Ja­mo­nes

CO­MER JA­MÓN ES UN PLA­CER PARA MU­CHOS. CO­NOZ­CA LOS ORÍ­GE­NES DE ES­TA SE­LEC­CIÓN DE LO MÁS PO­PU­LA­RES Y ME­JO­RES.

Cocina (Colombia) - - SUMARIO -

1. QUE­SO DE CA­BE­ZA

Es­te ja­món es­tá ela­bo­ra­do con cier­tas par­tes de la ca­be­za del cer­do. Que­da bien en un sánd­wich, aun­que ge­ne­ral­men­te se con­su­me co­mo fiam­bre. Vie­ne con­di­men­ta­do con sal, vi­na­gre, pi­mien­ta gor­da, car­da­mo­mo, cla­vos, me­jo­ra­na, nuez mos­ca­da, ce­bo­lla y pi­mien­ta ne­gra.

2. JA­MÓN DE YORK

Na­ció en la cé­le­bre car­ni­ce­ría de Ro­bert Bu­rrow At­kin­son, en la ciudad in­gle­sa que lo bau­ti­zó. Su sa­bor es le­ve, al igual que su tono ro­sa­do. Es más sa­la­do que otros ja­mo­nes y se ven­de li­ge­ra­men­te ahu­ma­do y cu­ra­do. De­be ser cor­ta­do del hue­so en ta­ja­das grue­sas y se dis­fru­ta bien so­lo. 3. PASTRAMI An­tes de que la re­fri­ge­ra­ción de ali­men­tos se po­pu­la­ri­za­ra, se usa­ban otros mé­to­dos de con­ser­va­ción. El pastrami fue uno de esos ex­pe­ri­men­tos para pre­ser­var la car­ne. Es­ta po­día ser de cer­do, cordero o ter­ne­ra, y se pren­sa­ba y sa­la­ba para ser des­hi­dra­ta­da y cu­ra­da. Lle­va pi­mien­ta ne­gra, ajo, ci­lan­tro y pá­pri­ka.

4. JA­MÓN IBÉ­RI­CO DE BE­LLO­TA

Es el pro­duc­to cár­ni­co más re­co­no­ci­do de Es­pa­ña. Los cer­dos con los que se ha­ce son de gran­ja y no es­tán en­jau­la­dos, por lo que su car­ne es más fir­me. De­ben ser, por lo me­nos, en un 50 por cien­to pu­ros de ra­za. Los 100 por cien­to pu­ros se dis­tin­guen por la eti­que­ta ne­gra que cuel­ga del ja­món. Su ca­li­dad va­ría se­gún la can­ti­dad de nuez que con­su­man y, en ge­ne­ral, es­ta se pue­de eva­luar por su co­lor ro­jo in­ten­so y su sa­bor.

5. JA­MÓN DE RES

En la ela­bo­ra­ción de es­te ja­món, los múscu­los de la pier­na de res son se­lec­cio­na­dos para ser sa­la­dos y co­ci­dos. Pue­de ser con­su­mi­do co­mo fiam­bre o en un sánd­wich y com­bi­na muy bien con que­sos ma­du­ros. Es pa­re­ci­do a la ce­ci­na, aun­que di­fie­re en su pre­pa­ra­ción, pues el ja­món de res no sue­le ahu­mar­se.

6. JA­MÓN DE PA­VO

El pa­vo se re­co­no­ce co­mo una car­ne sa­lu­da­ble, ba­ja en gra­sa. Es­te tam­bién es el ca­so del ja­món de pa­vo, de sa­bor muy sua­ve, que pue­de usar­se en sánd­wi­ches o co­mo pa­sa­bo­cas. Hay que te­ner cui­da­do con sus ingredientes; al­gu­nos tie­nen mu­cha sal o in­clu­so otros pro­duc­tos co­mo car­ne de cer­do. Es una bue­na op­ción si se co­no­ce su ori­gen y pre­pa­ra­ción. 7. PROSCIUTTO Es­te ja­món ita­liano que­da bien en en­sa­la­das, pas­tas y so­pas. La car­ne usa­da para su pre­pa­ra­ción pue­de ser de cer­do o de ja­ba­lí. Las ta­ja­das, de un ro­sa­do pá­li­do, de­ben ser muy del­ga­das para po­der apre­ciar la tex­tu­ra de la car­ne jun­to con la gra­sa, que le da su aro­ma y sa­bor. Pue­de te­ner pi­mien­ta blan­ca y ne­gra, nuez mos­ca­da y se­mi­llas de mos­ta­za.

11. JA­MÓN SE­RRANO

Es un ti­po de ja­món ibé­ri­co de co­lor ro­ji­zo-púr­pu­ra y gra­sa bri­llan­te. Se pue­de con­se­guir con o sin hue­so y em­pa­ca­do al va­cío. Sue­le con­su­mir­se so­lo co­mo fiam­bre o en ta­blas de ja­mo­nes y que­sos. Co­mo las ta­ja­das son muy del­ga­das, des­pués de cor­tar­se son cu­bier­tas con un po­co de gra­sa de la pa­ta para evi­tar que se se­quen muy rá­pi­do. 10. ROAST­BEEF Ori­gi­na­rio de In­gla­te­rra, no es es­tric­ta­men­te ha­blan­do un ja­món. Sin em­bar­go, si se sir­ve frío pue­de te­ner usos pa­re­ci­dos a otras car­nes frías. El sánd­wich de roast­beef es una de sus ver­sio­nes más po­pu­la­res. La car­ne pue­de co­ci­nar­se al horno ser­vir­se a tér­mino me­dio. Para co­mer­la fría se cor­ta en ta­ja­das del­ga­das y que­da bien acom­pa­ña­da de sal­sa bar­ba­coa o mos­ta­za. 9. MORTADELA De ori­gen ita­liano, lle­gó a Amé­ri­ca con la olea­da de in­mi­gran­tes en el si­glo XX, lo que re­sul­tó en di­fe­ren­tes variaciones. Es una mez­cla de car­nes (res, ter­ne­ra y cer­do) que pue­de con­te­ner ve­ge­ta­les, acei­tu­nas o se­mi­llas de anís. Se pue­de dis­tin­guir una bue­na mortadela por su co­lor ro­sa­do y por una su­per­fi­cie li­sa y uni­for­me.

8. JA­MÓN DE PO­LLO

El ja­món de po­llo es ba­jo en ca­lo­rías y es una bue­na al­ter­na­ti­va an­te los ja­mo­nes de car­ne ro­ja, gracias al ba­jo pun­to de fu­sión de la gra­sa del po­llo. Uno de al­ta ca­li­dad es­tá he­cho a par­tir de la pe­chu­ga co­ci­da, sin ser mez­cla­do con otras car­nes (cer­do o pa­vo). Pue­de ser usa­do para re­lle­nar pro­duc­tos de pas­te­le­ría o sim­ple­men­te con­su­mi­do co­mo pa­sa­bo­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.