Ser­vi­cios

¡A su sa­lud!

Dinero (Colombia) - - Sumario -

El Va­lle, que ha­ce unos años era re­co­no­ci­do co­mo uno de los lu­ga­res fa­vo­ri­tos pa­ra la prác­ti­ca de ci­ru­gías es­té­ti­cas no so­lo pa­ra pa­cien­tes na­cio­na­les sino ex­tran­je­ros, hoy le da un vuel­co a su es­tra­te­gia y se en­fren­ta a nue­vos re­tos que es­tán lle­van­do a to­da la ca­de­na de la sa­lud a brin­dar ser­vi­cios con va­lor agre­ga­do, co­mo la aten­ción de en­fer­me­da­des de al­ta com­ple­ji­dad.

Des­de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Ca­li (CCC) se ini­ció un pro­ce­so que hoy in­vo­lu­cra a más de 10 em­pre­sas del sec­tor, con el fin de ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de la ca­de­na, que es­tá con­for­ma­da por com­pa­ñías re­la­cio­na­das con la pro­duc­ción de bie­nes y pres­ta­ción de ser­vi­cios clí­ni­cos y mé­di­cos es­pe­cia­li­za­dos.

A tra­vés de la Iniciativa Clús­ter de Ex­ce­len­cia Clí­ni­ca, que cuen­ta con 459 em­pre­sas, que al cie­rre del año pa­sa­do re­gis­tra­ron in­gre­sos por más de $11 bi­llo­nes, el Va­lle se pro­yec­ta co­mo uno de los gran­des ju­ga­do­res en sa­lud.

En Ca­li es­tán dos de las me­jo­res clí­ni­cas no so­lo del país, sino de la re­gión. Se­gún el úl­ti­mo ranking de los me­jo­res hos­pi­ta­les y clí­ni­cas de Amé­ri­ca La­ti­na, de la re­vis­ta Amé­ri­ca Economía, la Fun­da­ción Va­lle del Li­li se ubi­ca ter­ce­ra; mien­tras el Cen­tro Mé­di­co Im­ba­na­co ocu­pa la po­si­ción nú­me­ro 11.

El año pa­sa­do, con el apo­yo de la CCC se con­for­mó un co­mi­té que se en­car­gó de de­fi­nir un es­que­ma de go­ber­nan­za con el fin de avan­zar en un plan de ac­ción pa­ra for­ta­le­cer al sec­tor.

El co­mi­té –a tra­vés de me­sas de tra­ba­jo que se cen­tran en tres as­pec­tos fun­da­men­ta­les: el desa­rro­llo de ne­go­cios ba­sa­dos en co­no­ci­mien­to y es­pe­cia­li­za­ción, un eco­sis­te­ma de in­no­va­ción clí­ni­ca y el ac­ce­so a mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les– bus­ca que el sec­tor mi­gre ha­cia ma­yo­res ni­ve­les de com­pe­ti­ti­vi­dad con el fin no so­lo de aten­der las ne­ce­si­da­des de los pa­cien­tes co­lom­bia­nos, sino tam­bién los que lle­gan del ex­te­rior.

Bue­na par­te del tra­ba­jo que rea­li­zan las par­tes se cen­tra en for­ta­le­cer la agen­da de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, en­fo­ca­dos en la in­no­va­ción, un as­pec­to en el que se es­pe­ra que ca­da día los di­fe­ren­tes es­la­bo­nes de la ca­de­na se va­yan in­vo­lu­cran­do, di­ce Johan­na Pa­di­lla, je­fe de la Pla­ta­for­ma Clús­ter de la Cá­ma­ra.

Mi­guel Or­tíz, coor­di­na­dor de la me­sa del eco­sis­te­ma de in­no­va­ción de la CCC, ma­ni­fies­ta que el ob­je­ti­vo es tra­ba­jar en un mo­de­lo en el cual las ins­ti­tu­cio­nes y di­ver­sos ac­to­res de la ca­de­na creen va­lor y pue­dan mo­ne­ti­zar lo que ha­cen en ma­te­ria de in­no­va­ción.

Es­to a tra­vés de la crea­ción de re­des que per­mi­tan ge­ne­rar co­no­ci­mien­to y una de las for­mas es acor­tan­do la bre­cha en­tre uni­ver­si­da­des y clí­ni­cas y hos­pi­ta­les, pues es­ta pue­de ser una re­la­ción “ga­na-ga­na”.

En el clús­ter se prio­ri­zan ac­ti­vi­da­des que van más allá de las ne­ce­si­da­des que los em­pre­sa­rios tienen en el día a día. Se tra­ba­ja en una agen­da de pro­yec­tos que los lle­va a pen­sar en re­tos pa­ra los pró­xi­mos 10 años. Tienen una agen­da de desa­rro­llo de ne­go­cios ba­sa­da en in­no­va­ción y co­no­ci­mien­to y que apun­ta a la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de los ser­vi­cios; un

te­ma en el que es­ta re­gión del país es im­por­tan­te ju­ga­do­ra.

Es tan re­le­van­te es­te sec­tor no so­lo pa­ra la economía de la re­gión, sino del país, que Es­te­ban Pie­drahí­ta, pre­si­den­te de la CCC, di­ce que le van a pre­sen­tar un pro­yec­to a la go­ber­na­do­ra Di­lian Fran­cis­ca To­ro, con el fin de po­der ha­cer uso de re­cur­sos de re­ga­lías pa­ra so­fis­ti­car y po­ten­ciar es­ta ca­de­na.

An­te es­te pa­no­ra­ma, las em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes pres­ta­do­ras de ser­vi­cios de sa­lud del Va­lle y, en par­ti­cu­lar de Ca­li, no quie­ren ser in­fe­rio­res a los re­tos que les im­po­ne el mer­ca­do y, por ello, no han aho­rra­do es­fuer­zos pa­ra ha­cer fren­te a la cre­cien­te de­man­da de ser­vi­cios.

_Tec­no­lo­gía e in­fra­es­truc­tu­ra

La Fun­da­ción Va­lle del Li­li, por ejem­plo, ha rea­li­za­do in­ver­sio­nes por cer­ca de $96.000 mi­llo­nes di­ri­gi­dos a tec­no­lo­gía y desa­rro­llos in­for­má­ti­cos, com­pra de equi­po mé­di­co asis­ten­cial y pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra, en­tre otros.

Mar­ce­la Gra­na­dos, sub­di­rec­to­ra ge­ne­ral de la Fun­da­ción, pre­ci­sa que el Ebit­da ge­ne­ra­do el año pa­sa­do por $107.021 mi­llo­nes, le per­mi­ti­rá a la ins­ti­tu­ción cum­plir con el plan de in­ver­sio­nes pro­pues­to pa­ra es­te año, que in­clu­ye el ini­cio de una nue­va to­rre de hos­pi­ta­li­za­ción.

Sin em­bar­go, la in­ver­sión de re­cur­sos no es en lo úni­co en lo que ha tra­ba­ja­do la en­ti­dad; el di­rec­tor del Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes Clí­ni­cas de la Fun­da­ción, Fer­nan­do Ros­so, di­ce que han lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo un cen­tro de re­fe­ren­cia de al­ta tec­no­lo­gía en ma­te­ria asis­ten­cial.

Re­cien­te­men­te es­ta­ble­ció una alian­za con la Uni­ver­si­dad Ice­si, con la que tie­ne más de 17 pro­gra­mas de pri­me­ra y se­gun­da es­pe­cia­li­dad. “Co­lom­bia ne­ce­si­ta más for­ma­ción en pri­me­ras y se­gun­das es­pe­cia­li­da­des, pues tie­ne un nú­me­ro acep­ta­ble de es­cue­las de me­di­ci­na, pe­ro hay po­cos si­tios en don­de pue­dan for­mar­se los es­pe­cia­lis­tas”.

El año pa­sa­do ob­tu­vo la cer­ti­fi­ca­ción de hos­pi­tal uni­ver­si­ta­rio, otor­ga­da por los Mi­nis­te­rios de Sa­lud y de Edu­ca­ción. So­lo hay 7 en Co­lom­bia y es la pri­me­ra en el Su­roc­ci­den­te. Hoy tienen más de 11 lí­neas de in­ves­ti­ga­ción y han pu­bli­ca­do más de 100 ar­tícu­los en re­vis­tas in­ter­na­cio­na­les.

Ac­tual­men­te, 25% de los tras­plan­tes de to­do el país se rea­li­zan en es­ta ins­ti­tu­ción. Aquí se ha­cen pro­ce­di­mien­tos de mé­du­la ósea, co­ra­zón ri­ñón, páncreas e hí­ga­do, etc.

Ade­más de aten­der a pa­cien­tes de to­do ti­po, pues su mi­sión se en­fo­ca en la in­te­gra­li­dad del bien so­cial, es­ta clí­ni­ca tam­bién atien­de pa­cien­tes ex­tran­je­ros pro­ve­nien­tes prin­ci­pal­men­te de Pa­na­má, las Is­las del Ca­ri­be y Cen­troa­mé­ri­ca; a la vez que re­ci­be mé­di­cos que re­quie­ren en­tre­na­mien­to.

_Tu­ris­mo mé­di­co

Una de las em­pre­sas que más ex­pe­rien­cia tie­ne en traer pa­cien­tes del ex­te­rior es Coo­me­va, que re­cién pu­so en fun­cio­na­mien­to Abau­ti, una pla­ta­for­ma de co­mer­cio elec­tró­ni­co di­ri­gi­da a es­te fin. Es­ta com­pa­ñía ha traí­do de otros paí­ses cer­ca de 20.000 pa­cien­tes en los úl­ti­mos 10 años, que vie­nen pa­ra rea­li­zar­se tra­ta­mien­tos mé­di­cos de al­ta com­ple­ji­dad.

Mau­ri­cio Cas­ti­llo, di­rec­tor de Es­tra­te­gia y Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les de la com­pa­ñía, ex­pli­ca que a tra­vés de Abau­ti, que en­tró en fun­cio­na­mien­to en no­viem­bre del año pa­sa­do, el pa­cien­te pue­de ac­ce­der a to­do ti­po de ser­vi­cios, pues tie­ne a dis­po­si­ción to­das las es­pe­cia­li­da­des mé­di­cas dis­po­ni­bles en el país, ade­más del te­ma lo­gís­ti­co. Pue­de se­lec­cio­nar y pa­gar a tra­vés de la pla­ta­for­ma.

El tu­ris­mo mé­di­co re­pre­sen­ta 20% de los ne­go­cios de me­di­ci­na pre­pa­ga­da de Coo­me­va y 15% de la uti­li­dad. Si bien Abau­ti, aún no ha si­do me­di­do, sus di­rec­ti­vas es­pe­ran que los re­sul­ta­dos sean po­si­ti­vos, da­do el va­lor agre­ga­do que brin­da. Hoy 28 es­pe­cia­lis­tas se en­car­gan de aten­der las ne­ce­si­da­des que tienen los usua­rios a tra­vés de la pla­ta­for­ma.

La Clí­ni­ca de Oc­ci­den­te ha­ce lo pro­pio. Ma­ría Ce­ci­lia Apon­te, di­rec­to­ra de la Ofi­ci­na In­ter­na­cio­nal de es­ta ins­ti­tu­ción, ase­gu­ra que es­ta uni­dad de ne­go­cio in­ter­na­cio­nal es la más jo­ven del país. Se creó ha­ce dos años y tres me­ses y su apues­ta es ha­cer sen­tir al pa­cien­te lo más cer­cano po­si­ble a su ca­sa.

Do­ce per­so­nas se en­car­gan de brin­dar acom­pa­ña­mien­to per­ma­nen­te a los pa­cien­tes que lle­gan del ex­te­rior y que, en su ma­yo­ría, son on­co­ló­gi­cos y con en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res. El pri­mer pa­cien­te fue ja­mai­quino y lle­gó en agos­to de 2016 y des­de allí, es­ta uni­dad de

ser­vi­cio no ha pa­ra­do de tra­ba­jar. So­lo en lo co­rri­do del pre­sen­te año han re­ci­bi­do 525 pa­cien­tes.

Son tan de­man­da­dos los ser­vi­cios de la clí­ni­ca por par­te de los ex­tran­je­ros, que pa­ra es­te año el pre­su­pues­to era ob­te­ner $2.300 mi­llo­nes; sin em­bar­go, en los pri­me­ros tres me­ses ya ha­bía facturado el pri­mer mi­llón de dó­la­res. En es­te mo­men­to, la uni­dad ha facturado $9.850 mi­llo­nes y es­pe­ra ce­rrar el año con $14.000 mi­llo­nes, con una ren­ta­bi­li­dad bru­ta de 32%.

Pe­ro Apon­te tie­ne cla­ro que más allá de las ci­fras es­tá la aten­ción con el co­ra­zón y el com­pro­mi­so es ayu­dar a me­jo­rar las con­di­cio­nes de los pa­cien­tes. Es­ta fi­lo­so­fía y el tra­ba­jo lo­gra­do con ca­da usua­rio les per­mi­tió con­ver­tir­se en los pri­me­ros en el país y en la re­gión en re­ci­bir la cer­ti­fi­ca­ción Ex­ce­llen­ce in Me­di­cal Tou­rism, otor­ga­da por Te­mos Ac­cre­di­ta­tion, de Ale­ma­nia.

La ma­yor par­te de los pa­cien­tes aten­di­dos pro­vie­ne del Ca­ri­be, es­pe­cial­men­te de San Mar­tín, pe­ro tam­bién de Aru­ba, Cu­ra­zao, Pa­na­má y Es­ta­dos Uni­dos. La Clí­ni­ca cons­trui­rá una nue­va to­rre pa­ra po­der brin­dar un me­jor ser­vi­cio a los pa­cien­tes. La idea es cre­cer no so­lo en in­fra­es­truc­tu­ra sino en pa­to­lo­gías.

_Un ser­vi­cio se­gu­ro

El Cen­tro Mé­di­co Im­ba­na­co, por su par­te, inau­gu­ró en 2016 una se­de con un al­to ni­vel tec­no­ló­gi­co, en la que se rea­li­za­ron in­ver­sio­nes por más de $460.000 mi­llo­nes y que tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra aten­der a cer­ca de un mi­llón de pa­cien­tes al año. So­lo en la­bo­ra­to­rio atien­den unas 500.000 per­so­nas.

Es­ta en­ti­dad tie­ne acre­di­ta­ción “se­llo do­ra­do” en ca­li­dad de aten­ción en sa­lud, co­men­ta Raúl Erazo, ase­sor de ge­ren­cia de la ins­ti­tu­ción. La acre­di­ta­ción in­ter­na­cio­nal le fue con­fe­ri­da por la Joint Com­mis­sion In­ter­na­tio­nal (JCI), por cum­plir con 99,6% de los es­tán­da­res exi­gi­dos a ni­vel mun­dial.

La clí­ni­ca presta ser­vi­cios de me­dia­na y al­ta com­ple­ji­dad, co­mo tras­plan­tes de mé­du­la ósea pa­ra ni­ños con leu­ce­mia y tu­mo­res ce­re­bra­les. “Es el úni­co si­tio en la re­gión en don­de los tu­mo­res se ope­ran sin abrir el crá­neo. A 92% de los pa­cien­tes que se ha ope­ra­do se les ha ex­traí­do la to­ta­li­dad del tu­mor, mien­tras que en la for­ma con­ven­cio­nal so­lo a 51% se le ex­trae to­do el tu­mor”, di­ce Erazo.

Es­to se lo­gra, ade­más, con los es­pe­cia­lis­tas que son de­ter­mi­nan­tes en el pro­ce­so a las in­ver­sio­nes rea­li­za­das en ma­te­ria de tec­no­lo­gía. So­lo en la sa­la pa­ra tu­mo­res ce­re­bra­les las in­ver­sio­nes son del or­den de US$4 mi­llo­nes. Im­ba­na­co ha ob­te­ni­do cin­co premios al hos­pi­tal más se­gu­ro del país, lo que sus­ten­ta por qué las ta­sas de mor­ta­li­dad in­tra­hos­pi­ta­la­ria son de 1%.

Es­ta ins­ti­tu­ción atien­de pa­cien­tes de Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos, Amé­ri­ca La­ti­na y Ca­ri­be.

La Clí­ni­ca de Of­tal­mo­lo­gía ha­ce lo pro­pio; pues la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo son as­pec­tos cla­ve pa­ra la pres­ta­ción de sus ser­vi­cios. Cuen­ta con un la­bo­ra­to­rio ex­pe­ri­men­tal vir­tual en don­de los es­tu­dian­tes de of­tal­mo­lo­gía de los úl­ti­mos se­mes­tres pue­den ha­cer sus prác­ti­cas. Tie­ne un ojo ro­bó­ti­co que si­mu­la to­das las ca­pas del ojo y pue­de si­mu­lar di­fe­ren­tes ti­pos de ci­ru­gías has­ta que el prac­ti­can­te es­té lis­to pa­ra acom­pa­ñar una ci­ru­gía real.

Cuen­ta con la úni­ca bi­blio­te­ca of­tal­mo­ló­gi­ca del país y, por ello, ha rea­li­za­do con­ve­nios con uni­ver­si­da­des pa­ra que los es­tu­dian­tes pue­dan ir a in­ves­ti­gar.

Tie­ne un de­par­ta­men­to del pa­cien­te in­ter­na­cio­nal, ra­zón que los mo­ti­vó a bus­car la acre­di­ta­ción in­ter­na­cio­nal pa­ra atraer pa­cien­tes del Ca­ri­be, es­pe­cial­men­te de las Is­las de San Mar­tín. Es­to lo ha­ría la clí­ni­ca di­rec­ta­men­te con un bro­ker. En es­te mo­men­to los pa­cien­tes que traen lo ha­cen con Coo­me­va.

La in­no­va­ción ha­ce par­te del plan es­tra­té­gi­co de la com­pa­ñía, lo que la ha con­ver­ti­do en re­fe­ren­te en es­ta es­pe­cia­li­dad. Aho­ra tie­ne co­mo ob­je­ti­vo mon­tar el pri­mer ob­ser­va­to­rio of­tal­mo­ló­gi­co del país, lo cual se po­drá lo­grar con la unión de ins­ti­tu­cio­nes si­mi­la­res a la clí­ni­ca.

De igual for­ma, es­tá en un pro­yec­to de cons­truir una cen­tral de mez­clas pa­ra pro­du­cir su pro­pio sue­ro au­tó­lo­go –es­pe­cial pa­ra of­tal­mo­lo­gía–. Es par­te del desa­rro­llo que ne­ce­si­ta la clí­ni­ca pa­ra ser más in­te­gral. “Hi­ci­mos una alian­za con el Ban­co de Ojos pa­ra pro­du­cir sue­ro au­tó­lo­go y fór­mu­las ma­gis­tra­les”, pre­ci­sa el ge­ren­te de la clí­ni­ca, Die­go Ló­pez.

La iniciativa tie­ne un cos­to de $750 mi­llo­nes. El Sena les otor­gó $200 mi­llo­nes, el Ban­co de Ojos rea­li­za­rá un apor­te y la clí­ni­ca su­ma­rá otra par­te.

La política es cla­ra: ele­var la ca­li­dad de los ser­vi­cios, sus­ten­ta­da en desa­rro­llo e in­no­va­ción, un plan pa­ra el que los em­pre­sa­rios han au­na­do es­fuer­zos con mi­ras a los pa­cien­tes lo­ca­les y ex­tran­je­ros.

IN­VES­TI­GA­CIÓN Y GE­NE­RA­CIÓN DE CO­NO­CI­MIEN­TO SE­RÁN CLA­VE EN EL FOR­TA­LE­CI­MIEN­TO DE LAS INS­TI­TU­CIO­NES CLÍ­NI­CAS.

Mau­ri­cio Cas­ti­llo Ge­ren­te de Es­tra­te­gia y Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les Coo­me­va Sec­tor Sa­lud

Raúl Erazo Ase­sor de ge­ren­cia de Im­ba­na­co

Ma­ría Ce­ci­lia Apon­te Di­rec­to­ra Ofi­ci­na In­ter­na­cio­nal Clí­ni­ca de Oc­ci­den­te

La Fun­da­ción Va­lle del Li­li se ubi­ca co­mo la ter­ce­ra me­jor clí­ni­ca de Amé­ri­ca La­ti­na, se­gún Amé­ri­ca Economía.

Fer­nan­do Ros­so Di­rec­tor Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes Clí­ni­cas de Va­lle del Li­li

Es­te­ban Pie­drahi­ta Pre­si­den­te de la CCC

En el Cen­tro Mé­di­co Im­ba­na­co se prac­ti­can tra­ta­mien­tos de me­dia­na y al­ta com­ple­ji­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.