 mi­li­gra­mos. “Sin dar­se cuen­ta, se po­dría con­su­mir más y no so­la­men­te la del ca­fé” sino tam­bién la que se en­cuen­tra en otros ali­men­tos co­mo re­fres­cos len­tes: tie­ne cer­ca de 90 com­po­nen­tes, fun­cio­na co­mo un fár­ma­co y pue­de com­por­tar­se co­mo dro­ga.

“Nos va a ha­cer sen­tir bien y va­mos a abu­sar de él”, apun­tó el mé­di­co, por lo que des­pués, al sus­pen­der o re­du­cir abrup­ta­men­te la in­ges­ta, se genera un light de co­la, que su­plen el azú­car por más ca­feí­na. Aun­que el ca­fé es se­gu­ro por de­ba­jo de dos a tres ta­zas diarias, de­pen­de del es­ta­do de sa­lud, edad y pe­so de la per­so­na la sus­cep­ti­bi­li­dad a efec­tos. sín­dro­me de abs­ti­nen­cia si­mi­lar al de otras dro­gas, el cual provoca sín­to­mas co­mo do­lor de ca­be­za, som­no­len­cia e in­tran­qui­li­dad.

El ex­per­to de­ta­lló que una per­so­na con de­pen­den­cia bus­ca una do­sis de ca­feí­na más al­ta pa­ra “sen­tir­se bien”, al igual que una dro­ga, pues su or­ga­nis­mo va desa­rro­llan­do la ca­pa­ci­dad de pro­ce­sar­la más rá­pi­do.

Ley­va agre­gó que no hay una co­rre­la­ción es­pe­cí­fi­ca en la can­ti­dad, pe­ro la ma­yo­ría de los es­tu­dios su­gie­ren que quie­nes con­su­men en­tre tres y cua­tro ta­zas, o más, de ca­fé al día son más vul­ne­ra­bles a desa­rro­llar de­pen­den­cia.

JUAN PA­BLO RUE­DA BUS­TA­MAN­TE/ADN

To­mar tres o cua­tro ta­zas al día es el con­su­mo re­co­men­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.