Des­pe­di­da a ícono el fol­clor Pa­cí­fi­co

LE­GA­DO DE LA MAES­TRA, QUE TRA­BA­JÓ POR LAS DAN­ZAS Y EL FOL­CLOR PA­CÍ­FI­CO

ADN Cali - - PORTADA -

Con arru­llos y can­tos tra­di­cio­na­les del li­to­ral, co­lec­ti­vos cul­tu­ra­les unie­ron sus vo­ces pa­ra ren­dir­le un ho­me­na­je a Oli­va Rias­cos Cue­ro, maes­tra en dan­za e ícono del fol­clor del Pa­ci­fi­co co­lom­biano, que fa­lle­ció el mar­tes y ayer era ve­la­da en el Cen­tro Cul­tu­ral de Cali.

Una de las per­so­nas que más sien­ten su par­ti­da es el maes­tro en dan­zas Yen­ner So­lón Oban­do Rias­cos, quien en tras la muer­te de Sa­muel Cai­ce­do (‘Sa­mue­li­to’), fue la pa­re­ja de bai­le de la maes­tra y co­pro­ta­go­nis­ta de va­rios de sus pro­yec­tos.

“Era mi pa­re­ja de bai­le, mi guía, mi maes­tra, mi ma­dre... lo era to­do”, ase­gu­ra Yen­ner So­lón.

“El pa­re­jo de to­da su vi­da era Sa­muel Cai­ce­do y cuan­do él fa­lle­ce ella que­da prác­ti­ca­men­te so­la. Aun­que ‘Sa­mue­li­to’ an­tes de mo­rir ve­nía pre­sen­tan­do unos epi­so­dios que ve­nían afec­tan­do su con­di­ción de vi­da, ahí em­pe­cé yo a apa­re­cer co­mo pa­re­jo de mi tía, in­clu­so, en la úl­ti­ma pre­sen­ta­ción que fue pa­ra la pro­mo­ción del Fes­ti­val Pe­tro­nio Ál­va­rez con el es­pec­tácu­lo ‘Bam­ba­zú’”, agre­ga el maes­tro en dan­zas.

El tra­ba­jo de Oli­va Ar­bo­le­da por la cul­tu­ra y el fol­clor era tan im­por­tan­te, que lo­gra­ba co­nec­tar a diferentes ge­ne­ra­cio­nes de ar­tis­tas, co­mo Ale­jan­dro Rias­cos Cas­ti­llo, director de la agru­pa­ción Yem­be­ma y tam­bién so­brino de la fa­lle­ci­da maes­tra.

“Re­cuer­do a Oli­va co­mo al­guien que tra­ba­jo y lu­chó por­que nues­tra cul­tu­ra y sa­bo­res no se per­die­ran, siem­pre des­de lo tra­di­cio­nal. En vi­da apo­yó mu­cho la mú­si­ca del Pa­cí­fi­co

des­de don­de po­día”, des­ta­ca Ale­jan­dro.

Re­cuer­da el jo­ven ar­tis­ta, que su tía era muy ac­ti­va en lo re­fe­ren­te al fol­clor Pa­cí­fi­co, tan­to que la in­clu­yó en una canción lla­ma­da ‘Ho­me­na­je a la ma­rim­ba’, con la que el gru­po

Yem­be­ma lo­gró el se­gun­do lu­gar en el Fes­ti­val Pe­tro­nio Ál­va­rez, en la ca­te­go­ría Ver­sión Li­bre, en el año 2014. Con Oli­va Ar­bo­le­da tam­bién ga­na­ron en el en En­cuen­tro de Uni­ver­si­da­des, al que fue­ron en re­pre­sen­ta­ción de la Uni­ver­si­dad

Li­bre.

“El úl­ti­mo tra­ba­jo que hi­ci­mos jun­tos fue con la OIM (Or­ga­ni­za­ción In­te­gral pa­ra las Mi­gra­cio­nes) en Llano Ver­de, en un pro­yec­to que con­sis­tía en sa­car a ni­ños y jó­ve­nes del ocio”, re­cuer­da Ale­jan­dro, her­mano de En­ri­que Rias­cos, mú­si­co que to­ca la ma­rim­ba en el gru­po Herencia de Tim­bi­quí.

El le­ga­do

Yen­ner So­lón Rias­cos sien­te una gran responsabi­lidad por con­ti­nuar con el le­ga­do de la maes­tra Oli­va, por eso con­si­de­ra que tie­ne “que to­car con guan­tes de se­da to­do lo re­fe­ren­te a la tra­di­ción”. “No pue­do ven­der el al­ma al dia­blo por la plu­ma, la len­te­jue­la, el bri­llo, ni el fa­ci­lis­mo, sino por lo que en reali­dad es­tá re­pre­sen­tan­do una co­mu­ni­dad del Pa­cí­fi­co”, agre­ga Yen­ner So­lón.

Pa­ra el se­cre­ta­rio de Cul­tu­ra de Cali, Jo­sé Dar­win Le­nis, Oli­va Ar­bo­le­da de­ja un le­ga­do ejem­pla­ri­zan­te en el fol­clor y la cul­tu­ra de la dan­za. “Real­men­te nos ha de­ja­do una im­pron­ta en el al­ma, en el co­ra­zón, tam­bién en el sa­ber y las tra­di­cio­nes. Lo que ha de­ja­do es un pun­to muy al­to de memoria cul­tu­ral y pa­tri­mo­nial”, des­ta­ca el fun­cio­na­rio.

AY­MER JR.

La maes­tra Oli­va Ar­bo­le­da, jun­to a s so­brino y pa­re­ja de bai­le, Yen­ner So­lón Oban­do Rias­cos, con quien es­tu­vo en va­rios pro­yec­tos.

SAN­TIA­GO SALDARRIAG­A.

Ayer, la maes­tra era ve­la­da por fa­mi­lia­res y ami­gos, en el Cen­tro Cul­tu­ral de Cali.

GI­NA EU­GE­NIA MO­RENO BRA­VO

La maes­tra se ca­rac­te­ri­za­ba por su ale­gría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.