En la gi­ra de Re­si­den­te

CON­CIER­TO LA VOZ DE UN CLA­MOR PO­PU­LAR SE SU­BE AL ES­CE­NA­RIO.

ADN Cali - - PORTADA - Step­hany Echa­va­rría N.

● Re­né Pé­rez Jo­glar, más co­no­ci­do co­mo Re­si­den­te, se en­cuen­tra in­mer­so en su gi­ra por La­ti­noa­mé­ri­ca que lo lle­va­rá el 23 y 24 de no­viem­bre a Bo­go­tá y Ca­li, res­pec­ti­va­men­te.

“Es­ta gi­ra es una te­ra­pia psi­quiá­tri­ca y emo­cio­nal, un ri­tual don­de la gen­te va a le­vi­tar sin ne­ce­si­dad de pas­ti­llas, di­rec­to con pa­la­bras”, di­ce ca­si a mo­do de ri­ma el mú­si­co bo­ri­cua.

Con 37 años, Re­si­den­te ha de­ja­do cla­ro que di­ce lo que pien­sa y que lo ha­ce por me­dio de la mú­si­ca, esa que le ha ser­vi­do de bas­tión pa­ra ca­lar men­sa­jes en la me­mo­ria de quien la es­cu­cha e in­co­mo­dar a di­ri­gen­tes, per­so­na­li­da­des y una so­cie­dad a la que con­si­de­ra “anes­te­sia­da”.

Re­né le dio 13 años atrás vi­da a Ca­lle 13, la agru­pa­ción que for­mó jun­to a su her­ma­na Ileana y su her­mano adop­ti­vo Eduar­do Ca­bra (Vi­si­tan­te). Y aun­que en ju­lio del 2015, Ca­lle 13 anun­ció que se to­ma­ría un des­can­so, la co­rrien­te que em­pe­za­ron si­gue vi­gen­te. Con sen­ci­llos co­mo Atré­ve­te-te-te, que cam­bió el pa­ra­dig­ma del re­gue­tón, o Que­ri­do FBI; Ca­lle 13 su­po pro­vo­car im­pac­to me­diá­ti­co y ga­nar­se adep­tos en dis­tin­tas par­tes del mun­do que se iden­ti­fi­ca­ban con sus so­ni­dos con­tes­ta­ta­rios y pe­ga­jo­sos.

Aho­ra, Re­né si­gue can­tan­do y gi­ran­do ba­jo el se­llo de Re­si­den­te con el que lan­zó el año pa­sa­do su pri­mer ál­bum so­lis­ta, ‘Re­si­den­te’, ins­pi­ra­do en los re­sul­ta­dos del aná­li­sis que se reali­zó de su ADN pa­ra sa­ber quie­nes eran sus an­ces­tros. Re­sul­tó ser un ciu­da­dano del mun­do: afri­cano, eu­ro­peo, asiá­ti­co, orien­tal y na­ti­vo es­ta­dou­ni­den­se. “Ese dis­co fue pro­duc­to de los via­jes que hi­ce, don­de tra­ba­jé nue­vos so­ni­dos y le­tras, me me­tí a lo os­cu­ro, a fronteras en ten­sión y si­tios en­con­tra­dos, por­que esa era la ca­ra

que me in­tere­sa­ba mos­trar”, ex­pli­ca Re­né so­bre su re­cien­te ex­pe­rien­cia mu­si­cal que sue­na a rap, sal­sa, klez­mer, can­tos de los na­ti­vos es­ta­dou­ni­den­ses, hard rock y gi­ga ir­lan­de­sa.

Aquí, Re­né le su­mó a su

fa­ce­ta de can­tan­te y pro­duc­tor, la de di­rec­tor: es el ar­tí­fi­ce de los vi­deos de las can­cio­nes y del do­cu­men­tal ho­mó­ni­mo en el que des­cri­be su in­fan­cia, su lu­cha con su tras­torno por dé­fi­cit de aten­ción con hi­per­ac­ti­vi­dad, su as­cen­so con Ca­lle 13 y por­qué de­ci­dió de­jar el gru­po pa­ra bus­car una ca­rre­ra en so­li­ta­rio. “So­mos mi­cros­có­pi­ca­men­te in­vi­si­bles en re­la­ción a la his­to­ria del tiem­po, pe­ro for­ma­mos par­te de un mis­mo ma­pa, de un gran mo­men­to. Y den­tro de los gran­des mo­men­tos, to­dos so­mos igual de pe­que­ños”, ma­ni­fies­ta.

Aho­ra, sus más re­cien­tes sen­ci­llos, Se­xo y Rap bru­to, se man­tie­nen en ex­tre­mos que equi­li­bran la ba­lan­za. “Mi mú­si­ca siem­pre la he he­cho pen­san­do en lo que me gus­ta, en lo que me lle­na. Hay te­mas que me mue­ven des­de lo pro­fun­do, co­mo cuan­do hi­ce La­ti­noa­mé­ri­ca, y otros que me mue­ven des­de otro lu­gar, en­ton­ces sa­len te­mas co­mo Se­xo”, sen­ten­cia el mú­si­co y ase­gu­ra que lo que no va­ría es que siem­pre di­ce lo que sien­te: “Si quie­ro dar un men­sa­je de al­gún ti­po, pues lo di­go con mú­si­ca”.

Al mar­gen de po­lé­mi­cas, aho­ra Re­si­den­te si­gue ro­dan­do con una gi­ra con un mon­ta­je que pro­me­te rom­per es­que­mas y ha­cer que el que va­ya ago­te to­da su ener­gía.

“La ban­da es una ban­da que vie­ne de di­fe­ren­tes par­tes del mun­do y por eso cuan­do se mez­clan ca­da uno de los mú­si­cos ocu­rre al­go es­pe­cial en ta­ri­ma y la ener­gía no se de­tie­ne nun­ca. Aquí no va a ser la ex­cep­ción”, co­men­ta el ar­tis­ta bo­ri­cua al tiem­po que pro­me­te se­guir sien­do “un pun­to apar­te” den­tro de to­da la in­dus­tria mu­si­cal ac­tual.

“Es­ta­mos en una épo­ca bien ex­tra­ña en don­de el que tie­ne más se­gui­do­res por Ins­ta­gram es más re­le­van­te que el que ni tie­ne cuen­ta”. RE­SI­DEN­TE AR­TIS­TA BO­RI­CUA

SONY MUSIC EN­TER­TAIN­MENT

En el 2015, Re­si­den­te ini­ció co­mo so­lis­ta di­fe­ren­cián­do­se de Ca­lle 13 con la ex­plo­ra­ción de sus raí­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.