UN SÍM­BO­LO HIS­TÓ­RI­CO

NO IM­POR­TA CUÁN­TO SE QUIE­RA IN­COR­PO­RAR A LOS ES­PU­MO­SOS EN LA VI­DA CO­TI­DIA­NA. LO CIER­TO ES QUE, POR AHO­RA, ES­TOS VI­NOS SE­GUI­RÁN SIEN­DO BE­BI­DAS PREDOMINANTES EN LAS CE­LE­BRA­CIO­NES.

Cocina (Colombia) - - NOCHEBUENA / VINOS ESPUMOSOS - Por Hu­go Sa­bo­gal Pe­rio­dis­ta es­pe­cia­li­za­do en vi­nos y es­pi­ri­tuo­sos

MIEN­TRAS AL­CAN­ZA­MOS UN ES­TA­DO SI-

mi­lar al de Ma­da­me Lily Bo­llin­ger (quien to­ma­ba cham­pán sola o acom­pa­ña­da, tris­te o fe­liz, con ham­bre o sin ella), se­rá ne­ce­sa­rio do­mi­nar el ABC de la be­bi­da, y el pri­mer pa­so es apren­der a dis­tin­guir los mé­to­dos de ela­bo­ra­ción (tra­di­cio­nal o char­mat) y en­ten­der el pro­pó­si­to de los es­ti­los (que van de se­cos a dul­ces). Conociendo es­tas par­ti­cu­la­ri­da­des de an­te­mano, se­rá más sen­ci­llo sa­ber cuál de to­dos ellos se aco­mo­da al gus­to per­so­nal.

Los más fres­cos y me­nos com­ple­jos se ela­bo­ran me­dian­te el mé­to­do char­mat. Su pro­pó­si­to es ser­vir de ape­ri­ti­vos, pe­ro tam­bién son bue­nos cóm­pli­ces en las tar­des de Sol, a la ori­lla del mar o de la pis­ci­na. Así mis­mo, son fie­les acom­pa­ñan­tes de en­sa­la­das frías, pescados blan­cos y car­nes de ave a la plan­cha, en­tre otros pla­tos. Se los dis­tin­gue con fa­ci­li­dad por­que no men­cio­nan en sus eti­que­tas el mé­to­do de ela­bo­ra­ción. Se ofre­cen tan­to blan­cos co­mo rosados y, por lo ge­ne­ral, pro­vie­nen de paí­ses del Nue­vo Mundo. Si lo que bus­ca­mos es ma­yor tras­cen­den­cia, las op­cio­nes ob­vias son el cham­pán, el ca­va y los es­pu­mo­sos de ca­te­go­ría, to­dos ellos ela­bo­ra­dos se­gún el mé­to­do cham­pe­noi­se o tra­di­cio­nal. Se tar­dan en ela­bo­rar, en es­pe­cial por­que, para ga­nar com­ple­ji­dad, el vino se man­tie­ne en las bo­te­llas para que el lí­qui­do to­me con­tac­to con los se­di­men­tos o lías. Por re­gla, in­clu­yen en la eti­que­ta la re­fe­ren­cia es­pe­cí­fi­ca al mé­to­do de ela­bo­ra­ción. De­bi­do a su lar­go pro­ce­so, tie­nen un pre­cio su­pe­rior y por lo ge­ne­ral, acom­pa­ñan pla­tos co­mo os­tras, sal­món, atún, ba­ca­lao, langosta, tru­cha ar­co iris o ca­viar.

Para am­pliar la ba­se de afi­cio­na­dos, exis­ten ver­sio­nes me­nos com­ple­jas, que pue­den, in­clu­so, ser­vir­se con un cu­bo de hie­lo den­tro. Lo im­por­tan­te es de­jar­se se­du­cir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.