Mckin­sey cree en el fu­tu­ro de Co­lom­bia

El lí­der global de una de las más gran­des em­pre­sas de con­sul­to­ría cree que el país va a ser “una luz bri­llan­te” en la re­gión. ¿En qué ra­di­ca el op­ti­mis­mo de es­te al­to eje­cu­ti­vo so­bre Co­lom­bia? Entrevista.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Ke­vin Snea­der es hoy el hom­bre fuer­te de Mckin­sey, la más im­por­tan­te com­pa­ñía de con­sul­to­ría em­pre­sa­rial del mun­do, que, se­gún la re­vis­ta For­bes, de­jó in­gre­sos por US$8.800 mi­llo­nes el año pa­sa­do y cuen­ta con 14.000 em­plea­dos en to­do el pla­ne­ta.

Snea­der es­tu­vo en Co­lom­bia co­mo uno de los in­vi­ta­dos es­pe­cia­les a la Asam­blea de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sa­rios (An­di). En entrevista ex­clu­si­va con Di­ne­ro, el al­to eje­cu­ti­vo ha­bló de por qué con­si­de­ra que Co­lom­bia se pue­de con­ver­tir en una ver­da­de­ra “luz bri­llan­te” de La­ti­noa­mé­ri­ca. Es­tas son sus opi­nio­nes:

¿Cuá­les son los desafíos que en­fren­tan hoy los em­pre­sa­rios?

El con­tex­to ge­ne­ral es­tá ca­da vez más com­pli­ca­do, por va­rios fac­to­res. Uno, la geo­po­lí­ti­ca es­tá cam­bian­do dra­má­ti­ca­men­te. Al mis­mo tiem­po, la re­vo­lu­ción di­gi­tal ha crea­do enor­mes dis­rup­cio­nes pa­ra los ne­go­cios. To­do es­to sig­ni­fi­ca que la gen­te ne­ce­si­ta ayu­da pa­ra abrir­se ca­mino fren­te a las opor­tu­ni­da­des y desafíos que se le pre­sen­tan.

¿Cuá­les re­que­ri­mien­tos pre­sen­tan las em­pre­sas?

Han si­do re­que­ri­mien­tos en los as­pec­tos tra­di­cio­na­les co­mo es­tra­te­gia de la or­ga­ni­za­ción. Pe­ro tam­bién en áreas co­mo di­gi­tal e im­ple­men­ta­ción, en las que his­tó­ri­ca­men­te no he­mos si­do par­ti­cu­lar­men­te ac­ti­vos.

¿Y los desafíos más gran­des hoy pa­ra la con­sul­to­ría?

To­do ha cam­bia­do en mu­chos sen­ti­dos. Por ejem­plo, la gen­te que tra­ba­ja con Mckin­sey. Hu­bo una épo­ca en la que te­nía­mos mu­chos MBA, por ejem­plo. Hoy ellos son me­nos de la mi­tad de la gen­te que con­tra­ta­mos. Aho­ra vie­nen a no­so­tros per­so­nas con ex­pe­rien­cias en in­ge­nie­ría e in­dus­trias crea­ti­vas y ar­tís­ti­cas. Te­ne­mos un par de fir­mas de di­se­ño que usa­mos pa­ra ayu­dar a re­sol­ver pro­ble­mas apli­can­do prin­ci­pios de di­se­ño, cuan­do nues­tros clien­tes en­fren­tan gran­des di­fi­cul­ta­des. Eso ha cam­bia­do.

¿Qué más ha cam­bia­do?

Nues­tros clien­tes, quie­nes es­tán en­fren­tan­do gran­des dis­rup­cio­nes en sus ne­go­cios. Eso ha lle­va­do a que cam­bien sus pre­gun­tas. An­tes so­lo se in­tere­sa­ban por la es­tra­te­gia pen­san­do en el fu­tu­ro. Nin­guno de ellos de­cía “es­ta­mos en­fren­tan­do un desafío o una opor­tu­ni­dad, ayú­de­nos a im­ple­men­tar­la rá­pi­da­men­te”. Ca­da vez es­ta­mos más in­vo­lu­cra­dos no so­lo en plan­tear una idea, sino en lle­var­la a la reali­dad.

¿Y la for­ma en que lo ha­cen?

Ese es el ter­cer asun­to que es­tá cam­bian­do: la ma­ne­ra en que re­sol­ve­mos los pro­ble­mas. En el pa­sa­do no­so­tros em­pleá­ba­mos un gran po­ten­cial in­te­lec­tual: la idea de un gru­po de gen­te in­te­li­gen­te re­sol­vien­do pro­ble­mas des­de su es­cri­to­rio, con la ayu­da de una am­plia ga­ma de téc­ni­cas. Sí, se­gui­mos ha­cien­do eso. Pe­ro mu­cho de lo que hoy ha­ce­mos es jun­tar gen­te con di­fe­ren­tes ex­pe­rien­cias y pers­pec­ti­vas, po­ner­los al la­do de nues­tros clien­tes y pen­sar ideas crea­ti­vas pa­ra ser pro­ba­das con el fin de sa­ber si fun­cio­nan. Lo­grar eso re­quie­re un pro­ce­so de “pro­bar pa­ra apren­der”. Otra co­sa que ha­ce­mos mu­cho es re­co­pi­lar gran­des can­ti­da­des de da­tos. Los usa­mos y apli­ca­mos téc­ni­cas muy so­fis­ti­ca­das de ana­lí­ti­ca pa­ra en­con­trar­le sen­ti­do a la in­for­ma­ción. Ca­da vez más es­ta­mos en­con­tran­do res­pues­tas a los pro­ble­mas de esa ma­ne­ra.

UNA PAR­TI­CI­PA­CIÓN IGUA­LI­TA­RIA DE LAS MU­JE­RES EN LA FUER­ZA LA­BO­RAL, LE APOR­TA­RÍA 0,5 PUN­TOS ADI­CIO­NA­LES AL PIB.

¿Hoy es más fá­cil o más di­fí­cil to­mar de­ci­sio­nes pa­ra los ne­go­cios?

Mu­chos hom­bres de ne­go­cios es­tán hoy des­bor­da­dos por la can­ti­dad de in­for­ma­ción que exis­te. Se po­dría pen­sar que eso ha­ce más di­fí­cil to­mar de­ci­sio­nes. Pe­ro yo pien­so que to­da esa in­for­ma­ción ofre­ce un set ma­ra­vi­llo­so de ideas so­bre lo que se po­dría ha­cer y có­mo mo­ver­se rá­pi­do. Aquí es don­de no­so­tros lle­ga­mos pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a or­ga­ni­zar­se y a mo­ver­se. Creo que aho­ra los ne­go­cios se re­fie­ren me­nos a to­mar una idea y es­pe­rar que fun­cio­ne; se re­fie­ren más a

Ke­vin Snea­der vie­ne de li­de­rar la ope­ra­ción de la fir­ma en Asia. Aho­ra es el lí­der global.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.