La ven­ta de Col­tel si­gue es­pe­ran­do

El an­te­rior go­bierno ini­ció la ven­ta de su par­ti­ci­pa­ción en Co­lom­bia Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. La operación to­da­vía no ter­mi­na. ¿Por qué?

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Te­le­fó­ni­ca Co­lom­bia cu mp lió un año de anun­cios: des­de la ca­pi­ta­li­za­ción y el im­pac­to que tu­vo en sus cuen­tas la de­ci­sión del tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to so­bre la re­ver­sión de ac­ti­vos, has­ta la enaje­na­ción de 32,5% de las ac­cio­nes que tie­ne hoy el Es­ta­do en la em­pre­sa.

En agos­to de 2017, lue­go de una lar­ga ne­go­cia­ción, el Go­bierno y Te­le­fó­ni­ca Es­pa­ña lo­gra­ron un acuer­do pa­ra ca­pi­ta­li­zar la em­pre­sa co­lom­bia­na so­bre la ba­se de la par­ti­ci­pa­ción de ca­da uno en la mis­ma. El Es­ta­do pa­gó $1,2 bi­llo­nes y los es­pa­ño­les apor­ta­ron $3,2 bi­llo­nes.

Y, al mis­mo tiem­po, un tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to le dio la ra­zón al Mi­nis­te­rio de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción, obli­gan­do a Cla­ro y a Te­le­fó­ni­ca a pa­gar una mul­ta por $3,1 bi­llo­nes y $1,6 bi­llo­nes res­pec­ti­va­men­te.

He­chos los pa­gos, el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da ase­gu­ró que el lau­do ar­bi­tral del sec­tor te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes le ha­bía ayu­da­do a mo­di­fi­car sus ne­ce­si­da­des de fi­nan­cia­mien­to ex­terno tan­to pa­ra 2017 co­mo pa­ra 2018.

La ra­zón es que, mien­tras Cla­ro en­tre­gó US$600 mi­llo­nes de su par­te en el lau­do ar­bi­tral, Te­le­fó­ni­ca hi­zo lo mis­mo con un mon­to de US$379 mi­llo­nes; es de­cir que en to­tal las cuen­tas in­ter­na­cio­na­les del Es­ta­do re­ci­bie­ron cer­ca de US$980 mi­llo­nes que de ha­ber in­gre­sa­do de in­me­dia­to a la economía ha­bían ge­ne­ra­do un pi­co de re­va­lua­ción y mo­di­fi­ca­do las cuen­tas na­cio­na­les.

Así que la de­ci­sión del Go­bierno fue man­te­ner los re­cur­sos en di­chas cuen­tas e in­gre­sar­los al país de acuer­do con las ne­ce­si­da­des que se fue­ran pre­sen­tan­do, dis­mi­nu­yen­do así la can­ti­dad de re­cur­sos ex­ter­nos que se ne­ce­si­ta­ban.

Más ade­lan­te, el mis­mo Min­ha­cien­da anun­ció que

LA ENAJE­NA­CIÓN DE LA EM­PRE­SA SE ANUN­CIÓ HA­CE UN AÑO A $2.075 POR AC­CIÓN.

ven­de­ría su par­ti­ci­pa­ción en Te­le­fó­ni­ca, co­rres­pon­dien­te a 32,5% de la em­pre­sa que le per­te­ne­ce, par­te que fue ava­lua­da en $2,3 bi­llo­nes que se in­clu­ye­ron en­tre los in­gre­sos que re­ci­bi­ría es­te año el país y que ayu­da­rían a pa­gar los $233,5 bi­llo­nes del Pre­su­pues­to Ge­ne­ral de la Na­ción pa­ra 2018.

Pa­sa­ron los me­ses y en ma­yo de es­te año el Con­se­jo de Mi­nis­tros ava­ló la enaje­na­ción de la em­pre­sa y el pre­cio ob­je­ti­vo al que se ven­de­rán las ac­cio­nes y que le per­mi­ti­rá al Es­ta­do el in­gre­so de lo men­cio­na­dos $2,3 bi­llo­nes.

Días des­pués, la Na­ción so­li­ci­tó an­te la Bol­sa de Va­lo­res de Co­lom­bia la ins­crip­ción de sus ac­cio­nes or­di­na­rias, con­di­cio­na­da a la pu­bli­ca­ción del avi­so de ofer­ta a los des­ti­na­ta­rios de las con­di­cio­nes es­pe­cia­les y la expedición de un avi­so de la BVC apro­ban­do la pri­me­ra eta­pa de enaje­na­ción.

Una vez apro­ba­da la ins­crip­ción de las ac­cio­nes y emi­ti­dos los avi­sos, tan­to de la Bol­sa de Va­lo­res co­mo de la Na­ción con res­pec­to a la ven­ta de las mis­mas, en ju­lio de es­te año el mi­nis­tro de Ha­cien­da del mo­men­to, Mau­ri­cio Cár­de­nas, y el en­ton­ces vi­ce­mi­nis­tro de Co­nec­ti­vi­dad y Di­gi­ta­li­za­ción en­car­ga­do del des­pa­cho del mi­nis­tro de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­cio­nes, Juan Se­bas­tián Ro­zo, fir­ma­ron el de­cre­to de au­to­ri­za­ción al mis­mo Min­ha­cien­da pa­ra que ven­die­ra su par­ti­ci­pa­ción en Te­le­fó­ni­ca.

Ese mis­mo mes, el Go­bierno pu­bli­có la ofer­ta de ven­ta de ac­cio­nes a $2.075,31 pa­ra los “des­ti­na­ta­rios de con­di­cio­nes es­pe­cia­les”. Los tra­ba­ja­do­res ac­ti­vos y pen­sio­na­dos de Col­tel, Me­tro­tel, Te­le­bu­ca­ra­man­ga y Op­te­com, en­ti­da­des en las que Col­tel tie­ne una par­ti­ci­pa­ción ma­yo­ri­ta­ria; ex­tra­ba­ja­do­res de Col­tel y sus Afi­lia­das; las aso­cia­cio­nes de em­plea­dos o exem­plea­dos de Col­tel y miem­bros de sindicatos, en­tre otros, con­ta­ron con un pla­zo de 3 me­ses pa­ra ma­ni­fes­tar su in­ten­ción de com­pra de las ac­cio­nes de Te­le­fó­ni­ca. Y al fi­na­li­zar el pla­zo, a prin­ci­pios de es­te mes, la pri­me­ra eta­pa se de­cla­ró de­sier­ta, por­que nin­gu­na de las 10 fir­mas co­mi­sio­nis­tas de Bol­sa en­car­ga­das de la enaje­na­ción de la em­pre­sa Co­lom­bia Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes re­ci­bió la ma­ni­fes­ta­ción de in­te­rés de com­pra de ac­cio­nes de la em­pre­sa por par­te de los “des­ti­na­ta­rios de con­di­cio­nes es­pe­cia­les”.

Aho­ra, la par­ti­ci­pa­ción del Es­ta­do en Co­lom­bia Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes po­dría so­me­ter­se a una re­va­lo­ra­ción del pre­cio por ac­ción, gra­cias a una mo­di­fi­ca­ción en el de­cre­to que au­to­ri­zó la ven­ta y que tam­bién fir­ma­ron Cár­de­nas y Ro­zo, que po­dría es­ta­ble­cer un pre­cio más al­to pa­ra el ini­cio de la se­gun­da eta­pa de enaje­na­ción.

En es­ta opor­tu­ni­dad, la ven­ta de las ac­cio­nes es­ta­rá abier­ta a cual­quier ti­po de in­tere­sa­do, abrien­do la opor­tu­ni­dad tan­to a per­so­nas na­tu­ra­les co­mo a otras em­pre­sas.

Col­tel po­dría pa­sar com­ple­ta­men­te a ma­nos de Te­le­fó­ni­ca, em­pre­sa que po­see 67,5%. Sin em­bar­go, los es­pa­ño­les ha­brían ad­ver­ti­do en su país des­de me­ses atrás que no es­tán in­tere­sa­dos en ob­te­ner el 100% de las ac­cio­nes.

En el mer­ca­do otras em­pre­sas po­drían es­tar in­tere­sa­das en com­prar la par­ti­ci­pa­ción que tie­ne el Es­ta­do en la fir­ma de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, pe­ro el pre­cio y el en­torno lo­cal de de­cre­ci­mien­to en el sec­tor po­drían ju­gar en con­tra.

De no lo­grar­se, la se­gun­da eta­pa de la enaje­na­ción ten­drá que de­cla­rar­se de­sier­ta y el Go­bierno de­be­rá bus­car una al­ter­na­ti­va pa­ra ob­te­ner $2,3 bi­llo­nes adi­cio­na­les que le per­mi­tan sal­dar las cuen­tas de es­te año.

El te­ma no cae­ría bien a un go­bierno que ape­nas ini­cia, tie­ne una agen­da apre­ta­da en el Con­gre­so y es­tá a pun­to de en­fren­tar­se a una Ley de Fi­nan­cia­mien­to pa­ra ob­te­ner los $14 bi­llo­nes que di­ce le fal­tan al pre­su­pues­to pa­ra 2019.

Sin em­bar­go, des­de su lle­ga­da al car­go el nue­vo mi­nis­tro de Ha­cien­da, Al­ber­to Ca­rras­qui­lla, ha si­do reite­ra­ti­vo en se­ña­lar que hay va­rias cuen­tas por ajus­tar en el Es­ta­do co­mo el gas­to, la deu­da y sus vi­gen­cias fu­tu­ras y la sa­lud.

Lo que no es­ta­ba en­tre sus pla­nes era la res­pon­sa­bi­li­dad de enaje­nar Co­lom­bia Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, que por lo me­nos ya pa­gó su deu­da con los pen­sio­na­dos de Te­le­com. La pre­gun­ta que que­da en el ai­re es cuál es el im­pac­to de es­te hue­co en el plan financiero del Go­bierno pa­ra es­te año y có­mo va a cu­brir­lo.

DE­PEN­DIEN­DO DE LA CO­YUN­TU­RA DE LA EM­PRE­SA, AN­TES DE LA SE­GUN­DA ETA­PA SE PO­DRÁ REVALORAR SU PRE­CIO.

El sec­tor de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes vie­ne en­fren­tan­do va­rios desafíos.

El Go­bierno de­be­ría re­ci­bir mí­ni­mo $2,3 bi­llo­nes por la ven­ta. Mau­ri­cio Cár­de­nas Ex­mi­nis­tro de Ha­cien­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.