La cri­sis que trans­for­mó el sis­te­ma

Por es­ta épo­ca ha­ce 20 años, Co­lom­bia vi­vía una si­tua­ción fi­nan­cie­ra dra­má­ti­ca que la lle­vó a de­cre­tar una emer­gen­cia eco­nó­mi­ca. El cos­to de la cri­sis fue es­ti­ma­do en $12,3 bi­llo­nes. El PIB ca­yó más de 4%.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Pa­re­ce que fue­ra ayer, pe­ro han pa­sa­do 20 años. El equi­po li­de­ra­do por Juan Ca­mi­lo Res­tre­po, mi­nis­tro de Ha­cien­da de la épo­ca, to­da­vía sien­te vér­ti­go al re­cor­dar el cú­mu­lo de in­cen­dios si­mul­tá­neos apa­ga­dos pa­ra evi­tar una ca­tás­tro­fe fi­nan­cie­ra y la pa­rá­li­sis de la eco­no­mía. Aca­ba­ba la era Sam­per y to­ma­ba po­se­sión An­drés Pastrana. Des­de el em­pal­me en julio de 1998, ya el Mi­nis­tro Res­tre­po es­ta­ba en­te­ra­do que en ma­te­ria de fi­nan­zas le ha­bían en­tre­ga­do la “olla ras­pa­da”. La pri­me­ra me­di­da fue una de­va­lua­ción del 9% en agos­to, se­gui­da de la pre­sen­ta­ción de la pri­me­ra re­for­ma tri­bu­ta­ria en sep­tiem­bre. Pa­ra no­viem­bre fue inevi­ta­ble de­cla­rar el “es­ta­do de emer­gen­cia eco­nó­mi­ca y so­cial”, adop­tan­do me­di­das ex­cep­cio­na­les pa­ra evi­tar la quie­bra sis­té­mi­ca del sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Ade­más del dé­fi­cit fis­cal, la ta­sa de cam­bio te­nía una al­ta vo­la­ti­li­dad, las ta­sas de in­te­rés por en­ci­ma del 40%, el des­em­pleo cre­cía al 18% y los cré­di­tos de vi­vien­da es­ta­ban por las nu­bes. Sin có­mo pa­gar, los deu­do­res de­vol­vie­ron sus ca­sas. Coope­ra­ti­vas, ban­cos y cor­po­ra­cio­nes de aho­rro y vi­vien­da, fue­ron li­qui­da­dos, na­cio­na­li­za­dos o ca­pi­ta­li­za­dos.

“La cri­sis fi­nan­cie­ra de 1998 fue la más pro­fun­da y cos­to­sa de to­das las que han te­ni­do lu­gar en la his­to­ria re­cien­te del país”. Aso­ban­ca­ria.

An­te es­ta si­tua­ción, el Go­bierno de­cre­tó por 24 ho­ras la emer­gen­cia eco­nó­mi­ca y so­cial. Allí na­ció de ma­ne­ra tem­po­ral por un año, el 2x1.000, que gra­vó to­da transac­ción en el sis­te­ma fi­nan­cie­ro con una ta­sa del 0,2% pa­ra ca­pi­ta­li­zar el Fon­do de Ga­ran­tías de Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (Fo­ga­fin) y con ello ge­ne­rar re­cur­sos por $2,5 bi­llo­nes. Es­tos re­cur­sos eran pa­ra sal­var coope­ra­ti­vas, ban­cos y re­fi­nan­ciar las deu­das hi­po­te­ca­rias. Al fi­nal, la Cor­te de­cla­ró exe­qui­ble la emer­gen­cia, pe­ro no per­mi­tió usar el 2x1.000 pa­ra ayu­dar a la ban­ca pri­va­da. La vi­gen­cia del 2x1.000 se am­plió por el te­rre­mo­to del Eje Ca­fe­te­ro. La eco­no­mía se en­con­tra­ba en la an­te­sa­la de «una ver­da­de­ra pa­rá­li­sis», ex­pli­có en una alo­cu­ción An­drés Pastrana. La cri­sis du­ró tres años. Pa­ra en­fren­tar­la se eli­mi­nó la ban­da cam­bia­ria, se obli­gó a los ban­cos a ba­jar ta­sas de in­te­rés, se so­li­ci­tó un cré­di­to stand by al Fon­do Mo­ne­ta­rio (FMI), co­mo col­chón an­te una even­tual fal­ta de li­qui­dez ex­ter­na, se re­cor­tó el Pre­su­pues­to de la Na­ción y fue­ron con­ge­la­dos los sa­la­rios es­ta­ta­les en 1999. “La cri­sis fi­nan­cie­ra de 1998 fue la más pro­fun­da y cos­to­sa de to­das las que han te­ni­do lu­gar en la his­to­ria re­cien­te del país. El pro­duc­to na­cio­nal ca­yó más de 4% en 1999 y los pre­cios de la fin­ca raíz se con­tra­je­ron cer­ca de 27% en tér­mi­nos reales”, sos­tie­ne Aso­ban­ca­ria. A pe­sar de to­do, el res­ca­te fi­nan­cie­ro no re­sul­tó tan cos­to­so ni tan de­mo­ra­do, com­pa­ra­do con las cri­sis hi­po­te­ca­ria de los Es­ta­dos Uni­dos y fi­nan­cie­ra de Eu­ro­pa. Lo que el país ja­más se ima­gi­nó fue lo dé­bil que es­tu­vo el sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Sus in­di­ca­do­res se ma­ne­ja­ron con pru­den­cia por­que hu­bie­se bas­ta­do un ti­tu­lar pa­ra ge­ne­rar pá­ni­co fi­nan­cie­ro, una co­rri­da de de­pó­si­tos y una ma­yor de­pre­sión de la eco­no­mía. Esa cri­sis, que exi­gió me­di­das drás­ti­cas y do­lo­ro­sas, sig­ni­fi­có el ini­cio de la trans­for­ma­ción del sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Dos dé­ca­das des­pués su re­gu­la­ción es más mo­der­na y exi­ge ma­yor sol­ven­cia. Al mis­mo tiem­po, han en­tra­do nue­vos ju­ga­do­res y sur­gi­do otros re­tos, co­mo la in­no­va­ción y la ci­ber­se­gu­ri­dad.

Juan Ca­mi­lo Res­tre­po Ex mi­nis­tro Ha­cien­da

Jorge Cas­te­lla­nos Ex di­rec­tor Fo­ga­fín

Sa­ra Or­dó­ñez Ex su­per­in­ten­den­te Ban­ca­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.