Sea bue­na pa­ga pa­ra que le pres­ten di­ne­ro

Al so­li­ci­tar un cré­di­to en una en­ti­dad fi­nan­cie­ra, coope­ra­ti­va, em­pre­sa o al­ma­cén, te­ner buen há­bi­to de pa­go le ase­gu­ra una res­pues­ta po­si­ti­va.

Area Caribe - - ÍNDICE - Por An­gé­li­ca Cano an­ge­li­[email protected]­he­ral­do.co

An­te cual­quier en­ti­dad cre­di­ti­cia, la his­to­ria de cré­di­to es su car­ta de presentación, de ahí la im­por­tan­cia de ser bue­na pa­ga.

Te­nien­do co­mo ba­se que di­ver­sas en­ti­da­des –fi­nan­cie­ras, coope­ra­ti­vas, al­ma­ce­nes o em­pre­sas que otor­gan cré­di­tos–, re­por­tan in­for­ma­ción a una cen­tral de ries­go (Da­ta­cré­di­to y Ci­fin, en­tre otras), es­ta pue­de ser po­si­ti­va o ne­ga­ti­va, de­pen­de del pa­go de ca­da obli­ga­ción.

De acuer­do con lo dis­pues­to por el ar­tícu­lo 17 de la Ley 1266 de 2008 las cen­tra­les de in­for­ma­ción es­tán su­je­tas a la ins­pec­ción y vi­gi­lan­cia de la Su­pe­rin­ten­den­cia de In­dus­tria y Co­mer­cio.

Al mo­men­to de otor­gar un cré­di­to, es­ta in­for­ma­ción es usa­da. Sin em­bar­go, las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras tie­ne au­to­no­mía pa­ra apro­bar o ne­gar un cré­di­to, de­pen­dien­do de sus po­lí­ti­cas in­ter­nas.

Las cen­tra­les de ries­go no co­bran, aprue­ban ni nie­gan cré­di­tos, so­lo re­co­gen la in­for­ma­ción del com­por­ta­mien­to cre­di­ti­cio, fi­nan­cie­ro, co­mer­cial y de ser­vi­cio de los co­lom­bia­nos, tan­to po­si­ti­va co­mo ne­ga­ti­va, pa­ra ha­cer más efi­cien­te el sis­te­ma de cré­di­to y

que los ciu­da­da­nos ten­gan más opor­tu­ni­da­des de ob­te­ner un cré­di­to. Los en­car­ga­dos de co­brar, a las per­so­nas que se atra­san en sus pa­gos, son el de­par­ta­men­to de car­te­ra de las en­ti­da­des y sus alia­dos de co­bran­za.

bE­NE­FI­CIOS DE bUEN HIS­TO­RIAL CRE­DI­TI­CIO

La Aso­cia­ción Gre­mial Fi­nan­cie­ra Co­lom­bia­na, Aso­ban­ca­ria, a tra­vés de su pá­gi­na web, reite­ra que un buen his­to­rial cre­di­ti­cio es su me­jor car­ta de presentación en el sec­tor fi­nan­cie­ro.

Den­tro de los be­ne­fi­cios re­sal­ta que “ser bue­na pa­ga, le abri­rá un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des pa­ra ob­te­ner res­pues­tas fa­vo­ra­bles y ta­sas pre­fe­ren­cia­les al so­li­ci­tar al­ter­na­ti­vas de fi­nan­cia­mien­to”.

Pa­gar a tiem­po su tar­je­ta de cré­di­to tam­bién le per­mi­ti­rá “acu­mu­lar mi­llas o pun­tos que lue­go po­drá re­di­mir en via­jes, pro­duc­tos, ser­vi­cios o can­jear­los por abo­nos a su deu­da”.

Su tran­qui­li­dad fi­nan­cie­ra es una de los ma­yo­res be­ne­fi­cios, por­que sa­ber que sus cuen­tas es­tán en or­den, que no ten­drá que li­diar con lla­ma­das de co­bran­za y, en ca­so de re­que­rir fi­nan­cia­mien­to, las puer­tas del sis­te­ma fi­nan­cie­ro siem­pre las ten­drá abier­tas.

Fi­nal­men­te des­ta­ca que si us­ted es res­pon­sa­ble con sus pa­gos, las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras le pres­ta­rán el di­ne­ro que ne­ce­si­ta pa­ra in­ver­tir en su fu­tu­ro.

Me­dian­te el De­cre­to 3078 de 2006, el Go­bierno Na­cio­nal creó el pro­gra­ma de in­ver­sión ‘Ban­ca de las Opor­tu­ni­da­des’, a fin de pro­mo­ver el ac­ce­so a cré­di­tos y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros a per­so­nas de me­no­res in­gre­sos, mi­cro, pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas y em­pren­de­do­res, fa­cul­tan­do al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da pa­ra ce­le­brar un con­tra­to con Ban­cól­dex, que ad­mi­nis­tre los re­cur­sos pa­ra el fi­nan­cia­mien­to del pro­gra­ma.

El fi­nan­cia­mien­to se­rá su alia­do siem­pre y cuan­do le dé un buen ma­ne­jo”. Aso­ban­ca­ria Un cré­di­to le per­mi­te ha­cer in­ver­sio­nes que se­rían di­fí­ci­les rea­li­zar con re­cur­sos pro­pios”. Da­ta­cré­di­to

La de­ci­sión de com­pra va acom­pa­ña­da de la ca­pa­ci­dad de aho­rro y de cré­di­to del com­pra­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.