A $3.500

ADN Cali - - ACTUALIDAD - Fa­ce­book.com/gus­ta­voa­gar­dea­za­bal/

Que el dó­lar ha­ya que­da­do a $3.500 no pa­re­ce preo­cu­par a la Jun­ta Di­rec­ti­va del Ban­co de la Re­pú­bli­ca, que diz­que ma­ne­ja con sus de­ter­mi­na­cio­nes y ta­sas la in­fla­ción, ni mu­cho me­nos al co­lom­biano del co­mún, que cree que co­mo no via­ja al ex­te­rior ni com­pra au­to­mó­vil ca­da dos años, no lo va a per­ju­di­car. Eco­no­mis­tas y pe­rio­dis­tas que ma­ne­jan esa ór­bi­ta, tam­po­co han es­can­da­li­za­do a los de­más que sí sien­ten en sus bol­si­llos y cos­tum­bres el al­za del dó­lar pa­ra no crear pá­ni­co eco­nó­mi­co ni me­ter­se en ca­mi­sa de on­ce va­ras an­te los sa­bios que des­de la Ca­sa de Na­ri­ño ma­ne­jan la eco­no­mía.

Pe­ro el dó­lar a $3.500 lo va­mos a sen­tir to­dos y aun­que el doc­tor Echa­va­rría del Ban­co de la Re­pú­bli­ca no lo ad­mi­ta ni al Mi­nCa­rras­qui­lla lo per­tur­be, el efec­to in­fla­cio­na­rio va a ser gran­de. Y lo se­rá por­que Co­lom­bia im­por­ta ca­si el 75% de lo que co­me y lo pa­ga en dó­la­res. Frí­jo­les, len­te­jas y al­ver­jas, en su ma­yo­ría vie­nen del ex­tran­je­ro. Tal vez el arroz, que se cul­ti­va con cre­ces en Co­lom­bia y los plá­ta­nos (aun­que al­gu­nos vie­nen ya de Ecua­dor) y la le­che no que­den ba­jo la nor­ma del dó­lar a $3.500.

Pe­ro Has­ta los ajos y la ce­bo­lla ca­be­zo­na la trae­mos al igual que el maíz y el tri­go.

Si de ver­dad el Ban­co nos sal­va­guar­da de la in­fla­ción, mu­chos pen­sa­ría­mos que el mer­ca­do del dó­lar de­be­ría ser in­ter­ve­ni­do y que el Emi­sor, que guar­da mi­les y mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en sus ar­cas y en ban­cos de ex­tran­je­ro, po­dría ven­der al­gu­nos pa­ra ba­jar­lo. Pe­ro co­mo los sa­bios son ellos y los que nos jo­de­mos so­mos no­so­tros, alís­té­mo­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.