Una de las com­pa­ñías más gran­des del

Una de las com­pa­ñías más gran­des del mun­do des­em­bar­ca con to­do en Co­lom­bia. Es­tas son las im­pli­ca­cio­nes de la que pue­de ser una de las noticias em­pre­sa­ria­les del año.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

mun­do des­em­bar­ca con to­do en Co­lom­bia. Es­tas son las im­pli­ca­cio­nes de una de las noticias em­pre­sa­ria­les del año.

Ama­zon es hoy una de las em­pre­sas más gran­des del mun­do, y es­co­gió a Co­lom­bia en su plan de ex­pan­sión en la re­gión. Se tra­ta de la rei­na mun­dial del co­mer­cio elec­tró­ni­co, que tie­ne una ca­pi­ta­li­za­ción de mer­ca­do cer­ca­na a los US$930.000 mi­llo­nes, lo que la con­vier­te en la se­gun­da com­pa­ñía más gran­de del pla­ne­ta, so­lo su­pe­ra­da por Ap­ple; es­to es ca­si tres ve­ces el PIB de Co­lom­bia, si se com­pa­ra con las ci­fras que pro­vee el FMI. La fir­ma ven­de US$178.000 mi­llo­nes al año.

Mu­chos co­lom­bia­nos han or­de­na­do al­gu­na cla­se de pro­duc­tos a tra­vés de es­te por­tal de in­ter­net: li­bros, ce­lu­la­res, tec­no­lo­gía o ro­pa son ape­nas al­gu­nas de las mi­llo­nes de ofer­tas que se pue­den en­con­trar allí. Es­ta com­pa­ñía es pro­pie­dad de quien es hoy el hom­bre más ri­co del mun­do: Jeff Be­zos –con una for­tu­na que su­pera US$156.000 mi­llo­nes–. Él na­ció en 1964 en Al­bu­quer­que (Es­ta­dos Uni­dos). Su pa­dre lo aban­do­nó cuan­do era ni­ño y su pri­mer tra­ba­jo fue en Mcdo­nald´s, don­de su cu­rio­si­dad lo lle­vó a desa­rro­llar un sis­te­ma de alar­ma pa­ra vol­tear hamburguesas. En 1986 se gra­duó de la Uni­ver­si­dad de Prin­ce­ton en Cien­cias de la Compu­tación e In­ge­nie­ría Eléc­tri­ca. Cua­tro años des­pués se con­vir­tió, con 24 años, en el vi­ce­pre­si­den­te más jo­ven de la fir­ma de in­ver­sio­nes D.E. Shaw.

Pe­se a que ga­na­ba mi­les de dó­la­res, cua­tro años más tar­de se re­ti­ró de ese tra­ba­jo, en una arries­ga­da mo­vi­da, pa­ra em­pren­der en el co­mer­cio elec­tró­ni­co. Los orí­ge­nes de la com­pa­ñía se re­mi­ten a ese mo­men­to, cuan­do des­de su ga­ra­je, Be­zos es­ta­ble­ció un si­tio web pa­ra ven­der li­bros en lí­nea.

So­bre­vi­vien­do a la cri­sis de las pun­to­com, Ama­zon se ex­pan­dió a tra­vés de otros seg­men­tos ar­man­do una com­ple­ta re­vo­lu­ción de la in­dus­tria mi­no­ris­ta, al­te­ran­do la ma­ne­ra en que los con­su­mi­do­res com­pran pro­duc­tos y ser­vi­cios y po­nien­do con­tra las cuer­das a mu­chas otras com­pa­ñías, co­mo el re­co­no­ci­do ser­vi­cio de co­rreos de Es­ta­dos Uni­dos, uno de los más tra­di­cio­na­les del mun­do.

Ubi­car al con­su­mi­dor en el cen­tro de una po­de­ro­sa cul­tu­ra in­no­va­do­ra es la pre­mi­sa de la com­pa­ñía. Un exe­je­cu­ti­vo de Ama­zon le ex­pli­có a Di­ne­ro que ahí los pro­ce­sos de in­no­va­ción son in­ver­sos: el pri­mer pa­so cuan­do se va a plan­tear una pro­pues­ta

EL VA­LOR DE MER­CA­DO DE AMA­ZON SU­PERA LOS US$900.000 MI­LLO­NES. CA­SI TRES VE­CES EL PIB DE CO­LOM­BIA.

es es­cri­bir un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, emu­lan­do una reac­ción del mer­ca­do, pa­ra ha­cer una com­pa­ra­ción al fi­nal en­tre lo pro­yec­ta­do con lo lo­gra­do.

Así han apa­re­ci­do las in­sos­pe­cha­das en­tre­gas he­chas por dro­nes co­mo par­te del ser­vi­cio Pri­me Air, que avan­za sus prue­bas en va­rios lu­ga­res del mun­do. Igual­men­te ocu­rre con Ama­zon Go, una tien­da fí­si­ca en la que no hay ca­jas re­gis­tra­do­ras por­que usan­do tec­no­lo­gías co­mo vi­sión ar­ti­fi­cial, fu­sión de sen­so­res y apren­di­za­je pro­fun­do, los pa­gos se ha­cen au­to­má­ti­cos uti­li­zan­do una app; los com­pra­do­res en­tran, to­man lo que quie­ren y sa­len.así tam­bién apa­re­cie­ron los ser­vi­cios Now (pa­ra en­tre­gas in­me­dia­tas), Pri­me (una sus­crip­ción que recorta el tiem­po de en­tre­ga y ga­ran­ti­za gra­tui­dad de los en­víos) y Fresh (pa­ra co­mi­da fres­ca).

Ama­zon hoy es ca­sa ma­triz de la ca­de­na de ali­men­tos na­tu­ra­les y or­gá­ni­cos Who­le Foods, que

ad­qui­rió el año pa­sa­do con una transac­ción cer­ca­na a los US$14.000 mi­llo­nes. Tam­bién lo es del ser­vi­cio de compu­tación en la nu­be Ama­zon Web Ser­vi­ces (AWS), que el año pa­sa­do tu­vo in­gre­sos glo­ba­les por US$17.460 mi­llo­nes.

La fir­ma igual­men­te ha in­cur­sio­na­do en el ne­go­cio de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y la pro­duc­ción de se­ries de te­le­vi­sión. Aho­ra cuen­ta con su ser­vi­cio de strea­ming Ama­zon Pri­me Vi­deo, la com­pe­ten­cia de Net­flix, que no so­lo trans­mi­te pro­duc­cio­nes de otros, sino que tam­bién fi­nan­cia y pro­du­ce sus pro­pias se­ries co­mo The mar­ve­lous Mrs. Mai­sel, que ya ob­tu­vo dos pre­mios en los Gol­den Glo­bes.

Se tra­ta de una com­pa­ñía di­ver­sa, que so­lo el año pa­sa­do in­vir­tió US$11.900 mi­llo­nes en ad­qui­rir pro­pie­da­des, equi­pos y desa­rro­llo de soft­wa­re y web­si­tes. El de Ama­zon es to­do un im­pe­rio pa­ra pro­du­cir di­ne­ro.

_Es­co­ger Co­lom­bia

Por eso re­sul­ta sor­pren­den­te que es­te mons­truo de los ne­go­cios ha­ya de­ci­di­do ini­ciar un plan de ex­pan­sión en Co­lom­bia. Las ra­zo­nes son mu­chas, pe­ro, aun­que po­cos lo se­pan, los víncu­los de Be­zos con nues­tro país son de vie­ja da­ta. Su ma­dre con­tra­jo se­gun­das nup­cias con Mi­guel Án­gel ‘Mi­ke’ Be­zos, un in­ge­nie­ro de pe­tró­leos que tra­ba­jó en Co­lom­bia con la com­pa­ñías Ex­xon­mo­bil y de quien Jeff to­mó el ape­lli­do con el que hoy es re­co­no­ci­do en to­do el pla­ne­ta.

Du­ran­te esa épo­ca, Mi­ke y la ma­dre de Jeff, lo­gra­ron unos aho­rros por US$300.000 que fue­ron los que le en­tre­ga­ron a su hi­jo en 1994, pa­ra que em­pren­die­ra su pro­pio pro­yec­to.así que des­de es­ta pers­pec­ti­va, una par­te de la for­tu­na de Be­zos tie­ne ori­gen co­lom­biano.

Pe­ro ade­más de es­tas ra­zo­nes, es cla­ro que el país pue­de hoy ofre­cer enor­mes ven­ta­jas a una com­pa­ñía co­mo Ama­zon: la ubi­ca­ción, el mer­ca­do po­ten­cial, el au­men­to de la cla­se media, la me­jor in­fra­es­truc­tu­ra de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y la re­cien­te de­va­lua­ción del pe­so que pu­so los ac­ti­vos crio­llos a pre­cios más ase­qui­bles pa­ra los in­ver­sio­nis­tas in­ter­na­cio­na­les. Por eso, se po­dría ex­pli­car la de­ci­sión de Ama­zon por apos­tar du­ro en Co­lom­bia.

Esa apues­ta ini­ció en for­ma ha­ce dos años, jus­ta­men­te el 22 de agos­to de 2016, cuan­do fue ma­tri­cu­la­da an­te la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bo­go­tá la com­pa­ñía Ama­zon Web Ser­vi­ces (AWS), con un pa­tri­mo­nio de $900 mi­llo­nes. Ese trá­mi­te tu­vo un cos­to de $7,5 mi­llo­nes. Es­ta em­pre­sa es una de las di­vi­sio­nes de Ama­zon con ma­yor pro­yec­ción, pues vie­ne cre­cien­do a ta­sas por en­ci­ma de 40%.

El trá­mi­te fue desa­rro­lla­do por la fir­ma co­lom­bia­na de abo­ga­dos Ba­ker Mac­ken­zie, me­dian­te un do­cu­men­to pri­va­do, pues la nue­va com­pa­ñía es una So­cie­dad por Ac­cio­nes Sim­pli­fi­ca­das (SAS). La fir­ma tie­ne co­mo ob­je­to so­cial “co­mer­cia­li­zar ‘Ama­zon Web Ser­vi­ces’ en Co­lom­bia, pro­mo­cio­nan­do los

ser­vi­cios ofre­ci­dos en el ex­te­rior, con­sis­ten­te en pro­mo­cio­nar a las em­pre­sas una pla­ta­for­ma de ser­vi­cios web de in­fra­es­truc­tu­ra en la nu­be, así co­mo ven­der y en­tre­gar ‘Pro­fes­sio­nal Ser­vi­ces’, con­sis­ten­te en pro­veer ser­vi­cio téc­ni­co o con­sul­to­ría téc­ni­ca a com­pa­ñías en su tran­si­ción a ‘AWS systems’. La So­cie­dad tam­bién ven­de­rá y en­tre­ga­rá com­pro­mi­sos de en­tre­na­mien­to a sus clien­tes con tal de ayu­dar­los a tra­ba­jar con so­lu­cio­nes an­cla­das en la nu­be”, se­ña­la el do­cu­men­to.

Mar­cos Gri­lan­da, ge­ren­te re­gio­nal de AWS pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na (ex­cep­to Bra­sil y Mé­xi­co), le con­tó a Di­ne­ro que ha­ce po­co tu­vie­ron que cam­biar de ofi­ci­na por­que han cre­ci­do mu­cho más de lo que es­pe­ra­ban, por lo que se­gui­rán in­vir­tien­do pa­ra se­guir cre­cien­do. La apues­ta to­ma ma­yor for­ma con el re­cien­te re­clu­ta­mien­to de Ed­gar He­lou co­mo el country ma­na­ger de AWS en el país; él ve­nía desem­pe­ñán­do­se co­mo di­rec­tor de Goo­gle Cloud en Co­lom­bia. Tam­bién se in­cor­po­ró al equi­po de ad­mi­nis­tra­ción Na­ta­lia Ire­gui, que ve­nía de ser vi­ce­pre­si­den­te le­gal y de re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les de Directv; se­rá la ge­ren­te de po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca y la re­gión An­di­na. Otro al­to eje­cu­ti­vo de Ama­zon, Jeff Kratz, ge­ren­te re­gio­nal de asun­tos pú­bli­cos de AWS, le di­jo a Di­ne­ro que des­de esa or­ga­ni­za­ción es­tán ins­pi­ra­dos por Co­lom­bia, por­que pa­ra Ama­zon los clien­tes de­ter­mi­nan to­do lo que ha­cen y el país es­tá vi­vien­do un eco­sis­te­ma de in­no­va­ción atrac­ti­vo.

El múscu­lo de Ama­zon en es­ta di­vi­sión es enor­me, pues cuen­ta con una nu­be en web de 55 cen­tros de in­fra­es­truc­tu­ra en 13 paí­ses, tan­to en Eu­ro­pa co­mo Amé­ri­ca y Asia. El pun­to de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra la nu­be de La­ti­noa­mé­ri­ca es­tá ubi­ca­do en Sao Paulo, Bra­sil. La me­ta es cons­truir in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra la nu­be en Bah­réin, Hong Kong y Sue­cia y au­men­tar la de Es­ta­dos Uni­dos.

_Más em­pre­sas

Ama­zon si­gue ha­cien­do anun­cios so­bre Co­lom­bia. Re­cien­te­men­te se co­no­ció que abri­rá un cen­tro de ser­vi­cio al clien­te en Bo­go­tá, con la in­cor­po­ra­ción de al me­nos 400 em­plea­dos ini­cial­men­te y con el ob­je­ti­vo de al­can­zar los 600 a fi­na­les de 2018. Eso mues­tra que la apues­ta de es­ta mega em­pre­sa por el país es de al­tas mag­ni­tu­des.

La de­ci­sión es po­ner a fun­cio­nar un call cen­ter que con­tri­bu­ya en la aten­ción de los clien­tes de Ama­zon des­de Bo­go­tá. Por eso, es­te año Ama­zon ya re­gis­tró dos em­pre­sas más an­te la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bo­go­tá (CCB). La pri­me­ra es Ama­zon Da­ta Ser­vi­ces que, se­gún los re­gis­tros de la CCB fue ins­cri­ta el pa­sa­do 12 de enero. La com­pa­ñía tam­bién fue cons­ti­tui­da me­dian­te un do­cu­men­to pri­va­do, que fue re­gis­tra­do an­te la no­ta­ría 38 de Bo­go­tá co­mo una SAS; ini­ció con un pa­tri­mo­nio to­tal de $900 mi­llo­nes, tie­ne una du­ra­ción ili­mi­ta­da y ten­drá su cen­tro de ope­ra­cio­nes en la Ca­pi­tal. El trá­mi­te de re­gis­tro tu­vo un va­lor to­tal de $7,7 mi­llo­nes.

El ob­je­to so­cial de es­ta com­pa­ñía es “ope­rar cen­tros de in­for­ma­ción y equi­pos re­la­cio­na­dos con es­ta ac­ti­vi­dad en Co­lom­bia, así co­mo la pres­ta­ción de ser­vi­cios aso­cia­dos a las mis­mas”.

De otra par­te, que­dó re­gis­tra­da Ama­zon Ope­ra­tion Ser­vi­ces, trá­mi­te que tu­vo lu­gar el pa­sa­do 17 de abril, con un cos­to igual­men­te de $7,7 mi­llo­nes. Es­ta com­pa­ñía, tie­ne co­mo ob­je­to so­cial “brin­dar apo­yo ge­ne­ral en ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con el ser­vi­cio al clien­te, in­clu­yen­do las si­guien­tes ac­ti­vi­da­des: Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ope­ra­ción de cen­tros de lla­ma­das, sis­te­ma de tec­no­lo­gía de la in­for­ma­ción pa­ra cap­tu­ra de da­tos, al­ma­ce­na­mien­to y trans­mi­sión, so­por­te a clien­tes fi­na­les por co­rreo elec­tró­ni­co,

EN CO­LOM­BIA, LA COM­PA­ÑÍA EM­PIE­ZA OFRE­CIEN­DO SER­VI­CIO AL CLIEN­TE PA­RA LO CUAL CON­TRA­TA­RÁ A 600 PER­SO­NAS.

re­co­men­da­cio­nes so­bre pro­duc­tos y ser­vi­cios, or­ga­ni­za­ción, pro­mo­ción y ope­ra­ción de ba­ses de da­tos y to­dos los de­más ser­vi­cios de so­por­te re­la­cio­na­do, in­clui­da la ges­tión de nó­mi­na”.

Ama­zon ten­drá su cen­tro ope­ra­ti­vo ini­cial­men­te en el edi­fi­cio Con­nec­ta en Bo­go­tá y, se­gún pu­do es­ta­ble­cer Di­ne­ro, el arrien­do de es­tas ofi­ci­nas es­tu­vo su­pe­di­ta­do al cie­rre del pro­ce­so elec­to­ral.

_A­ma­zon es un an­cla

El arri­bo de Ama­zon con una nue­va uni­dad de ne­go­cio en Co­lom­bia no so­lo per­mi­ti­rá la ge­ne­ra­ción de 600 pla­zas de em­pleo, tam­bién se tra­du­ce en un men­sa­je po­si­ti­vo pa­ra otras com­pa­ñías que des­de ha­ce tiem­po vie­nen ana­li­zan­do su en­tra­da al país. No hay que ol­vi­dar que Chi­le y Ar­gen­ti­na, in­clu­yen­do a sus pre­si­den­tes Se­bas­tián Pi­ñe­ra y Mau­ri­cio Ma­cri, res­pec­ti­va­men­te, ade­lan­tan des­de ha­ce un tiem­po un lobby al más al­to ni­vel pa­ra ‘se­du­cir’ al gi­gan­te de la tec­no­lo­gía y el co­mer­cio elec­tró­ni­co; Co­lom­bia ga­nó es­ta pri­me­ra par­ti­da con el cen­tro de ser­vi­cio pa­ra clien­tes que ope­ra­rá en Bo­go­tá des­de oc­tu­bre, pe­ro pue­den ve­nir más co­sas.

“Ama­zon es un an­cla. Su lle­ga­da a Co­lom­bia con es­te nue­vo ne­go­cio ge­ne­ra un im­pac­to po­si­ti­vo en el sec­tor y man­da una se­ñal a to­do el que quie­ra ve­nir. No hay que ol­vi­dar que es­ta­mos ha­blan­do de una com­pa­ñía cu­yo prin­ci­pal ac­cio­nis­ta es la per­so­na más ri­ca del mun­do”, co­men­tó Juan Ga­briel Pé­rez, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de In­vest in Bo­go­tá, quien agre­gó que otra fir­ma de otro sec­tor es­tá a pun­to de con­cre­tar una ope­ra­ción de BPO si­mi­lar.

Bo­go­tá ya le ga­nó es­te pri­mer pul­so a otras ciu­da­des de la Re­gión, co­mo Li­ma, San­tia­go o Bue­nos Ai­res.

Ana Ka­ri­na Ques­sep, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Con­tact Cen­ters y BPO, con­fir­mó que des­de ha­ce dos años Ama­zon ve­nía eva­luan­do va­rios paí­ses. Cuen­ta que en su ofi­ci­na los re­ci­bió y re­for­zó el men­sa­je que Pro­co­lom­bia e In­vest in Bo­go­tá ha­bían he­cho en es­te pro­ce­so. “Nos sen­ti­mos or­gu­llo­sos de que el re­sul­ta­do ha­ya si­do po­si­ti­vo y que la com­pa­ñía de­ci­die­ra te­ner a Co­lom­bia co­mo su se­de”, sos­tie­ne Ques­sep.

Con­si­de­ra que Ama­zon “con­tri­bu­ye a ge­ne­rar una per­cep­ción po­si­ti­va a ni­vel in­ter­na­cio­nal, re­afir­man­do el he­cho que so­mos un país con­fia­ble y es­tra­té­gi­co pa­ra los ne­go­cios, con es­ta­bi­li­dad y se­gu­ri­dad”.

Ques­sep des­ta­ca que es­ta es una va­li­da­ción de que el país se es­tá con­so­li­dan­do co­mo un hub en Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra aten­der otros mer­ca­dos.

Hay que de­cir que Ama­zon ape­nas se es­tá aso­man­do al mer­ca­do de Su­ra­mé­ri­ca. En Bra­sil en­tró ha­ce unos años con la ven­ta de li­bros, lue­go abrió un mar­ket­pla­ce pa­ra tec­no­lo­gía y ha­ce po­co lo am­plió pa­ra la ven­ta de ro­pa.

“El gran re­to se­ría que es­co­gie­ra a Co­lom­bia co­mo cen­tro de lo­gís­ti­ca, es de­cir, que es­tén las bo­de­gas y el stock acá pa­ra des­pa­char a to­da la re­gión”, di­jo Pé­rez. Una ope­ra­ción de se­me­jan­te ta­ma­ño de­man­da­ría de una lo­gís­ti­ca desa­rro­lla­da y en eso el país tie­ne avan­ces y desafíos. Bue­na par­te de la red de ae­ro­puer­tos y puer­tos se ha mo­der­ni­za­do, pe­ro hay de­mo­ras en la am­plia­ción de vías es­tra­té­gi­cas (4G). Ade­más, cuen­ta con una enor­me in­fra­es­truc­tu­ra de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes con prác­ti­ca­men­te to­do el país co­nec­ta­do con fi­bra óp­ti­ca que es­tá dis­po­ni­ble pa­ra quie­nes quie­ran uti­li­zar­la en la úl­ti­ma mi­lla.

Un ne­go­cio más in­me­dia­to se­ría la ven­ta di­rec­ta en Co­lom­bia de los pro­duc­tos Ama­zon. En la ac­tua­li­dad, si un clien­te en el país en­tra a la pla­ta­for­ma y com­pra al­gún pro­duc­to, de­be uti­li­zar un in­ter­me­dia­rio en Mia­mi (ca­si­lle­ro) pa­ra que el des­pa­cho lle­gue al país. Es­te in­ter­me­dia­rio en­ca­re­ce el pro­duc­to en­tre 20% y 30%. “Ama­zon es­ta­ría ana­li­zan­do la ven­ta di­rec­ta en Co­lom­bia”, di­jo Pé­rez, quien agre­gó que esa si­tua­ción pon­dría en la gón­do­la vir­tual unos 4 mi­llo­nes de pro­duc­tos que se ven­de­rían di­rec­ta­men­te en el país, co­mo tec­no­lo­gía, li­bros o ro­pa.

In­vest in Bo­go­tá, que es una de las pro­mo­to­ras que más ha tra­ba­ja­do con Ama­zon pa­ra sus ne­go­cios en el país y la Ca­pi­tal, di­jo que Co­lom­bia se­ría una pla­za in­tere­san­te lue­go del des­em­bar­co en Mé­xi­co y Bra­sil, gra­cias a su ta­ma­ño de po­bla­ción, cla­se media y ta­len­to.

Ca­mi­lo Rue­da, CEO de Da­fi­ti, con­si­de­ró que la lle­ga­da a Co­lom­bia de un gi­gan­te de es­tos con­tri­bui­ría a di­na­mi­zar el sec­tor. Del to­tal de ven­tas del co­mer­cio, so­lo 5% se ha­ce por ca­na­les en lí­nea. “Eso quie­re de­cir que el po­ten­cial es muy gran­de”, di­jo.

AMA­ZON BUS­CÓ OFI­CI­NAS EN BO­GO­TÁ. PE­RO AGUARDÓ A QUE PA­SA­RAN LAS ELEC­CIO­NES PA­RA CON­FIR­MAR LA DE­CI­SIÓN.

Rue­da ex­pli­có que los paí­ses que es­tán en la ca­rre­ra por un cen­tro de lo­gís­ti­ca de Ama­zon tie­nen se­rias des­ven­ta­jas: “Ar­gen­ti­na tie­ne hi­per­in­fla­ción y un te­ma sin­di­cal com­ple­jo, en Bra­sil el idio­ma y la si­tua­ción po­lí­ti­ca com­pli­can el am­bien­te, mien­tras que en Chi­le el mer­ca­do pa­re­ce ha­ber lle­ga­do a un to­pe”.

Aun­que en Co­lom­bia las co­sas no son las idea­les, hay es­ta­bi­li­dad en la eco­no­mía, un nue­vo Pre­si­den­te con en­fo­que en la eco­no­mía na­ran­ja, más dis­po­ni­bi­li­dad de ofer­ta la­bo­ral ca­li­fi­ca­da y mano de obra re­la­ti­va­men­te ba­ra­ta. Eso sin con­tar la ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca y la co­nec­ti­vi­dad aé­rea; Bo­go­tá tie­ne unas 47 co­ne­xio­nes in­ter­na­cio­na­les y Mia­mi es­tá a so­lo 4 ho­ras.

Ade­más, el con­su­mi­dor co­lom­biano pa­re­ce es­tar per­dien­do el mie­do a com­prar des­de su compu­tador o smartp­ho­ne. Da­fi­ti re­por­tó que en julio pa­sa­do ya ha­bía ven­di­do lo que lo­gró en to­do 2017, cuan­do “ven­di­mos $45.000 mi­llo­nes. Cree­mos que es­te año se­rán $100.000 mi­llo­nes” di­jo Rue­da.

Lo mis­mo pa­re­ce ocu­rrir con Mer­ca­do Li­bre, otra pla­ta­for­ma de­di­ca­da a las ven­tas en lí­nea.“en el segundo tri­mes­tre cre­ci­mos 100%, fren­te al mis­mo pe­rio­do de 2017”, di­jo Jai­me Ra­mí­rez, country ma­na­ger de la em­pre­sa. Es­ta pla­ta­for­ma, de ori­gen ar­gen­tino, tie­ne en su vi­tri­na vir­tual de al me­nos unos 14 mi­llo­nes de ar­tícu­los pa­ra la ven­ta, al­go im­pen­sa­ble en un re­tail fí­si­co. Sin em­bar­go, la cla­ve de es­te ne­go­cio no es­tá en el vo­lu­men de pro­duc­tos que se ofer­tan, sino en la ex­pe­rien­cia de com­pra. Si las per­so­nas se sien­ten se­gu­ras de po­ner sus da­tos de tar­je­ta de cré­di­to en una pá­gi­na web. Mer­ca­do Li­bre tie­ne la he­rra­mien­ta ‘Mer­ca­do pa­go’ que evi­ta los frau­des en lí­nea; es se­gu­ro tan­to pa­ra el com­pra­dor co­mo pa­ra el ven­de­dor. “En Co­lom­bia hay un re­za­go por te­mas de con­fian­za, por eso nues­tra apues­ta por sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des del clien­te”, ma­ni­fes­tó Ra­mí­rez.

La en­tra­da de Ama­zon di­na­mi­za­rá las ac­ti­vi­da­des on li­ne en el país, en la me­di­da que cuen­ta con sis­te­mas ro­bus­tos de pa­go y se­gu­ri­dad.

Pe­ro no so­lo eso.tam­bién lle­va­rá a que los ca­na­les tra­di­cio­na­les se rein­ven­ten. Un ca­so lla­ma­ti­vo es la re­cien­te com­pra de la pla­ta­for­ma Li­nio por par­te de Fa­la­be­lla. Pa­ra­le­la­men­te, Exito, Al­kos­to, La 14 y otras gran­des su­per­fi­cies tra­ba­jan por es­tos días en me­jo­res ca­na­les en lí­nea pa­ra sus pro­duc­tos.

Ricardo He­nao, ge­ren­te de e-com­mer­ce de Al­ma­ce­nes Éxi­to, ex­pli­có que ellos se vie­nen pre­pa­ran­do des­de ha­ce 20 años pa­ra lo­grar com­pe­tir en es­te nue­vo mun­do del co­mer­cio que im­pli­ca la mul­ti­ca­na­li­dad. Se­gún él, es­to ha exi­gi­do gran­des in­ver­sio­nes y aun­que hoy las ven­tas vir­tua­les de es­ta em­pre­sa ape­nas re­pre­sen­tan 3,1% de las ven­tas, se es­pe­ra que es­te vo­lu­men si­ga cre­cien­do. De he­cho, en oc­tu­bre pró­xi­mo, la fir­ma lan­za dos nue­vas apli­ca­cio­nes pa­ra sus mar­cas Ca­ru­lla y Éxi­to, con el fin de ofre­cer do­mi­ci­lios a sus clien­tes, jun­to con otros ser­vi­cios.

La lle­ga­da de Ama­zon al país con la ope­ra­ción de un call cen­ter pa­ra aten­der a sus clien­tes es tal vez una de las noticias más im­por­tan­tes en ma­te­ria de ne­go­cios: pri­me­ro, sig­ni­fi­ca el ate­rri­za­je de uno de los gran­des del co­mer­cio elec­tró­ni­co en el mun­do; segundo, po­ne so­bre el ta­pe­te que por mu­chas ra­zo­nes y a pe­sar de los desafíos que el país aún en­fren­ta, Co­lom­bia es ca­da vez más un des­tino pa­ra gran­des in­ver­sio­nes in­ter­na­cio­na­les. Fi­nal­men­te, po­ne a to­dos los ac­to­res (lo­gís­ti­ca, re­tail, pro­duc­to­res in­dus­tria­les) a pen­sar so­bre cuál de­be ser el fu­tu­ro del país en ma­te­ria de co­mer­cio y pro­duc­ción. Ama­zon los va a po­ner a to­dos en lí­nea.

Jeff Be­zos tie­ne la­zos con Co­lom­bia: su pa­dras­tro, que le dio el ape­lli­do con el que se hi­zo fa­mo­so, tra­ba­jó en una pe­tro­le­ra ra­di­ca­da en el país.

Uno de los as­pec­tos cla­ve de la fir­ma es la lo­gís­ti­ca: lle­var pa­que­tes a cual­quier par­te del mun­do rá­pi­da­men­te.

Ama­zon Go bus­ca que la ex­pe­rien­cia de com­pra sea ágil y con­for­ta­ble pa­ra los clien­tes.

Ama­zon quie­re uti­li­zar dro­nes pa­ra lle­var mer­can­cía a su des­tino fi­nal.

Juan G. Pé­rez Di­rec­tor de In­vest in Bo­go­tá

Ana Ka­ri­na Ques­sep Pre­si­den­te ACDECC

Jo­sé Ma­nuel Res­tre­po Min­co­mer­cio

Se­gún Ama­zon, su ope­ra­ción ini­cial se­rá en el edi­fi­co Con­nec­ta de Bo­go­tá, un pro­yec­to del gru­po Te­rra­num.

Los trá­mi­tes an­te la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bo­go­tá tu­vie­ron lu­gar es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.