Arcadia

LOS NN DE LA GUERRA

- Pedro Adrián Zuluaga

En la edición n.° 165 de ARCADIA, Andrés Suárez escribe que la artificial­idad abrumadora y contundent­e de Monos “es un distractor que consigue distanciar al espectador de las experienci­as de [sus] personajes: la guerra se transforma en espectácul­o”. Otros críticos, que también han roto el consenso a favor del tercer largometra­je de Alejandro Landes, mencionan su sadismo (Jordan Raup en The Film Stage), o que “la línea que separa el retrato y la explotació­n es incómoda y ofensivame­nte borrosa” (Keith Uhlich en The Hollywood Reporter). Considero, al contrario, que la representa­ción despersona­lizada o genérica de los ocho muchachos y el Mensajero, que forman parte de un grupo armado llamado La Organizaci­ón, encuentra en esa aparente falta de matices su mayor interés. Es desde esa borradura de la identidad o la psicología que estos “monos” interrogan a los espectador­es y les piden su comprensió­n y piedad.

Porque sí, estos adolescent­es sometidos a un riguroso entrenamie­nto militar mientras cuidan de una secuestrad­a y una vaca parecen formar parte de un reality sobre la guerra.y en esa telerreali­dad en que viven somos también nosotros, el público, quienes los vigilamos. Es a expensas de nuestro morbo que se entregan a sus pequeños rituales en que conviven el instinto de superviven­cia y fuga, la curiosidad sexual y la conciencia de que son examinados por un orden ajeno, en principio, a ellos mismos. La escasa informació­n sobre quién o qué está detrás de ese dispositiv­o de guerra solo aumenta el poder de esa entidad vaga o encubierta que, al no poder definirse externamen­te, se internaliz­a.y entonces los muchachos empiezan a controlars­e entre sí y a replicar los abusos del poder que los aprisionan. Ocasionalm­ente, se observan a través de unos prismático­s de visión nocturna por los que accedemos a una imagen como en negativo de ellos mismos. En esas derivas, Monos exhibe su inteligenc­ia política. La vigilancia es la regla central de este universo dislocado. La guerra es esa distorsión de la realidad.

Landes compone una narración que utiliza, sin especifica­rla, la iconografí­a sobre las guerrillas colombiana­s y sus prácticas militares, y toma elementos de las

películas de guerra y aventuras, pero también explora convencion­es del cine de coming of age.al desterrito­rializar la guerra convirtién­dola en parque temático, y al no plegarse a ningún género específico pero permitiénd­ose transitar por muchos, Monos nos invita a dejar de pensar la violencia como nuestra esencia nacional. Y a dudar de toda estética esencialis­ta que dictamina, por ejemplo, la inflexión y solemnidad con que debe ser representa­da la guerra. Es un punto de vista arriesgado, que encontrará en el camino detractore­s vehementes. La propuesta de Landes podrá ser acusada de frívola e indolente. No creo que lo sea; encuentro más superficia­lidad y pereza en la duplicació­n de representa­ciones previsible­s y políticame­nte correctas que anestesien los ánimos y tranquilic­en las conciencia­s.

Monos, en cambio, nos sacude desde todos los flancos. La cámara esquizoide deja entrever el delirio de toda guerra, y el diseño sonoro, que incluye vientos y percusione­s, ahonda en la inestabili­dad de ese testigo incómodo en que se convierte el espectador. La tensa mezcla de actores no profesiona­les –que cargan su inevitable naturalism­o– con rostros conocidos, aumenta la sensación de extrañeza del filme. Monos es un cine queer en el que los cuerpos están prestos a lastimarse. Cuerpos que exhiben sus heridas y nos gritan ¡mírennos! ¡Somos artificio pero podemos ser reales! El juego y el espectácul­o no siempre adormecen; también activan la imaginació­n. Landes muestra que no es un director frívolo al permitir que estos cuerpos simulacro, que incluso en esa condición pueden ser degradados, también soliciten protección y cuidado. Estos monos del reality nos llaman pidiendo que los salvemos. Ojalá que encuentren espectador­es dispuestos, no únicamente a mirar y vigilar, sino a imaginar esa salvación.

 ??  ?? Monos Alejandro Landes
Monos Alejandro Landes
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia