Al fin, adiós al as­bes­to

Des­de 2023 que­da prohi­bi­do uso de la fi­bra en el país. Ha­brá san­ción penal

ADN Medellin - - ACTUALIDAD - Con in­for­ma­ción de EFE

● Cin­co años o más du­ró ba­ta­lla pa­ra que se prohi­bie­ra el as­bes­to en Co­lom­bia y pro­te­ger la sa­lud de los ciu­da­da­nos. El Se­na­do lo apro­bó ayer.

Y ten­drán que es­pe­rar otros 5 pa­ra que las in­dus­trias que usan y pro­du­cen ese mi­ne­ral can­ce­rí­geno adop­ten me­di­das lim­pias.

La ley ‘Ana Ce­ci­lia Ni­ño’, que mu­rió a sus 42 años tras una lar­ga y do­lo­ro­sa ba­ta­lla con­tra el cán­cer, es­ti­pu­la que el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de­be desa­rro­llar un plan de adap­ta­ción la­bo­ral pa­ra los tra­ba­ja­do­res que hoy se desem­pe­ñan en esas in­dus­trias.

La nor­ma, que aho­ra de­be pa­sar a vo­ta­ción en la Cá­ma­ra, con­tem­pla san­cio­nes de 100 has­ta 5.000 sa­la­rios mí­ni­mos por el uso de as­bes­to ade­más de san­cio­nes de ca­rác­ter penal y ad­mi­nis­tra­ti­vas.

En mar­zo pa­sa­do, en ple­na dis­cu­sión de la nor­ma, la ONG Green­pea­ce pi­dió que se apro­ba­ra la prohi­bi­ción y di­jo que Co­lom­bia es el sex­to pro­duc­tor de as­bes­to, que es­te mi­ne­ral au­men­ta la op­ción de su­frir cán­cer de pul­món, hí­ga­do, la­rin­ge y gas­tro­in­tes­ti­nal, y que sus efec­tos pue­den per­du­rar en el cuer­po en­tre 20 y 30 años, pues no hay tra­ta­mien­to efec­ti­vo.

De su par­te el Ins­ti­tu­to de Me­di­ci­na Le­gal do­cu­men­tó an­te el Se­na­do que el uso ex­ten­di­do de as­bes- to “ma­xi­mi­za los ries­gos aso­cia­dos a la ex­po­si­ción a esa sus­tan­cia” y ex­pli­có que la evi­den­cia mun­dial com­pi­la­da y ana­li­za­da por la Agen­cia In­ter­na­cio­nal pa­ra la In­ves­ti­ga­ción del Cán­cer (IARC, por sus si­gla en in­glés) con­fir­ma que to­das las for­mas de as­bes­to pro­du­cen cán­cer.

La do­cu­men­ta­ción evi­den­cia la cau­sa­li­dad en­tre as­bes­to y cán­ce­res de me­so­te­lio­ma pleu­ral y pe­ri- to­neal, de pul­món, de la­rin­ge y de ova­rio y tam­bién, aun­que li­mi­ta­da, pa­ra los de es­tó­ma­go, co­lon y rec­to y fa­rin­ge.

Un via­je­ro si­len­cio­so

Se­gún Me­di­ci­na Le­gal, el as­bes­to es al­ta­men­te re­sis­ten­te se usa en ais­la­mien­to de cons­truc­cio­nes (te­jas, tu­be­rías de agua, man­tas in­com­bus­ti­bles), en en­va­ses mé­di­cos, re­ves­ti­mien­to de em­bra­gues y fre­nos, jun­tas y amor­ti­gua- do­res en vehícu­los.

“Pue­de ser in­ha­la­do por per­so­nas que in­clu­so es­tén ale­ja­das de pro­duc­tos con ese ma­te­rial, pues se des­pla­za fá­cil en el ai­re,

La OMS di­ce que la ex­po­si­ción la­bo­ral cau­sa más de 107.000 muer­tes al año por cán­cer de pul­món re­la­cio­na­do con as­bes­to, me­so­te­lio­ma (tu­mor en el te­ji­do que re­cu­bre pul­mo­nes, es­tó­ma­go, co­ra­zón y otros ór­ga­nos) y as­bes­to­sis

JUAN DIE­GO BUITRAGO Y MAU­RI­CIO MO­RENO/ AR­CHI­VO ADN

OMS di­jo en fe­bre­ro que 125 mi­llo­nes de per­so­nas es­tán ex­pues­tas a as­bes­to en sus tra­ba­jos y que en to­das sus for­mas es can­ce­rí­geno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.