TRANCÓN EN LA RU­TA

Dinero (Colombia) - - EDITORIAL -

Ha­ce ape­nas tres me­ses, Ode­brecht anun­ció una de­man­da in­ter­na­cio­nal con­tra el Es­ta­do co­lom­biano por un su­pues­to ca­so de ex­pro­pia­ción en el pro­yec­to de Ru­ta del Sol 2.

Es­te sor­pre­si­vo anun­cio, que cau­só in­dig­na­ción, se dio jus­to cuan­do avan­za­ban las in­ves­ti­ga­cio­nes de la Fis­ca­lía, de la Su­pe­rin­ten­den­cia de In­dus­tria y Co­mer­cio (SIC) y del Tri­bu­nal de Ar­bi­tra­men­to. Sin em­bar­go, nue­vos he­chos –ca­si que im­pen­sa­bles– volvieron a dar­le pro­ta­go­nis­mo al pro­yec­to, en cu­ya con­ce­sión, ade­más de Ode­brecht –con más de 60%– par­ti­ci­pan Cor­fi­co­lom­bia­na y Episol –del Gru­po Aval–, con 33%, y los So­lar­te, con 5%.

Jor­ge En­ri­que Pi­zano, quien fue su con­tro­ller –una es­pe­cie de su­per­vi­sor que re­vi­sa­ba las ope­ra­cio­nes de la con­ce­sión–, fa­lle­ció por un in­far­to y su hi­jo mu­rió unos días des­pués por en­ve­ne­na­mien­to con cia­nu­ro.

En una en­tre­vis­ta que en­tre­gó a No­ti­cias Uno en agos­to pa­sa­do, pe­ro que so­lo se­ría pú­bli­ca si fa­lle­cía o sa­lía del país co­mo tes­ti­go pro­te­gi­do, Pi­zano de­mos­tró que el hoy fis­cal ge­ne­ral de la Na­ción, Nés­tor Hum­ber­to Mar­tí­nez, fue in­for­ma­do en 2015 y sa­bía de las irre­gu­la­ri­da­des en al­gu­nos de los con­tra­tos que no te­nían so­por­tes y des­via­ron re­cur­sos de la con­ce­sión. Ade­más, Mar­tí­nez ase­gu­ró, se­gún las gra­ba­cio­nes de con­ver­sa­cio­nes que tu­vo con Pi­zano, que in­for­ma­ría a Luis Carlos Sar­mien­to An­gu­lo, ca­be­za del Gru­po Aval.

Tam­bién pa­ra 2015, año de las gra­ba­cio­nes a Mar­tí­nez, el con­ce­sio­na­rio de­ci­dió en­ta­blar una de­man­da con­tra la Agen­cia Na­cio­nal de In­fra­es­truc­tu­ra (ANI) por unos so­bre­cos­tos, con­flic­to que de­ri­vó en un tri­bu­nal de ar­bi­tra­men­to por más de $750.000 mi­llo­nes.

La dis­cu­sión ha ge­ne­ra­do un fuer­te de­ba­te ju­rí­di­co por los im­pe­di­men­tos y con­flic­tos de in­te­rés del Fis­cal en es­te ca­so y en la pe­ti­ción por par­te de la opo­si­ción de un fis­cal ad hoc y has­ta de su re­nun­cia al car­go.

Tam­bién, la Vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca y la Agen­cia de De­fen­sa Ju­rí­di­ca del Es­ta­do le so­li­ci­ta­ron a la Su­pe­rin­ten­den­cia de So­cie­da­des una in­ha­bi­li­dad de 20 años con­tra Ode­brecht y pi­die­ron que no se acep­te nin­gún acuer­do con esa fir­ma.

Sin em­bar­go, to­da la ma­ra­ña al­re­de­dor de es­te me­ga­pro­yec­to de­ja en evi­den­cia mu­chas de las ma­las prác­ti­cas que se en­quis­ta­ron en la con­tra­ta­ción pú­bli­ca de obras: de­man­das por so­bre­cos­tos –que aún no se sa­be si ha­cen par­te de los con­tra­tos sin res­pal­do que se pre­sen­ta­ron en la con­ce­sión–; con­flic­tos de in­te­rés y has­ta la in­ten­ción mis­ma de con­for­mar car­te­les pa­ra la ad­ju­di­ca­ción de pro­yec­tos, tal co­mo lo ase­gu­ró en su mo­men­to la SIC en el plie­go de cargos que pre­sen­tó con­tra Ode­brecht, Cor­fi­co­lom­bia­na, Gru­po Aval y va­rias per­so­nas na­tu­ra­les, en­tre otros.

En su in­for­me, y que pa­só ca­si inad­ver­ti­do, la SIC en­con­tró que, en el mar­co del pro­ce­so de li­ci­ta­ción pú­bli­ca de Ru­ta de Sol, Episol, Cor­fi­co­lom­bia­na y Ode­brecht in­ten­ta­ron ce­le­brar un acuer­do an­ti­com­pe­ti­ti­vo o con­for­mar un car­tel con sus even­tua­les com­pe­ti­do­res, en­tre los que se en­con­tra­ban Odin­sa, Im­pre­gi­lo y OHL, con uno de dos pro­pó­si­tos: crear un “gran pro­po­nen­te” que pu­die­ra de­ter­mi­nar las con­di­cio­nes del Pro­yec­to Ru­ta del Sol y que, se­gún ellos, no tu­vie­ra que com­pe­tir por pre­cio, o re­par­tir­se en­tre los pro­po­nen­tes los di­ver­sos sec­to­res del Pro­yec­to Ru­ta del Sol pa­ra que ca­da uno de los com­pe­ti­do­res que se vin­cu­la­ran al car­tel em­pre­sa­rial pu­die­ra lo­grar el re­sul­ta­do en el tra­mo de la Ru­ta del Sol (1, 2 o 3) que le co­rres­pon­die­ra. La in­ves­ti­ga­ción en es­te ca­so no avan­zó por­que el acuer­do no pros­pe­ró.

Es fun­da­men­tal que las in­ves­ti­ga­cio­nes den pron­tos re­sul­ta­dos y se co­noz­ca to­da la ver­dad de las ope­ra­cio­nes: ha­cia dón­de se de­ri­va­ron los re­cur­sos, si ali­men­ta­ron los ca­rru­se­les de coimas en las ad­ju­di­ca­cio­nes o si, in­clu­so, lle­ga­ron a fi­nan­ciar cam­pa­ñas po­lí­ti­cas, y quié­nes au­to­ri­za­ron y se be­ne­fi­cia­ron de es­ta prác­ti­ca co­rrup­ta. Hay que se­guir el ras­tro del di­ne­ro.

Tam­bién hay que pe­dir una ma­yor ac­ción del Es­ta­do, con con­tra­de­man­das e in­ha­bi­li­da­des con­tra Ode­brecht y quie­nes ha­yan par­ti­ci­pa­do en es­te ti­po de prác­ti­cas.

Pe­ro no po­de­mos que­dar­nos en el cor­to pla­zo. Es ne­ce­sa­rio desa­rro­llar ins­tru­men­tos de vi­gi­lan­cia y con­trol en las ad­ju­di­ca­cio­nes y cons­truc­ción de pro­yec­tos, en co­lo­car fron­te­ras más vi­si­bles y cla­ras en torno a los con­flic­tos de in­tere­ses y en ga­ran­ti­zar que los he­chos que se han da­do en Ru­ta del Sol 2 y otros pro­yec­tos no se re­pi­tan y así no im­pac­te el desa­rro­llo de un sec­tor que es­tá lla­ma­do a apor­tar con más fuer­za al cre­ci­mien­to de la eco­no­mía y a dar­le en el fu­tu­ro cer­cano ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad al país.

EN EL PLIE­GO DE CARGOS DE LA SIC SE AD­VIER­TE QUE EN EL MAR­CO DEL PRO­CE­SO DE LI­CI­TA­CIÓN PÚ­BLI­CA DE RU­TA DEL SOL, EPISOL, COR­FI­CO­LOM­BIA­NA Y ODE­BRECHT IN­TEN­TA­RON CON­FOR­MAR UN CAR­TEL CON SUS COM­PE­TI­DO­RES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.