De lo que na­die ha­bla: la tra­ta de per­so­nas in­ter­na

EL DE­LI­TO SU­CE­DE DEN­TRO DEL PAÍS. LA DE­SIGUAL­DAD Y LA GUE­RRA SON DE­TO­NAN­TES.

ADN Cali - - ACTUALIDAD - LAU­RA ANDREA TO­RRES

Cuan­do se ha­bla de tra­ta con fi­nes de explotació­n se­xual, se sue­le creer que es un de­li­to que úni­ca­men­te in­vo­lu­cra el trá­fi­co de per­so­nas de un país a otro. Y pe­se a que sí hay ci­fras alar­man­tes so­bre es­te pro­ble­ma, la tra­ta in­ter­na tam­bién exis­te, aun­que po­co se ha­ble de ella.

El de­li­to es más co­mún de lo que pa­re­ce, má­xi­me en un país cu­yas con­di­cio­nes so­cia­les, eco­nó­mi­cas y cul­tu­ra­les dejan en una si­tua­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad a mi­les de per­so­nas.

La de­sigual­dad y la fal­ta de opor­tu­ni­da­des son fac­to­res que fa­ci­li­tan la tra­ta y la explotació­n se­xual. Al me­nos en eso coin­ci­den va­rios ex­per­tos. Su­ma­do a es­to, con­si­de­ran que una cul­tu­ra ma­chis­ta que ve a las mu­je­res co­mo mer­can­cía tam­bién es un ele­men­to de­to­nan­te.

El con­flic­to ar­ma­do ha obli­ga­do a mi­les de per­so­nas a de­jar sus te­rri­to­rios y a mi­grar a las ur­bes. An­te la fal­ta de apo­yo en las ciu­da­des, con­se­guir opor­tu­ni­da­des es una tra­ve­sía que lle­va a mu­chas mu­je­res a ser víc­ti­mas de explotació­n se­xual.

“No hay vo­lun­ta­rie­dad de nin­gu­na cla­se. Por­que el fac­tor prin­ci­pal que hi­zo que lle­ga­ran a las gran­des ciu­da­des fue la gue­rra que se vi­ve en Co­lom­bia. Ellas nun­ca se des­pla­za­ron de su te­rri­to­rio vo­lun­ta­ria­men­te. Y cuan­do no hay una mi­gra­ción vo­lun­ta­ria es­to de­be mi­rar­se co­mo tra­ta de per­so­nas con fi­nes de explotació­n se­xual” ma­ni­fies­ta una mu­jer miem­bro de la Red PE­TRA Mu­je­res Va­lien­tes.

En el país, An­tio­quia es el de­par­ta­men­to de ori­gen que más ha re­por­ta­do víc­ti­mas los úl­ti­mos tres años, se­gún ci­fras del Ob­ser­va­to­rio Na­cio­nal de Tra­ta de Per­so­nas del Mi­nis­te­rio del In­te­rior.

En Bu­ca­ra­man­ga y San­tan­der se han de­nun­cia­do en los dos úl­ti­mos años, 13 ca­sos de tra­ta de per­so­nas, la ma­yo­ría con fi­nes de explotació­n se­xual. En el 2017, An­tio­quia re­gis­tró 6, en el 2018, 13 y 3 en el 2019. Bogotá re­por­tó 18 ca­sos y Caldas un to­tal de 7 des­de el 2015. Pe­se a que hay da­tos ofi­cia­les, no hay ci­fras cla­ras so­bre el nú­me­ro de víc­ti­mas de tra­ta in­ter­na y ex­ter­na. Pue­den ser más de las re­gis­tra­das.

Otro he­cho que ha lla­ma­do la aten­ción es la ocu­rren­cia del de­li­to en co­rre­do­res via­les en el país. De acuer­do con el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, se han adelantado in­da­ga­cio­nes al res­pec­to, pues se­gún la en­ti­dad, hay ver­sio­nes de que es­tos han si­do es­ce­na­rios pa­ra la explotació­n se­xual de ni­ñas, ni­ños y ado­les­cen­tes.

Por ello el en­te de con­trol ha ins­ta­do a las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les y de­par­ta­men­ta­les, así co­mo a los Mi­nis­te­rios de Co­mer­cio, In­dus­tria y Tu­ris­mo, y de Transporte, e in­clu­so, a los gre­mios del sec­tor de tu­ris­mo, car­ga, y transporte in­ter­mu­ni­ci­pal, pa­ra pre­ve­nir y lu­char con­tra de es­te de­li­to.

/IS­TOCK

Las ci­fras en Co­lom­bia no coin­ci­den; va­rían por re­gión y año. Así, es pro­ba­ble que el nú­me­ro de víc­ti­mas sea ma­yor a las re­gis­tra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.