Septiembre: un mes pal­pi­tan­te

Alo (Colombia) - - Editorial - San­dra Pao­la Real M. san­rea@el­tiem­po.com @ san­dra­pao­la­real

Las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res per- ma­ne­cen co­mo la prin­ci­pal cau­sa de muer­te en Co­lom­bia y en el mun­do. Es­te 29 de sep- tiem­bre se ce­le­bra el Día Mun­dial del Co- ra­zón, una fe­cha pa­ra re­cor­dar que bue­na par­te de las do­len­cias car­día­cas son pre­ve- ni­bles lle­van­do un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble.

A pe­sar de la in­fi­ni­dad de cam­pa­ñas de con­cien­ti­za­ción pa­ra pro­mo­ver el ejer­ci­cio, una die­ta ba­lan­cea­da y una vi­da sin ta­ba­co, que son las cla­ves de la pre­ven­ción de las en­fer­me­da­des del co­ra­zón, las ci­fras co- rres­pon­dien­tes son al­tas: en el país mue- ren a dia­rio al­re­de­dor de 150 per­so­nas por in­far­tos, pues son mu­chas las que no cui­dan su ten­sión ar­te­rial, tie­nen el co­les­te­rol al­to, una vi­da se­den­ta­ria, obe­si­dad o in­clu­so no ma­ne­jan ade­cua­da­men­te los al­tos ni­ve­les de es­trés.

Es­te úl­ti­mo es uno de los in­con­ve­nien­tes a los que nos ve­mos en­fren­ta­das las mu­je­res mul­ti­ta­rea, a las que siem­pre nos fal­ta tiem- po y nos cues­ta ma­ne­jar las emo­cio­nes; sin em­bar­go, es in­dis­pen­sa­ble pro­cu­rar la cal- ma y re­du­cir esos epi­so­dios que tan­to ma- les­tar y an­sie­dad pro­vo­can.

He es­ta­do le­yen­do so­bre una fi­lo­so­fía mi- le­na­ria que los ja­po­ne­ses lla­man wa­bi sa­bi o el dis­fru­te de las co­sas im­per­fec­tas en cual­quier con­tex­to de la vi­da: el cuer­po, la pa­re­ja, los ami­gos, la sa­lud, el tra­ba­jo... Su fi- lo­so­fía la re­su­mió el mon­je bu­dis­ta Dai­setz T. Su­zu­ki, uno de sus im­pul­so­res, en es­te pro­ver­bio: "Na­da es per­fec­to, na­da es per- ma­nen­te y na­da es­tá com­ple­to". Él plan­tea acep­tar la de­ca­den­cia co­mo par­te na­tu­ral del ci­clo de la vi­da y bus­car la be­lle­za que bro­ta en ese des­gas­te, y es­to ha­ce re­fe­ren- cia a to­dos los in­con­ve­nien­tes que se nos pre­sen­tan to­dos los días, pues al mi­rar la vi­da de es­ta for­ma po­de­mos so­bre­lle­var el día a día de ma­ne­ra más tran­qui­la.

Com­pren­der es­te con­cep­to pue­de cam­biar nues­tra per­cep­ción del mun­do al per­mi­tir­nos en­con­trar la be­lle­za en esa pe­lea que tu­vi- mos con nues­tra pa­re­ja en la ma­ña­na, en las man­chas de la piel que apa­re­cen por la edad o en la im­per­fec­ción de nues­tra per­so­na­li- dad. Po­dría­mos de­cir que eres una per­so- na wa­bi sa­bi cuan­do acep­tas la sen­ci­llez, tu im­per­fec­ción y la de la vi­da mis­ma. Cuan­do apre­cias los ins­tan­tes de ca­da día, vi­ves ple- na­men­te y te co­nec­tas con la na­tu­ra­le­za y con la gen­te que te ro­dea, de ma­ne­ra cons- cien­te y gen­til. Si­guien­do es­ta fi­lo­so­fía de vi­da e in­ten­tan­do lle­var una ali­men­ta­ción un po­co más sa­na, co­mien­do más fru­tas y ver- du­ras, pro­teí­nas y car­bohi­dra­tos com­ple­jos, sa­lien­do a co­rrer o sen­ci­lla­men­te a ca­mi­nar, al me­nos 30 mi­nu­tos al día a pa­so rá­pi­do y unas cin­co ve­ces por se­ma­na, y so­bre to­do te­nien­do pen­sa­mien­tos más po­si­ti­vos.

Por otro la­do, es im­por­tan­te des­can­sar y dor­mir bien, así co­mo man­te­ner a ra­ya al es- trés y con­tro­lar las emo­cio­nes ne­ga­ti­vas. Si no­so­tros mis­mos no cui­da­mos nues­tro co- ra­zón, no lo­gra­re­mos pre­ve­nir las en­fer­me- da­des car­dio­vas­cu­la­res y no vi­vi­re­mos con ca­li­dad de vi­da en com­pa­ñía de nues­tros se- res que­ri­dos, que ama­mos y que nos aman.

¡Que vi­va septiembre! El mes en el que tam­bién me con­ver­tí en ma­dre por ter­ce­ra vez. Bien­ve­ni­da, Emi­lia Jiménez, a nues­tras vi­das. Ma­jo, Ja­co, Nan y yo te es­pe­rá­ba­mos con los bra­zos abier­tos. Un mes en el que mi co­ra­zón es­tá más que fe­liz. Un abra­zo con to­do mi ca­ri­ño pa­ra us­te­des, que­ri­das lec- to­ras.

es­ta edición te pro­po­ne- mos tres atuen­dos en to­nos atem­po­ra­les: blan­co y azul cie­lo, ren­di­mos un ho­me- na­je a nues­tros adul­tos ma- yo­res y te da­mos con­se­jospa­ra cui­dar tu co­ra­zón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.