‘Vue­lo’ de 7 mi­nu­tos le dio co­ra­zón a Án­gel

GUAR­DAS CO­NO­CIE­RON AL PA­CIEN­TE AL QUE AYU­DA­RON A SAL­VAR.

ADN Cali - - ACTUALIDAD -

A las 6:30 p.m. del pa­sa­do jue­ves, en una ne­ve­ra her­mé­ti­ca­men­te ce­rra­da, lle­gó al ae­ro­puer­to Al­fon­so Bo­ni­lla Ara­gón, de Pal­mi­ra, el co­ra­zón que aho­ra la­te en el pe­cho de Án­gel, un hom­bre de 38 años, quien tie­ne una nue­va opor­tu­ni­dad de vi­vir.

La ne­ve­ra fue sa­ca­da con cui­da­do, pe­ro con ra­pi­dez del avión pro­ce­den­te de Me­de­llín y en­tre­ga­da al mé­di­co Cé­sar Tejada, coor­di­na­dor de tras­plan­tes de la clí­ni­ca neu­ro­car­dio­vas­cu­lar Di­me, en Ca­li. Ape­nas se ce­rró la puer­ta de la am­bu­lan­cia arran­có un ope­ra­ti­vo di­se­ña­do por la Se­cre­ta­ría de Mo­vi­li­dad de Ca­li y eje­cu­ta­do por cinco agen­tes de trán­si­to. El ob­je­ti­vo era lle­gar a la se­de nor­te de Di­me en el me­nor tiem­po po­si­ble.

Mien­tras los agen­tes de trán­si­to le abrían pa­so a la am­bu­lan­cia por una ru­ta pre­via­men­te de­fi­ni­da -ob­via­men­te, la más cor­ta- pe­ro en­tre el caó­ti­co trá­fi­co de la ho­ra pi­co, Án­gel es­pe­ra­ba en un qui­ró­fano, con el pe­cho abier­to, el ór­gano que le do­nó un hom­bre más jo­ven que él y que fa­lle­ció en un ac­ci­den­te de trán­si­to.

Desde que par­tió la am­bu­lan­cia has­ta que lle­gó a la clí­ni­ca, pa­sa­ron ¡sie­te mi­nu­tos!, Sie­te mi­nu­tos que ha­rán una di­fe­ren­cia en la vi­da de Án­gel. Ese tra­yec­to to­ma unos 25 mi­nu­tos.

Ayer, las di­rec­ti­vas de la clí­ni­ca les rin­die­ron un ho­me­na­je a los agen­tes de trán­si­to, tras el cual ven­dría el mo­men­to es­pe­ra­do: co­no­cer a Án­gel, quien es­tá en una Uni­dad de Cui­da­dos In­ten­si­vos (UCI).

Al lle­gar a la UCI, uno de los agen­tes se que­dó de­te­ni­do, mi­rán­do­lo fi­ja­men­te, mien­tras los mé­di­cos les ex­pli­ca­ban a to­dos en qué con­sis­te el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción del pa­cien­te. Án­gel es­ta­ba sen­ta­do en una si­lla ha­cien­do ejer­ci­cios en com­pa­ñía de un fi­sio­te­ra­peu­ta.

Ini­cial­men­te, los agen­tes vie­ron al hom­bre que ayu­da­ron a sal­var con una puer­ta de vi­drio de por me­dio. Pe­ro Án­gel le di­jo al fi­sio­te­ra­peu­ta que que­ría agra­de­cer­les a los agen­tes y es­te le co­mu­ni­có ese de­seo a un mé­di­co. De­ci­die­ron abrir la puer­ta, por unos se­gun­dos, y Án­gel, con mu­cho es­fuer­zo, se pu­so de pie.

“Quie­ro agra­de­cer­les por lo que hi­cie­ron el jue­ves, pa­ra que es­te co­ra­zón lle­ga­ra y tu­vie­ra una nue­va vi­da. Que Dios los ben­di­ga y si­gan ha­cien­do es­to, lo bueno en es­ta ciu­dad”, les di­jo Án­gel a sus cinco án­ge­les.

‘QUIE­RO AGRA­DE­CER­LES POR LO QUE HI­CIE­RON, PA­RA QUE ES­TE CO­RA­ZÓN LLE­GA­RA’.

Án­gel

Pa­cien­te

FOTO: AL­CAL­DÍA DE CA­LI

Las di­rec­ti­vas de la clí­ni­ca Di­me ho­me­na­jea­ron a los agen­tes de trán­si­to por la la­bor hu­ma­ni­ta­ria que hi­cie­ron al traer el co­ra­zón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.