¿CUÁ­LES SON LAS SUS­TAN­CIAS QUE AC­TÚAN CUAN­DO NOS ENAMO­RA­MOS?

Alo (Colombia) - - Placeresaló -

Do­pa­mi­na: es­tá re­la­cio­na­da con el pla­cer, es un neu­ro­trans­mi­sor que pro­du­ce gra­ti­fi­ca­ción en ac­ti­vi­da­des co­mo el jue­go y el amor. se aso­cia al sis­te­ma de re­com­pen­sa, au­men­tan- do aten­ción, de­seo y mo­ti­va­ción con el ser ama­do.

Oxi­to­ci­na: Ayu­da a for­mar la­zos per­ma­nen­tes en­tre las per­so­nas des­de la pri­me­ra mi­ra­da. “la hor- mo­na ac­túa mo­di­fi­can­do las co- ne­xio­nes en­tre los mi­les de mi­llo­nes de cir­cui­tos neu­ro­na­les, y es cono- ci­da co­mo el neu­ro­trans­mi­sor de la con­fian­za. Al to­mar­se de la mano se li­be­ra”, ase­gu­ra sar­mien­to. Fe­ni­le­ti­la­mi­na: ha­ce par­te de las an­fe­ta­mi­nas. Al pa­re­cer, el es­ta­do de enamoramiento au­men­ta la pro- duc­ción de fe­ni­le­ti­la­mi­na. es­to ex­pli- ca la eu­fo­ria, la pér­di­da del ape­ti­to y la ca­pa­ci­dad de pres­cin­dir del sue­ño que ex­pe­ri­men­tan los enamo­ra­dos. Se­ro­to­ni­na: es la res­pon­sa­ble de man­te­ner el equi­li­brio del es­ta­do aními­co, con­tri­bu­ye al bie­nes­tar y la fe­li­ci­dad por lo que tie­ne efec­to so- bre la ca­pa­ci­dad de enamo­rar­nos. “Ac­túa so­bre las emo­cio­nes y es res­pon­sa­ble del bie­nes­tar, op­ti­mis- mo, buen hu­mor y so­cia­bi­li­dad”, di­ce sar­mien­to.

No­ra­dre­na­li­na o no­re­pi­ne­fri- na: es el neu­ro­trans­mi­sor que in­du- ce a la eu­fo­ria en el ce­re­bro, ex­ci­tan- do el cuer­po y dán­do­le una do­sis de adre­na­li­na na­tu­ral. es­to ha­ce que la fre­cuen­cia car­dia­ca y la pre­sión ar- te­rial au­men­ten, y que res­pi­re­mos más pro­fun­do pa­ra me­jo­rar la oxi- ge­na­ción de la san­gre y el cuer­po, pro­vo­can­do sín­to­mas co­mo pal­mas su­do­ro­sas y ru­bor en el ros­tro, es­pe- cial­men­te en las pri­me­ras eta­pas del enamoramiento.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.