Volando muy ba­jo

En los úl­ti­mos me­ses el pe­tró­leo subió, pe­ro el dó­lar no ba­jó. Ese es un du­ro gol­pe pa­ra las ae­ro­lí­neas que ope­ran en Co­lom­bia.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

La tra­di­ción mues­tra que en Co­lom­bia, cuan­do el pe­tró­leo sube, el dó­lar ba­ja. Y vi­ce­ver­sa. Esa ha si­do una co­rre­la­ción que prácticamente se ha in­cor­po­ra­do al pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co na­cio­nal; na­die es­pe­ra sor­pre­sas en esos fren­tes.

Pe­ro lo ocu­rri­do en los úl­ti­mos me­ses ha si­do bas­tan­te par­ti­cu­lar y mu­chos en el mer­ca­do de va­lo­res se pre­gun­tan por qué tal 'ecua­ción' se rom­pió. En el úl­ti­mo año, el pe­tró­leo ha re­gis­tra­do in­cre­men­tos im­por­tan­tes en su co­ti­za­ción. El Brent, por ejem­plo, a fi­na­les de oc­tu­bre de 2017 es­ta­ba me­ro­dean­do US$60. En la úl­ti­ma se­ma­na de oc­tu­bre de 2018 se ha­bía ubi­ca­do cer­ca de US$80. Es­to es un in­cre­men­to de 33%. La no­ti­cia es muy po­si­ti­va pa­ra la in­dus­tria pe­tro­le­ra co­lom­bia­na: Eco­pe­trol ce­rró el pri­mer se­mes­tre de es­te año con una ca­ja de $15,8 bi­llo­nes y uti­li­da­des por $6 bi­llo­nes.

Pe­ro, de otra par­te, el dó­lar no ha reac­cio­na­do. En un pri­mer mo­men­to el pe­so se re­va­luó y en los úl­ti­mos me­ses de 2017 el dó­lar ca­yó a cer­ca de $2.800; des­de enero de es­te año vol­vió la ten­den­cia de­va­lua­cio­nis­ta y el dó­lar se ha que­da­do cer­ca a los $3.000.

Si bien en otras eco­no­mías la de­va­lua­ción ha si­do más abrup­ta, en Co­lom­bia que la di­vi­sa se ha­ya es­ta­bi­li­za­do cer­ca de $3.000 tie­ne enor­mes im­pli­ca­cio­nes pa­ra mu­chos sec­to­res, que po­dían com­pen­sar por la vía de una caí­da en el pre­cio del dó­lar el gol­pe que re­ci­bían sus ba­lan­ces, gra­cias a los ma­yo­res cos­tos del pe­tró­leo y sus de­ri­va­dos. Pe­ro na­da de eso es­tá ocu­rrien­do hoy. Es­ta es una ano­ma­lía que pro­ba­ble­men­te re­fle­ja los te­mo­res so­bre el fu­tu­ro de la economía co­lom­bia­na y mun­dial. Va­rios sec­to­res han em­pe­za­do a sen­tir el gol­pe, es­pe­cial­men­te, las ae­ro­lí­neas, que siem­pre han lo­gra­do com­pen­sar el cho­que de un au­men­to en el pre­cio del pe­tró­leo con una me­nor co­ti­za­ción del dó­lar.

"Si el pre­cio del com­bus­ti­ble con­ti­núa in­cre­men­tán­do­se o se man­tie­ne el pre­cio del dó­lar cer­cano a $3.000 se pon­drán en aprie­tos las ae­ro­lí­neas", co­men­tó una fuen­te del sec­tor que pi­dió re­ser­va.

El asun­to es sim­ple: es­ta­mos ad por­tas de la tem­po­ra­da al­ta de fin de año.aho­ra es cuan­do se pla­ni­fi­can las va­ca­cio­nes de di­ciem­bre y enero y mu­chos em­pie­zan a ad­qui­rir sus pa­que­tes tu­rís­ti­cos. Por eso las em­pre­sas aé­reas di­se­ñan pla­nes de des­cuen­to y ofer­tas pa­ra que los via­je­ros pro­gra­men bien la tem­po­ra­da, in­cen­ti­van­do con eso la com­pra an­ti­ci­pa­da. Sin em­bar­go, es muy pro­ba­ble que las com­pa­ñías

EN EL SE­GUN­DO SE­MES­TRE DE 2017, EL DÓ­LAR ES­TA­BA CER­CA A $2.800, HOY SE CO­TI­ZA AL­RE­DE­DOR DE $3.000. EL PE­TRÓ­LEO NO HA BA­JA­DO DE US$80.

aé­reas no ten­gan mar­gen de ma­nio­bra. La pre­gun­ta que que­da en el ai­re es que si es­ta si­tua­ción atí­pi­ca con­ti­núa, ten­drán que tras­la­dar to­do el gol­pe de sus cos­tos a los ti­que­tes y eso des­in­cen­ti­va­rá la com­pra por par­te de los usua­rios. El boo­me­rang en­ton­ces se ha­brá de­vuel­to, por­que ello de­ri­va­ría en me­no­res ven­tas.

_¿Ate­rri­za­je sua­ve?

La ta­sa de cam­bio afec­ta a la ma­yo­ría de cos­tos: el pre­cio de los com­bus­ti­bles, los de man­te­ni­mien­to y de se­gu­ros, que re­pre­sen­tan por lo me­nos 35% de la es­truc­tu­ra de cos­tos de las ae­ro­lí­neas. Esa es la ecua­ción que de­ben re­sol­ver aho­ra mis­mo es­tas fir­mas. "Eso de te­ner un au­men­to en el cru­do y un dó­lar de­va­lua­do, es un he­cho que se ha­bía pre­sen­ta­do po­cas ve­ces", di­jo otra fuen­te del sec­tor.

El fe­nó­meno ya em­pe­zó a gol­pear los ba­lan­ces de las ae­ro­lí­neas. Pa­ra la mues­tra va­rios bo­to­nes. Por ejem­plo, Avian­ca in­for­mó que a ju­nio de es­te año el gas­to en com­bus­ti­bles de ae­ro­na­ves lle­gó a US$573 mi­llo­nes, 25% más que los US$458 mi­llo­nes que se pre­sen­ta­ron en el pri­mer se­mes­tre de 2017.

En el ca­so de las ae­ro­lí­neas que ope­ran en Co­lom­bia, el gol­pe es do­ble, por­que no so­lo el pre­cio del com­bus­ti­ble au­men­ta, sino que a la hora de ir al mer­ca­do a com­prar los dó­la­res pa­ra pa­gar los gas­tos, se tie­ne que pa­gar más de lo que se pa­gó en el mis­mo pe­río­do del año pa­sa­do.

El im­pac­to se va a agu­di­zar en el se­gun­do se­mes­tre, pues es­pe­cial­men­te en­tre sep­tiem­bre y oc­tu­bre se ha da­do un ma­yor in­cre­men­to en los com­bus­ti­bles, mien­tras que el dó­lar se ubi­ca más arri­ba de lo que es­ta­ba en el mis­mo mo­men­to de 2017.

Tam­bién en su informe tri­mes­tral, Co­pa in­for­mó que a ju­nio no so­lo ha­bía au­men­ta­do su con­su­mo de com­bus­ti­ble, pues pa­só de 74,1 mi­llo­nes de ga­lo­nes en el se­gun­do tri­mes­tre de 2017 a 81,7 mi­llo­nes de ga­lo­nes en el mis­mo pe­río­do de 2018, sino que el pre­cio pro­me­dio por ga­lón pa­só de US$1,77 a US$2,35 en el mis­mo pe­río­do. So­lo por pre­cio, el in­cre­men­to en es­te tri­mes­tre fue de 33%; in­cor­po­ran­do el au­men­to en el vo­lu­men, los cos­tos se le subie­ron en US$60 mi­llo­nes a es­ta ae­ro­lí­nea.

La em­pre­sa in­for­mó que "los cos­tos de com­bus­ti­ble pa­ra ae­ro­na­ves se in­cre­men­ta­ron 47,1% o US$61,6 mi­llo­nes com­pa­ra­dos con el se­gun­do tri­mes­tre de 2017, co­mo resultado de los más al­tos pre­cios de jet fuel y un au­men­to en la ca­pa­ci­dad".

Así, la tra­di­cio­nal pre­sión so­bre los ba­lan­ces em­pre­sa­ria­les por cuen­ta de un au­men­to en la operación se ve­rá agra­va­da por la nue­va con­di­ción de los mer­ca­dos del dó­lar y los com­bus­ti­bles pa­ra avio­nes. Es de­cir, si las com­pa­ñías as­pi­ran a cre­cer en vo­lu­men de pa­sa­je­ros y ope­ra­cio­nes de vue­lo, van a sen­tir mu­cho más el gol­pe.

En el ca­so de Avian­ca, por ejem­plo, es­ta se­ría una pre­sión adi­cio­nal aho­ra que quie­re re­cu­pe­rar el te­rreno per­di­do por cuen­ta de la caí­da en su operación tras el pa­ro de pi­lo­tos que se re­gis­tró el año pa­sa­do.

La co­yun­tu­ra es bien preo­cu­pan­te. Se­gún las ci­fras de la Ae­ro­náu­ti­ca Ci­vil, el trá­fi­co aé­reo co­lom­biano vie­ne cre­cien­do a bue­nos rit­mos de 5,67% acu­mu­la­do a ju­lio de es­te año, pe­río­do en el que se trans­por­ta­ron 33,6 mi­llo­nes de via­je­ros tan­to en trá­fi­co na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal. En las es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les se des­ta­ca el flu­jo de via­je­ros in­ter­na­cio­na­les que cre­ce a 8,29%, al­can­zan­do un ré­cord de 26,5 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros.

El pa­no­ra­ma no es el mis­mo pa­ra los pa­sa­je­ros na­cio­na­les, pues la caí­da has­ta ju­lio pa­sa­do era de 3,18% has­ta los 7 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros.

Es­tas ci­fras son así, por­que la in­dus­tria lo­cal se quie­re re­cu­pe­rar de la caí­da re­gis­tra­da el año pa­sa­do por cuen­ta del pa­ro de Avian­ca. Ese es el mer­ca­do que es­tá pen­dien­te de vol­ver a la nor­ma­li­dad, así que, ape­nas ocu­rra de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va la re­cu­pe­ra­ción, se van a au­men­tar las ne­ce­si­da­des ope­ra­cio­na­les de las ae­ro­lí­neas.

Es en ese com­ple­jo pa­no­ra­ma en el que la no­ti­cia de un dó­lar y unos com­bus­ti­bles ca­ros no es pa­ra na­da bue­na.

Las com­pa­ñías aé­reas se de­ben pre­pa­rar pa­ra es­ta em­pi­na­da cues­ta de fin de año, por­que por un la­do tie­nen una es­truc­tu­ra de cos­tos más apre­ta­da y, por el otro, una ne­ce­si­dad de re­cu­pe­rar el te­rreno per­di­do, so­bre to­do en el mer­ca­do lo­cal. Una co­yun­tu­ra bas­tan­te par­ti­cu­lar que ha­ce que el 'equi­pa­je' pa­ra las ae­ro­lí­neas sea más pe­sa­do.

Las com­pa­ñías es­tán a pun­to de di­se­ñar sus pro­mo­cio­nes de fin de año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.