La nue­va ca­ra de las ofi­ci­nas en el si­glo XXI

El mi­ni­ma­lis­mo, la sos­te­ni­bi­li­dad y el buen gus­to se to­man es­te año pa­ra brin­dar­le a los tra­ba­ja­do­res am­bien­tes la­bo­ra­les agra­da­bles.

Area Caribe - - ÍNDICE -

Así co­mo los ex­per­tos coin­ci­den en de­cir que los mo­de­los de or­ga­ni­za­ción han cam­bia­do en es­te si­glo, los di­se­ña­do­res de in­te­rio­res se po­nen de acuer­do pa­ra de­cir que las ofi­ci­nas tam­bién evo­lu­cio­nan su mo­bi­lia­rio pa­ra dar un me­jor as­pec­to.

La cons­truc­to­ra Ama­ri­lo ex­pli­ca que el di­se­ño de in­te­rio­res de los es­pa­cios la­bo­ra­les tie­ne muy en cuen­ta las ne­ce­si­da­des de la épo­ca y por eso bus­ca me­jo­rar es­te ti­po de am­bien­tes con es­ti­los que re­pre­sen­ten la esen­cia de la em­pre­sa sin re­car­gar la vis­ta.

Han­sel San­do­val, di­se­ña­dor de in­te­rio­res, ex­pli­ca que en es­ta épo­ca pa­ra brin­dar­le una me­jor aco­gi­da tan­to a los tra­ba­ja­do­res co­mo a los vi­si­tan­tes de las ins­ta­la­cio­nes se pue­de op­tar por mue­bles de lí­nea mi­ni­ma­lis­ta.

"Con es­ta ten­den­cia se ha­ce una in­vi­ta­ción, no so­lo al me­jo­ra­mien­to del am­bien­te laboral des­de su cli­ma sino tam­bién des­de su as­pec­to", in­di­ca el ex­per­to.

Ama­ri­lo re­co­no­ce que pa­ra es­te año las ofi­ci­nas 'trendy' cuen­tan con es­pa­cios en los que la crea­ti­vi­dad, lo sen­ci­llo y la ve­ge­ta­ción son pro­ta­go­nis­tas.

Ama­ri­lo ex­pli­ca que des­de el año pa­sa­do el con­cep­to de es­pa­cios 'ver­des' ha to­ma­do mu­cha fuerza, de tal ma­ne­ra que ya no se ha­bla so­lo de una plan­ta de­co­ran­do un es­pa­cio. Hoy las com­pa­ñías es­tán ju­gán­do­se el to­do por los te­mas de sos­te­ni­bi­li­dad de for­ma que ha­ya una bue­na ges­tión de los re­cur­sos y un apro­ve­cha­mien­to en te­mas de agua, ener­gía y ai­re pa­ra es­tre­char­le sus ma­nos al me­dio am­bien­te.

Mi­cro­soft ha im­ple­men­ta­do den­tro de su com­pa­ñía una idea de or­ga­ni­za­ción de

la ofi­ci­na que fa­vo­re­ce a la coo­pe­ra­ción en­tre co­la­bo­ra­do­res des­de la óp­ti­ca de la dis­tri­bu­ción del es­pa­cio.

Las ofi­ci­nas no cuen­tan con cu­bícu­los y los tra­ba­ja­do­res pue­den ubi­car­se en el lu­gar en el que se sien­tan más có­mo­dos. Se­gún la em­pre­sa, es­to fa­vo­re­ce que el per­so­nal que la­bo­ra ahí pue­da dar­le rien­da suel­ta a su crea­ti­vi­dad y pue­dan ge­ne­rar ideas in­no­va­do­ras.

Ama­ri­lo ex­pli­ca que en los úl­ti­mos años las com­pa­ñías en­ten­die­ron que ofre­cer un buen di­se­ño es pro­pi­cio pa­ra es­ti­mu­lar un me­jor desem­pe­ño en sus tra­ba­ja­do­res.

Mu­chas mar­cas han op­ta­do por em­plear den­tro de sus de­co­ra­cio­nes los co­lo­res del lo­go, una re­co­men­da­ción de los ex­per­tos es que si la em­pre­sa cuen­ta con uno con to­nos lla­ma­ti­vos pue­de em­plear­lo en las si­llas, de he­cho tam­bién se pue­den plas­mar frases en las pa­re­des con to­nos que va­yan li­ga­dos, de es­ta ma­ne­ra ade­más de es­ti­mu­lar a los tra­ba­ja­do­res se da­rá un as­pec­to más agra­da­ble.

Un es­pa­cio es­pe­cial en el que los tra­ba­ja­do­res se pue­dan to­mar un ca­fé y sal­gan por un mo­men­to del es­trés de la ru­ti­na, co­mo la ca­fe­te­ría, de­be con­tar con un di­se­ño vis­to­so y que ge­ne­re sen­sa­ción de tran­qui­li­dad. Tam­bién se pue­den acon­di­cio­nar mue­bles en las ca­fe­te­rías pa­ra que los em­plea­dos to­men una sies­ta. Sin du­das hoy las com­pa­ñías se su­man a me­jo­rar su cli­ma laboral en to­dos los as­pec­tos.

Las ten­den­cias mi­ni­ma­lis­tas se im­po­nen du­ran­te el 2018.

Los es­pa­cios abier­tos, se­gún Mi­cro­soft, fa­ci­li­tan la ge­ne­ra­ción de ideas.

Te­ner una plan­ta en el es­pa­cio laboral tam­bién se tie­ne muy en cuen­ta en es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.