Fi­nan­cie­ro

¡No se que­de ca­lla­do!

Dinero (Colombia) - - Sumario - Luis Hum­ber­to Us­tá­riz abo­ga­do

Es ha­bi­tual que los usua­rios del sis­te­ma fi­nan­cie­ro en Co­lom­bia vi­van in­sa­tis­fe­chos con los ban­cos. Sin em­bar­go, has­ta aho­ra no ha­bía ci­fras exac­tas so­bre el ori­gen de las que­jas y có­mo és­tas son re­suel­tas por las au­to­ri­da­des. La fir­ma Us­tá­riz & Abo­ga­dos se dio a la ta­rea de con­so­li­dar to­da la in­for­ma­ción so­bre los 976 fa­llos que ha pro­fe­ri­do la Su­pe­rin­ten­den­cia Fi­nan­cie­ra por cuen­ta de las de­man­das que los usua­rios de la ban­ca co­lom­bia­na ra­di­ca­ron en­tre 2012 y 2016. Son va­rias las con­clu­sio­nes que se pu­die­ron ob­te­ner de es­te ejer­ci­cio, se­gún Luis Hum­ber­to Us­tá­riz, fun­da­dor y so­cio de la fir­ma.

De acuer­do con él, gra­cias al nue­vo marco re­gu­la­to­rio, los con­su­mi­do­res de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros es­tán de­man­dan­do ca­da vez más por sus de­re­chos an­te la Su­pe­rin­ten­den­cia; se­gun­do, los trá­mi­tes se es­tán re­sol­vien­do rá­pi­da­men­te, lo que mues­tra que se es­tá ha­cien­do jus­ti­cia efec­ti­va; y, fi­nal­men­te, que hay asun­tos que se es­tán vol­vien­do en un pro­ble­ma pa­ra el sec­tor y pa­ra los usua­rios, por ejem­plo, el frau­de elec­tró­ni­co.

Us­tá­riz ex­pli­có que su fir­ma ela­bo­ró una he­rra­mien­ta con el ob­je­ti­vo de ha­cer aná­li­sis a pro­fun­di­dad so­bre las ten­den­cias que se es­tán dan­do en es­te fren­te. Eso per­mi­ti­rá, por ejem­plo, pre­de­cir con un 95% de cer­te­za có­mo se desa­rro­lla­rá un pro­ce­so an­te la au­to­ri­dad cuan­do la que­ja sea si­mi­lar a un ca­so que ya ha­ya si­do re­suel­to.

Por ejem­plo, el ti­po de de­man­da más co­mún por par­te de los usua­rios fi­nan­cie­ros es por cuen­ta de los frau­des elec­tró­ni­cos.

Del uni­ver­so to­tal de fa­llos, 42% co­rres­pon­de a di­cho delito. Igual­men­te, ca­si 20% de las de­man­das se ori­gi­na en frau­des en ca­je­ro au­to­má­ti­co por cuen­tas de aho­rro o co­rrien­tes o tar­je­tas de cré­di­to. Con la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble, aho­ra es po­si­ble su­ge­rir a las par­tes si si­guen en un plei­to o es me­jor con­ci­liar.

De acuer­do con Us­tá­riz, ya es­tán pro­ce­san­do la in­for­ma­ción co­rres­pon­dien­te a 2017, que va a de­mos­trar có­mo el ni­vel de de­man­das si­gue cre­cien­do.

Es­to po­ne un desafío a las au­to­ri­da­des, pues es ne­ce­sa­rio se­guir re­sol­vien­do las que­jas a un rit­mo ade­cua­do. Ac­tual­men­te, los pro­ce­sos se de­mo­rar en pro­me­dio 7 me­ses.

Es­te indicador es po­si­ti­vo, por­que es un in­cen­ti­vo pa­ra que los con­su­mi­do­res si­gan exi­gien­do sus de­re­chos.

"En ge­ne­ral se pue­de de­tec­tar que hay una gran protección pa­ra los de­re­chos del con­su­mi­dor fi­nan­cie­ro", co­men­tó Us­tá­riz.

Es­ta ten­den­cia es­tá fun­da­men­ta­da, se­gún el abo­ga­do, en las nue­vas ca­rac­te­rís­ti­cas del con­su­mi­dor de hoy que es­tá más in­for­ma­do, y tie­ne más con­cien­cia so­bre sus de­re­chos. Des­ta­có que las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras es­tán ha­cien­do un es­fuer­zo por ofre­cer me­jo­res ser­vi­cios; di­jo que es­ta ba­se de da­tos les pue­de ayu­dar a los ban­cos a de­tec­tar en qué fren­tes es ne­ce­sa­rio for­ta­le­cer­se.

El sis­te­ma fi­nan­cie­ro es uno de los más im­por­tan­tes ac­to­res de la economía. Por eso, es­te ti­po de in­for­ma­ción es vi­tal pa­ra su­pe­rar pro­ble­mas. Es­te es un te­ma de al­tí­si­mo 'in­te­rés'.

EL FRAU­DE ELEC­TRÓ­NI­CO Y EL FRAU­DE POR CA­JE­RO AU­TO­MÁ­TI­CO SON LAS DE­MAN­DAS MÁS CO­MU­NES POR PAR­TE DE LOS USUA­RIOS DE LA BAN­CA.

Uno de los da­tos que más preo­cu­pa es el de que­jas por frau­des elec­tró­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.