¡SOS Aus­tra­lia!

ADN Cali - - VIDA - Ga­briel Jaime Ri­co B. @RICOGa­briel *PHD en Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les ga­briel­jai­me­ri­[email protected]

¿Qué ha­cer pa­ra que los hu­ma­nos en­ten­da­mos que es­ta­mos aca­ban­do con nues­tro pla­ne­ta? Al­gu­nos nie­gan el cam­bio cli­má­ti­co, pe­ro no se pue­de ne­gar el fue­go de Aus­tra­lia.

Es­te in­cen­dio, ame­na­za la su­per­fi­cie de ese país que es de 7.692.024 km . Por su ta­ma­ño es el sex­to país más gran­de del mun­do y tam­bién es el sex­to en mag­ni­tud de su­per­fi­cie fo­res­tal. Su ri­que­za ve­ge­tal es úni­ca. Los ár­bo­les de Aus­tra­lia son tan especiales co­mo su va­rie­dad y ra­re­za. Hay más de 900 es­pe­cies de eu­ca­lip­tos per­fu­ma­dos de gran va­rie­dad de acei­tes, ri­cos al ol­fa­to del hom­bre, pe­ro ace­le­ran­tes in­fla­ma­bles pa­ra la combustión de los in­cen­dios. De su fau­na so­bre­sa­len 60 ti­pos di­fe­ren­tes de can­gu­ros. La gran cor­di­lle­ra di­vi­so­ria, ha ayu­da­do a crear las cria­tu­ras mas ex­tra­ñas de Aus­tra­lia: el or­ni­to­rrin­co y los equid­nas, es­tas dos es­pe­cies son los úni­cos ma­mí­fe­ros oví­pa­ros del pla­ne­ta. El da­ño es in­men­so, ca­si irreparabl­e. Los ex­per­tos de la Uni­ver­si­dad de Sídney con­si­de­ran que en la ca­la­mi­dad han des­apa­re­ci­do mil mi­llo­nes de ani­ma­les, en­tre ma­mí­fe­ros, aves y rep­ti­les.

Es­te fue­go au­men­ta los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro en la at­mós­fe­ra. Se­gún Green­pea­ce, “los in­cen­dios fo­res­ta­les en Aus­tra­lia ya han li­be­ra­do la mi­tad de la can­ti­dad de CO2 que el con­ti­nen­te pro­du­ci­ría nor­mal­men­te du­ran­te un año”.

Los se­res hu­ma­nos no en­ten­de­mos que, “no so­lo se que­man Ocea­nía, Afri­ca o la Ama­zo­nía, es el mun­do el que es­tá en lla­mas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.