Pri­mer ho­gar

¡Una me­sa pa­ra dos!

Aló Novias - - Contents - FO­TO Die­go San­ta­cruz PRO­DUC­CIÓN Lau­ra Mo­reno

La lis­ta de no­vios es la opor­tu­ni­dad per­fec­ta pa­ra terminar de or­ga­ni­zar tu nue­vo ho­gar. Pa­ra em­pe­zar, pien­sa en aque­llos es­pa­cios que siem­pre com­par­ti­rás con tu es­po­so, co­mo es­ta me­sa dis­pues­ta con los 10 pre­sen­tes más be­llos y ver­sá­ti­les, per­fec­tos pa­ra com­par­tir ‘a man­te­les’.

Te­ne­mos el de­cá­lo­go que no pue­de fal­tar en tu lis­ta de bo­das, se­gún He­le­na de Ca­ba­lle­ro, una de las me­jo­res de­co­ra­do­ras del país, quien asegura que “la cla­ve no es­tá en pe­dir lo que quie­res, sino lo que real­men­te ne­ce­si­tas, y que cuan­do ela­bo­ras la lis­ta de bo­das, el cie­lo es el lí­mi­te”. Y es que una vez te ca­sas, tu co­ci­na y tu me­sa siem­pre se­rán pa­ra dos, co­mo mí­ni­mo. Así ha­yan pre­pa­ra­do jun­tos an­tes la co­mi­da o si em­pie­zan la aven­tu­ra de ce­ro, la lis­ta de bo­das es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra sur­tir­te de to­das las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias.

Se­gún He­le­na Ca­ba­lle­ro, pin­to­ra, de­co­ra­do­ra y due­ña del al­ma­cén que lle­va su nom­bre, “el ma­tri­mo­nio es úni­co en ex­pec­ta­ti­vas, ma­gia y tam­bién es el mo­men­to ideal en el que pue­des ad­qui­rir pie­zas ma­ra­vi­llo­sas que ha­rán de tu ho­gar un lu­gar es­pe­cial y con un to­que úni- co”. Al ela­bo­rar la lis­ta de re­ga­los, “los no­vios de­ben te­ner cla­ro có­mo quie­ren vi­vir, si son clá­si­cos, mo­der­nos, có­mo po­nen la me­sa cuan­do es­tán so­lo los dos, y par­tir de eso pa­ra ela­bo­rar una lis­ta de re­ga­los que ten­ga im­plí­ci­to el ADN de la pa­re­ja”, asegura.

Re­cuer­da que más va­len po­cas co­sas ma­ra­vi­llo­sas que un mon­tón de co­sas que po­si­ble­men­te vas a que­rer re­em­pla­zar. ¿Con cuán­to tiem­po de an­te­la­ción se de­be ha­cer la lis­ta? Lo ideal es ha­cer­la seis me­ses an­tes del ma­tri­mo­nio, ya que en los sho­wers pue­des ir ad­qui­rien­do pie­zas más pe­que­ñas y de me­nor va­lor. O, por ejem­plo, en la ho­ra del té, ca­da per­so­na re­ga­la una ta­za o en­tre va­rias la te­te­ra, y así vas lo­gran­do tu ca­sa ideal. “En mi ex­pe­rien­cia, el error más gran­de es ha­cer lis­tas en de­ma­sia­dos si­tios, ya que así es más di­fí­cil que te re­ga­len la va­ji­lla com­ple­ta, los cu­bier­tos com­ple­tos y la cris­ta­le­ría com­ple­ta”, pun­tua­li­za He­le­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.