Ca­sa­na­re

Ca­sa­na­re se es­tá rein­ven­tan­do lue­go de la cri­sis ge­ne­ra­da por la caí­da en los pre­cios del pe­tró­leo. Así lo es­tá ha­cien­do.

Dinero (Colombia) - - SUMARIO -

Sin de­pen­der del cru­do

En 2013 el PIB del Ca­sa­na­re al­can­zó los $15,4 bi­llo­nes, mon­to del cual la in­dus­tria pe­tro­le­ra re­pre­sen­ta­ba 72%, ci­fras que evi­den­cian la de­pen­den­cia ex­ce­si­va de es­ta eco­no­mía de una ac­ti­vi­dad que en­tró en cri­sis a par­tir de 2014, pro­duc­to de la caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les del cru­do.

Du­ran­te al me­nos una dé­ca­da, la in­dus­tria de los hi­dro­car­bu­ros fue la en­car­ga­da de ja­lo­nar no so­lo el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del de­par­ta­men­to, sino el em­pleo. La ex­plo­ra­ción y ex­plo­ta­ción lle­vó a que es­ta eco­no­mía cre­cie­ra el do­ble e, in­clu­so, el tri­ple de lo que lo ha­cía el PIB na­cio­nal.

Sin em­bar­go, des­de ha­ce cin­co años to­do em­pe­zó a cam­biar. La caí­da del pre­cio del pe­tró­leo lle­vó a que la par­ti­ci­pa­ción de los hi­dro­car­bu­ros en la tor­ta eco­nó­mi­ca del de­par­ta­men­to se re­du­je­ra a me­nos de 50% y el ta­ma­ño de la eco­no­mía ca­ye­ra a $12 bi­llo­nes.

Se es­ti­ma que se per­die­ron unos 15.000 em­pleos, en­tre di­rec­tos e in­di­rec­tos; de los cua­les más de 70% co­rres­pon­día a per­so­nas que no eran de Ca­sa­na­re. Aún así, el res­tan­te 30% ter­mi­nó im­pac­tan­do a la re­gión.

Car­los Ro­jas, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio del Ca­sa­na­re, di­ce que es­ta in­dus­tria ge­ne­ra­ba in­gre­sos anua­les su­pe­rio­res a los $730.000 mi­llo­nes, los cua­les de­ri­va­ban de los di­fe­ren­tes ser­vi­cios pres­ta­dos al­re­de­dor de es­ta ac­ti­vi­dad, co­mo trans­por­te, lo­gís­ti­ca, sa­lud y co­mer­cio.

La des­tor­ci­da de los pre­cios del cru­do en 2014 par­tió en dos la eco­no­mía de es­te de­par­ta­men­to, lo que obli­gó a pro­pios y ex­tra­ños a po­ner sus ojos en otras ac­ti­vi­da­des que, si bien es­ta­ban ahí, ha­bían si­do opa­ca­das por los hi­dro­car­bu­ros.

Fue así co­mo la agroin­dus­tria, el tu­ris­mo, el co­mer­cio y la ga­na­de­ría co­men­za­ron a vi­si­bi­li­zar­se nue­va­men­te. Hoy el com­por­ta­mien­to de la eco­no­mía se ex­pli­ca en gran par­te por el co­mer­cio, que en 2017 al­can­zó $1,7 bi­llo­nes, se­gui­do de la agri­cul­tu­ra, con $1,5 bi­llo­nes. Las ac­ti­vi­da­des in­dus­tria­les, los ser­vi­cios pú­bli­cos, las co­mu­ni­ca­cio­nes, el sec­tor fi­nan­cie­ro y el ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio, en­tre otros, com­ple­men­tan el por­ta­fo­lio de ren­glo­nes que so­por­tan la eco­no­mía del de­par­ta­men­to.

LA IN­DUS­TRIA DE HI­DRO­CAR­BU­ROS LLE­GÓ A PE­SAR MÁS DE 70% DEL PIB DEL DE­PAR­TA­MEN­TO.

La crea­ción de em­pre­sas va al al­za. El te­ji­do em­pre­sa­rial a 30 de ju­nio de es­te año au­men­tó 5% res­pec­to 2017, con un to­tal de 18.215 com­pa­ñías; fren­te a 17.353 re­gis­tra­das en el pri­mer se­mes­tre de 2017.

An­te el pa­no­ra­ma po­co cla­ro que co­men­zó a avi­zo­rar­se co­mo con­se­cuen­cia de la co­yun­tu­ra pe­tro­le­ra, des­de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio se co­men­zó a tra­ba­jar en cua­tro ini­cia­ti­vas clús­ter, que apun­tan a es­ta­ble­cer es­tra­te­gias que per­mi­tan po­ten­ciar el mis­mo nú­me­ro de sec­to­res. Se tra­ta de los clús­ters de pi­ña, ga­na­de­ría, tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za y Oil & Gas.

_Di­ver­si­fi­ca­ción

Los pla­nes ya es­tán en mar­cha. En el clús­ter de Oil & Gas se tra­ba­ja con el fin de ge­ne­rar una di­ná­mi­ca com­pe­ti­ti­va al­re­de­dor de la in­dus­tria pe­tro­le­ra, pe­ro al mis­mo tiem­po que las em­pre­sas em­pie­cen a di­ver­si­fi­car sus lí­neas de ne­go­cio.

Die­go Fon­se­ca, clus­ter ma­na­ger de Oil & Gas, ex­pli­ca que el ob­je­ti­vo es de­ter­mi­nar có­mo con la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da que tie­nen mu­chas com­pa­ñías, que les pres­ta­ban ser­vi­cios a la in­dus­tria pe­tro­le­ra, pue­dan mi­rar ha­cia otros sec­to­res.

La ta­rea ini­ció con tres em­pre­sas pi­lo­to. Una de ellas es Falck Ser­vi­ces Lt­da., la cual em­pe­zó con un pe­que­ño con­tra­to de pres­ta­ción de ser­vi­cios de ali­men­ta­ción, ca­ma­de­ría y la­van­de­ría pa­ra tres es­ta­cio­nes de la fir­ma Pe­ren­co. En ese mo­men­to tam­bién co­men­zó a tra­ba­jar la pul­pa de fru­tas de ma­ne­ra ar­te­sa­nal. En sus pri­me­ros años se con­cen­tró en el sec­tor pe­tro­le­ro, pe­ro de las cri­sis sur­gen las opor­tu­ni­da­des, di­ce Ra­fael Falck, su ge­ren­te.

De­ci­die­ron de­jar de de­pen­der de los hi­dro­car­bu­ros y con su co­no­ci­mien­to co­men­zó a ge­ne­rar otras opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio. Hoy tra­ba­ja en la pro­duc­ción de pul­pa de fru­ta pa­ra ex­por­tar; pa­ra lo cual ya mon­tó la plan­ta y cuen­ta con el plan de co­mer­cia­li­za­ción pa­ra ven­der no so­lo en Ca­sa­na­re sino en

la re­gión, lue­go en el país y pos­te­rior­men­te mi­rar ha­cia el ex­te­rior.

Tra­ba­ja 24 va­rie­da­des de fru­ta, que por aho­ra son pa­ra au­to­abas­te­cer­se; pe­ro ade­lan­ta ne­go­cia­cio­nes con em­pre­sas co­mer­cia­li­za­do­ras que le per­mi­tan la ven­ta del pro­duc­to.

Tam­bién fa­bri­can do­ta­cio­nes in­dus­tria­les, idea de ne­go­cio que sur­gió de sus pro­pias ne­ce­si­da­des. Mon­tó su pro­pia fac­to­ría de con­fec­ción de uni­for­mes, ini­cial­men­te pa­ra su per­so­nal –que hoy su­ma 500 tra­ba­ja­do­res–, aun­que el ob­je­ti­vo es tra­ba­jar pa­ra ter­ce­ros. Otra lí­nea es la car­ne, pa­ra la que ya tie­ne su plan­ta de des­pos­te au­to­ri­za­da por el In­vi­ma, ope­ran­do a 70%. Por aho­ra es pa­ra con­su­mo pro­pio, pues atien­de unos 12.000 ser­vi­cios de ali­men­ta­ción dia­rios.

La di­ver­si­fi­ca­ción tam­bién lle­gó a Agua Ga­va­na, prin­ci­pal pro­duc­to­ra de agua pu­ra de El Yo­pal, crea­da por Or­lan­do Gon­zá­lez, quien en sus ini­cios co­mo em­pre­sa­rio se de­di­có a pres­tar ser­vi­cios de avia­ción pa­ra la in­dus­tria pe­tro­le­ra y al am­pa­ro de es­ta ac­ti­vi­dad fun­dó Ae­ro­lí­neas Pe­tro­le­ras (Al­pes), ha­ce 27 años.

Pe­ro Gon­zá­lez des­de ha­ce tiem­po en­ten­dió que es­te no po­día ser su úni­co ne­go­cio y de­ci­dió di­ver­si­fi­car. Le apos­tó a la ga­na­de­ría y a la in­dus­tria in­mo­bi­lia­ria, apa­lan­ca­do en los hi­dro­car­bu­ros.

Ha­ce unos seis años fun­dó Agua Ga­va­na, con li­cen­cia­mien­to de fuen­te de agua y re­gis­tro de mar­cas del In­vi­ma pa­ra ofre­cer es­te pro­duc­to en to­das sus pre­sen­ta­cio­nes. La in­dus­tria pe­tro­le­ra fue uno de los ob­je­ti­vos, pe­ro en ese mo­men­to em­pe­zó a caer; por lo que la em­pre­sa apun­tó a otros sec­to­res y hoy le lle­ga a to­do ti­po de con­su­mi­do­res. Fa­bri­ca sus pro­pias bo­te­llas plás­ti­cas y pro­du­ce hie­lo en to­dos los ta­ma­ños.

Ha­ce dos años co­men­zó a tra­ba­jar con pa­le­tas, he­la­dos y re­fres­cos y aca­ba de ha­cer to­das las prue­bas de la plan­ta de pa­le­tas, pro­duc­to que lan­za­rá en los pró­xi­mos días ba­jo el nom­bre Yo­pa­le­ta, to­do con el apo­yo de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio e Inn­pul­sa.

Su pro­pó­si­to es ex­por­tar pa­le­tas de pi­ña or­gá­ni­ca; pe­ro aún no hay cul­ti­vos com­ple­ta­men­te or­gá­ni­cos en la re­gión. Con la ela­bo­ra­ción de pa­le­tas tie­nen el ob­je­ti­vo de ge­ne­rar unos 60 em­pleos adi­cio­na­les a los 40 que tie­nen en es­te mo­men­to.

Ser­vin­tec es otra em­pre­sa pi­lo­to de es­te sec­tor, que se de­di­ca a la ela­bo­ra­ción de pie­zas pa­ra ma­qui­na­ria de la in­dus­tria pe­tro­le­ra, que fue con lo que na­ció y de la cual si­gue sien­do pro­vee­dor. Sin em­bar­go, en 2014, a raíz de la cri­sis pe­tro­le­ra, tam­bién en­fren­tó di­fi­cul­ta­des, al pun­to que de 16 em­pleos que ge­ne­ra­ba se que­dó con 4.

Aho­ra tra­ba­ja con la agroin­dus­tria y es­tá desa­rro­llan­do par­tes pa­ra mo­li­nos de arroz. Di­se­ñó tam­bién una má­qui­na de rie­go pa­ra cul­ti­vos de pi­ña, la cual mez­cla eti­leno y agua pa­ra es­ti­mu­lar la plan­ta pa­ra que dé su fru­to.

Si bien en es­te mo­men­to aún su­mi­nis­tra bie­nes y ser­vi­cios al sec­tor pe­tro­le­ro; que con­ti­núa re­pre­sen­tan­do 70% de los in­gre­sos de la em­pre­sa; es­ta pro­por­ción es me­nor que ha­ce 4 años, cuan­do sus in­gre­sos

de­pen­dían en 90% de es­ta ac­ti­vi­dad y so­lo 8% de otras. Es­ta úl­ti­ma ci­fra ya co­rres­pon­de a 30% y An­drés Gon­zá­lez, su ge­ren­te es­pe­ra que al fi­na­li­zar el año re­pre­sen­te el 40%.

Con los pla­nes de di­ver­si­fi­ca­ción, la em­pre­sa ha co­men­za­do a vin­cu­lar nue­vas per­so­nas y hoy ya son 9. La apues­ta es ge­ne­rar pro­duc­to con mar­ca pro­pia, pues son los pri­me­ros en el país en cons­truir una má­qui­na de eti­leno, di­ce.

Die­go Fon­se­ca ma­ni­fies­ta que una de las apues­tas es que la in­ver­sión so­cial de la in­dus­tria pe­tro­le­ra se fo­ca­li­ce en pro­yec­tos es­tra­té­gi­cos de re­gión. Uno de ellos es un cen­tro de fa­ci­li­da­des tec­no­ló­gi­cas pa­ra el sec­tor me­tal­me­cá­ni­co, que es eje pa­ra ja­lo­nar la agroin­dus­tria, da­da la im­por­tan­cia de la trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía. Otro es el de em­pre­sas de trans­por­te, vi­sio­nán­do­se co­mo em­pre­sas de lo­gís­ti­ca, y por ello se ha pen­sa­do en un cen­tro agro­lo­gís­ti­co, lo que abri­ría a las em­pre­sas de trans­por­te a mi­rar ha­cia otras ac­ti­vi­da­des.

Es­te es un sec­tor com­pues­to por unas 583 em­pre­sas, de las cua­les unas 170 par­ti­ci­pan de la ini­cia­ti­va clús­ter im­pul­sa­da por la ad­mi­nis­tra­ción lo­cal.

_Pi­ña de ex­por­ta­ción

Ca­sa­na­re se vie­ne con­so­li­dan­do en el cul­ti­vo y pro­duc­ción de pi­ña. Vi­via­na Val­de­rra­ma, clus­ter ma­na­ger de es­ta ini­cia­ti­va, di­ce que tra­ba­jan con el fin de em­pren­der es­fuer­zos ten­dien­tes a di­ver­si­fi­car, sien­do Tau­ra­me­na uno de los mu­ni­ci­pios con ma­yor vo­ca­ción en es­te pro­duc­to. So­lo allí hay unos 120 pro­duc­to­res con unas 210 hec­tá­reas cul­ti­va­das, de las cua­les la em­pre­sa más gran­de es Agrí­co­la San­ta Ana de los Lla­nos, que cuen­ta con 30 hec­tá­reas.

El clús­ter ha tra­ba­ja­do en un aná­li­sis de com­pe­ten­cia, de reali­dad eco­nó­mi­ca y de mer­ca­do pa­ra de­ter­mi­nar la es­tra­te­gia a se­guir con los pro­duc­to­res.

Jo­sé Mo­reno, co­fun­da­dor de Agrí­co­la San­ta Ana de los Lla­nos, cuen­ta que la em­pre­sa na­ció en 2013 e ini­ció con el cul­ti­vo de pi­ña de una hec­tá­rea men­sual. Hoy tie­ne 30 hec­tá­reas en las cua­les siem­bran y co­se­chan, ade­más de te­ner se­mi­lle­ros.

Ca­da mes siem­bran un lo­te de apro­xi­ma­da­men­te 60.000 plan­tas y co­se­chan dos o 3 ve­ces a la se­ma­na. Has­ta el año pa­sa­do te­nían una bo­de­ga en Co­ra­bas­tos, en Bo­go­tá, y al ver que ha­bía otras opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio de­ci­die­ron por es­tra­te­gia de mer­ca­do crear una nue­va em­pre­sa lla­ma­da La Mo­re­na Agrí­co­la S.A.S, que se de­di­ca a la pro­duc­ción y San­ta Ana a la co­mer­cia­li­za­ción.

Cer­ti­fi­ca­da co­mo pro­duc­to­ra de se­mi­lla ve­ge­tal, en bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las y con re­gis­tro co­mo pre­dio ex­por­ta­dor, es­ta em­pre­sa, jun­to con la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, tra­ba­jan en un pro­yec­to de pi­ña or­gá­ni­ca, en el cual tam­bién es­tán cer­ti­fi­ca­dos pa­ra ex­por­tar, su gran apues­ta.

Aho­ra,agrí­co­la San­ta Ana es la em­pre­sa an­cla pa­ra mon­tar una plan­ta en Tau­ra­me­na, la cual ten­drá dos lí­neas. Una de em­pa­ca­do en fres­co (pro­yec­ta­da pa­ra el mer­ca­do de ex­por­ta­ción) y otra de pro­ce­sa­dos.

Es­te pro­yec­to se ade­lan­ta­rá con re­cur­sos pú­bli­cos y pri­va­dos en una alian­za en­tre el mu­ni­ci­pio, em­pre­sas de hi­dro­car­bu­ros y la pro­pia com­pa­ñía San­ta Ana, ade­más de los otros pro­duc­to­res de pi­ña del mu­ni­ci­pio. El ob­je­ti­vo es em­pe­zar a ex­por­tar el pró­xi­mo año, pues la plan­ta de­be es­tar lis­ta en abril o ma­yo de 2019.

Y mien­tras es­tos cul­ti­va­do­res mi­ran al ex­te­rior, hay una em­pre­sa que ya ha lle­va­do sus pro­duc­tos a otros mer­ca­dos. Se tra­ta de Co­lom­bian Healthy Fruits S.A.S., fun­da­da ha­ce 5 años y que se de­di­ca a la pro­duc­ción de fru­ta des­hi­dra­ta­da.

San­tia­go Ávi­la, su ge­ren­te, ma­ni­fies­ta que des­de que na­ció la fir­ma ha es­ta­do en­fo­ca­da en el mer­ca­do ex­terno y, si bien no han lo­gra­do ha­cer ex­por­ta­cio­nes di­rec­tas sino a tra­vés de ter­ce­ros, ya han lle­ga­do con sus pro­duc­tos a Es­pa­ña, Ale­ma­nia, Chi­na, Chi­le y Es­ta­dos Uni­dos. Aho­ra tie­nen una op­ción en Chi­na, con una em­pre­sa co­lom­bia­na que quie­re ha­cer ma­qui­la.

La em­pre­sa ya sa­có su mar­ca pro­pia no so­lo con la pi­ña des­hi­dra­ta­da na­tu­ral, tam­bién con aro­má­ti­cas de otras fru­tas co­mo uchu­va, mo­ra, man­za­na, arán­da­nos, fre­sa, man­go y na­ran­ja, con las cua­les quie­re abrir­se mer­ca­do en Ca­na­dá.

En el mer­ca­do lo­cal tra­ba­jan con po­cas em­pre­sas, pe­ro es­tán en

acer­ca­mien­tos con Olím­pi­ca con el ob­je­ti­vo de ven­der en vo­lu­men. Pro­ce­sa ca­da mes 110 to­ne­la­das de fru­ta y Ávi­la pre­ci­sa que no tra­ba­jan con fru­ta or­gá­ni­ca por­que no tie­nen ma­ne­ra de abas­te­cer­se, pues no hay su­fi­cien­te ofer­ta.

_Tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za

Las gran­des áreas de tie­rra y la di­ver­si­dad de aves y pai­sa­jes son una bue­na ex­cu­sa pa­ra que los ca­sa­ña­re­nos vean el tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za co­mo una bue­na opor­tu­ni­dad de ge­ne­ra­ción de in­gre­sos.

Tie­ne tan­to po­ten­cial, que ha­ce me­nos de un mes se reali­zó el Pro­co­lom­bia Na­tu­re Tra­vel Mart, que de­jó ex­pec­ta­ti­vas de ne­go­cio por US$11,2 mi­llo­nes y con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de 90 ex­por­ta­do­res na­cio­na­les y 70 ma­yo­ris­tas in­ter­na­cio­na­les, que lle­ga­ron a Yo­pal con la idea de co­no­cer más de es­te des­tino.

Una de las gran­des apues­tas se da en ha­tos que son re­ser­vas na­tu­ra­les ope­ra­das por la so­cie­dad ci­vil. Por ejem­plo, en es­te plan se unie­ron los ha­tos Ma­ta de Pal­ma, Al­ta­mi­na y Mon­ta­na y de­ci­die­ron crear el En­can­to de Gua­na­pa­lo, una re­ser­va na­tu­ral con más de 9.000 hec­tá­reas pa­ra ex­plo­rar, aven­tu­rar­se y des­cu­brir es­pe­cies de fau­na y flo­ra pro­pias de la re­gión en cien­tos de pai­sa­jes.

Con es­te pro­yec­to ya han re­ci­bi­do al­re­de­dor de 2.000 tu­ris­tas, sien­do 50% de ellos ex­tran­je­ros. Es­ta alian­za hoy se con­vier­te en el es­ce­na­rio de otra al­ter­na­ti­va de tu­ris­mo de al­to va­lor, con la crea­ción de Co­ro­co­ra Camp, un cam­pa­men­to ope­ra­do por la agen­cia de via­jes Ga­la­van­ta, que lue­go de es­ta­ble­cer una alian­za co­mer­cial con el ope­ra­dor lo­cal Cu­na­gua­ro, jun­tas de­ci­die­ron apos­tar­le a la atrac­ción de tu­ris­tas ex­tran­je­ros, prin­ci­pal­men­te, a los cua­les le ofre­cen to­da una ex­pe­rien­cia al­re­de­dor del avis­ta­mien­to de aves, ex­pe­di­cio­nes y sa­fa­ri lla­ne­ro, etc.

Ho­ra­cio Wil­ches, clus­ter ma­na­ger de tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za, di­ce que el ob­je­ti­vo es lle­gar­le al clien­te con un pro­duc­to es­pe­cia­li­za­do y, por ello, los ha­tos se acon­di­cio­na­ron y se ar­ti­cu­ló la ofer­ta con los tu­ro­pe­ra­do­res lo­ca­les.

Ca­sa­na­re no tie­ne par­ques na­tu­ra­les, pe­ro es el de­par­ta­men­to que po­see más re­ser­vas na­tu­ra­les de la so­cie­dad ci­vil, se­gún un re­gis­tro otor­ga­do por Par­ques Na­cio­na­les. El ob­je­ti­vo es que es­tas ten­gan una ofer­ta tu­rís­ti­ca. El ha­to La Au­ro­ra, di­ce Lau­ra Mi­ran­da, fun­da­do­ra de Ca­na­gua­ro, fue unos de los pio­ne­ros en tra­ba­jar el tu­ris­mo. En es­te mo­men­to hay 39 re­ser­vas re­gis­tra­das en Ca­sa­na­re y se en­cuen­tran en pro­ce­so otras 35, lo que per­mi­te acer­car­se a las 200.000 hec­tá­reas de con­ser­va­ción pri­va­da.

An­drea Gon­zá­lez, ge­ren­te del Ho­tel GHL de El Yo­pal, di­ce que una mues­tra del di­na­mis­mo en es­ta ac­ti­vi­dad es la ocu­pa­ción ho­te­le­ra, que ha ido me­jo­ran­do. En el pri­mer se­mes­tre cre­ció 5,66%, un in­di­ca­dor po­si­ti­vo si se tie­ne en cuen­ta que an­te la cri­sis pe­tro­le­ra al­can­zó a caer ca­si a 30%, una de las más ba­jas del país.

El de­par­ta­men­to tie­ne una ofer­ta ho­te­le­ra con cua­tro es­ta­ble­ci­mien­tos de ca­de­na, ade­más de la ho­te­le­ría tra­di­cio­nal. Des­de el clús­ter tra­ba­jan tu­ro­pe­ra­do­res, res­tau­ran­tes, ho­te­les y en ge­ne­ral to­da la ca­de­na que tie­ne que ver con es­ta in­dus­tria, con la idea de po­ten­ciar al de­par­ta­men­to co­mo un lu­gar es­tra­té­gi­co pa­ra el tu­ris­mo que, se­gún el úl­ti­mo da­to dis­po­ni­ble, es una ac­ti­vi­dad que ge­ne­ra in­gre­sos por unos $160.000 mi­llo­nes.

_Ga­na­de­ría sos­te­ni­ble

La ga­na­de­ría ha si­do du­ran­te años una de las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas de Ca­sa­na­re y, si bien nun­ca de­jó de pro­du­cir, per­dió su vi­si­bi­li­dad en la bo­nan­za pe­tro­le­ra. Aho­ra, des­de la ini­cia­ti­va clús­ter bus­can po­ten­ciar­la. La ga­na­de­ra Ju­lie­ta Ga­ra­vi­to con­si­de­ra que es un sec­tor que tie­ne mu­chas po­si­bi­li­da­des de desa­rro­llar­se.

En su con­cep­to, una de las gran­des apues­tas de­be ser la con­ser­va­ción y el desa­rro­llo de una ga­na­de­ría sos­te­ni­ble; pues ca­da día el mer­ca­do quie­re más pro­duc­tos na­tu­ra­les y esa es una gran opor­tu­ni­dad, lo que fal­ta es po­ner­le la mar­ca, di­ce.

Y se re­fie­re a que, si mu­chos ha­tos –que hoy tie­nen re­gis­tro co­mo Re­ser­va Na­tu­ral ope­ra­da por la so­cie­dad ci­vil y otor­ga­do por Par­ques Na­cio­na­les–, tra­ba­jan de for­ma con­jun­ta es po­si­ble sa­car una mar­ca de pro­duc­to que cum­pla con una con­di­cio­nes de va­lor agre­ga­do que

be­ne­fi­cie di­rec­ta­men­te a los pro­duc­to­res.“es ne­ce­sa­rio dar­le va­lor agre­ga­do y por ello es im­por­tan­te re­unir a los ga­na­de­ros pa­ra que ade­lan­ten pro­yec­tos de ga­na­de­ría sos­te­ni­ble”, ma­ni­fies­ta, al ex­pli­car que es­te es uno de los ca­mi­nos que es­tán em­pe­zan­do a re­co­rrer des­de el clús­ter de ga­na­de­ría.

Uno de los ob­je­ti­vos es ade­lan­tar la trans­for­ma­ción y la co­mer­cia­li­za­ción, con el fin de que le lle­gue un ma­yor por­cen­ta­je del pre­cio a los pro­duc­to­res; sin em­bar­go, sien­do una tie­rra ga­na­de­ra, en el Ca­sa­na­re no hay una plan­ta de be­ne­fi­cio de ani­ma­les.

Car­los Ro­jas, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Ca­sa­na­re, di­ce que ya hay in­ver­sio­nis­tas in­tere­sa­dos en desa­rro­llar es­te ti­po de pro­yec­to. Se tra­ta del gru­po san­tan­de­reano Cen­tro In­dus­trial Cár­ni­co de la Ori­no­quia (Ci­cor) y otro lo­cal. Es un pro­yec­to de unos $30.000 mi­llo­nes que se en­cuen­tra en trá­mi­te de la li­cen­cia de cons­truc­ción. Es­ta ini­cia­ti­va per­mi­ti­rá desa­rro­llar otras in­dus­trias a par­tir de los sub­pro­duc­tos.

Or­lan­do Fo­res­tie­ri, clus­ter ma­na­ger de Ga­na­de­ría, di­ce que el de­par­ta­men­to hay unos 14.000 pre­dios ga­na­de­ros y una ge­ne­ra­ción de em­pleo de unos 28.000 pues­tos de tra­ba­jo y que es­tán tra­ba­jan­do en la trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­to con la idea de que los em­pre­sa­rios pue­dan me­jo­rar la ren­ta­bi­li­dad.

La apues­ta es con­so­li­dar ofer­ta don­de se pue­da es­tan­da­ri­zar un mo­de­lo de pro­duc­ción con el fin de lle­gar a los gran­des ca­na­les de co­mer­cia­li­za­ción.

Pe­ro, si bien la ta­rea se es­tá ha­cien­do, los re­tos no son me­no­res. Exis­ten gran­des desafíos y así lo en­tien­den quie­nes tie­nen in­te­rés en se­guir apos­tán­do­le al de­par­ta­men­to. Uno de ellos es la so­fis­ti­ca­ción de las apues­tas agro­pe­cua­rias, pues se re­quie­re dar el si­guien­te pa­so que es la trans­for­ma­ción pro­duc­ti­va. Hoy lo que ven­den es ma­te­ria pri­ma.

De igual for­ma, es ne­ce­sa­rio apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des en ma­te­ria tu­rís­ti­ca con so­fis­ti­ca­ción del tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za. Otro te­ma es que el sec­tor pri­va­do de­be su­mer­gir­se en la trans­for­ma­ción di­gi­tal pa­ra que sus em­pre­sas pue­dan ser más com­pe­ti­ti­vas.

Tam­bién se re­quie­re in­ver­tir pa­ra sa­car más pro­ve­cho de las gran­des ex­ten­sio­nes de tie­rra del de­par­ta­men­to y tra­tar de en­con­trar­les so­lu­ción a los pro­ble­mas en in­fraes­truc­tu­ra y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Pre­ci­sa­men­te, en ma­te­ria de in­fraes­truc­tu­ra vial, el go­ber­na­dor del de­par­ta­men­to, Jo­sué Ali­rio Ba­rre­ra, se­ña­la que se es­tán des­ti­nan­do re­cur­sos por el or­den de los $300.000 mi­llo­nes pa­ra me­jo­rar las vías en to­dos los 19 mu­ni­ci­pios del de­par­ta­men­to.

Los em­pre­sa­rios coin­ci­den en que la in­dus­tria pe­tro­le­ra les en­se­ño a ser for­ma­les, ca­pa­ci­tar la gen­te, pa­gar im­pues­tos, ge­ne­rar pro­duc­tos y ser­vi­cios pa­ra su­plir sus ne­ce­si­da­des, pe­ro el error fue ha­ber­se cen­tra­do en es­ta in­dus­tria y des­cui­dar el sec­tor pri­ma­rio que era la agroin­dus­tria.

CA­SA LUKER, A TRA­VÉS DE SU FI­LIAL PAL­MAS DE CA­SA­NA­RE, TIE­NE UN CUL­TI­VO DE 3.300 HEC­TÁ­REAS DE PAL­MA Y OTRO DE 815 HEC­TÁ­REAS DE CA­CAO.

El ama­ne­cer es uno de los ma­yo­res es­pec­tácu­los que pue­den dis­fru­tar los tu­ris­tas en Ca­sa­na­re.

Car­los Ro­jas Pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Ca­sa­na­re

Ra­fael Falck Ge­ren­te Falck Ser­vi­ce Lt­da.

Or­lan­do Gon­zá­lez Ge­ren­te de Agua Ga­va­na

La pi­ña es una de las prin­ci­pa­les apues­tas de los em­pre­sa­rios de Ca­sa­na­re, con mi­ras al ex­te­rior.

Jo­sé Mo­reno Co­fun­da­dor de Agrí­co­la San­ta Ana de Los Lla­nos

Leo­nar­do Ávi­la Ge­ren­te de Co­lom­bian Healthy Fruits

An­dres Gon­zá­lez Je­fe ope­ra­ti­vo de Ser­vin­tec

An­drea Gon­zá­lez Ge­ren­te Ho­tel GHL Yo­pal

Ju­lie­ta Ga­ra­vi­to Ga­na­de­ra

La apues­ta en Ca­sa­na­re es ofre­cer car­ne na­tu­ral y con­so­li­dar un pro­yec­to de mar­ca pro­pia.

Co­ro­co­ra Camp es un ex­clu­si­vo cam­pa­men­to, ubi­ca­do den­tro de una re­ser­va na­tu­ral y pen­sa­do pa­ra tu­ris­tas ex­tran­je­ros.

Los gar­ce­ros son una de las ma­yo­res atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas del de­par­ta­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.