Un rey de la no­che

Dinero (Colombia) - - CONTENTS -

Eve­de­sa ha lo­gra­do cons­truir un im­pe­rio noc­turno en Bo­go­tá cu­ya pro­me­sa de va­lor es la di­ver­sión al son del va­lle­na­to, re­gue­tón y cham­pe­ta. ¿Có­mo lo han he­cho?

En su pis­ta de bai­le se ha vis­to en una no­che a la ex Miss Uni­ver­so co­lom­bia­na Pau­li­na Ve­ga y, a la si­guien­te, al can­tan­te Sil­ves­tre Dan­gond.

Es Bun­ga­low, una te­rra­za tro­pi­cal ador­na­da por pal­me­ras en la que re­tum­ban gé­ne­ros co­mo sal­sa y cham­pe­ta en el te­cho de un edi­fi­cio que es­tá, ca­si siem­pre, aba­rro­ta­do de gen­te.

Ese es uno de los si­tios que ha­cen par­te del ‘im­pe­rio’ que ha for­ma­do la com­pa­ñía Eve­de­sa en la Zo­na T, uno de los lu­ga­res más con­cu­rri­dos de la ca­pi­tal.

Ha­ce par­te de una lis­ta de es­ta­ble­ci­mien­tos que lle­van el se­llo de es­ta em­pre­sa, que tie­nen al­go que no tie­nen mu­chos otros: per­du­ran en el tiem­po.

Ma­til­de­li­na ‘la ca­sa del va­lle­na­to’ lleva 11 años en el mer­ca­do; Ho­tel V, tie­ne 10 y Bier Mar­ket lleva 8. Tam­bién son par­te del gru­po Black Sheep, Mar­quez, 440, Fu­ria, Fae­na, Tres Ban­das y Ca­sa Ma­til­de, un res­tau­ran­te de co­mi­da cos­te­ña.

En to­tal tie­nen 11 pun­tos y se es­tán pre­pa­ran­do pa­ra abrir dos más en enero y fe­bre­ro del pró­xi­mo año.

Es así co­mo Eve­de­sa, que fac­tu­ró $28.707 mi­llo­nes el año pa­sa­do, as­pi­ra a lle­gar a los $40.000 mi­llo­nes es­te año.

An­drés González, so­cio fun­da­dor y pre­si­den­te de la fir­ma, re­cuer­da que to­do es­to em­pe­za­ba en 2005, cuan­do un gru­po de jó­ve­nes ha­cía “Las fies­tas del Cha Cha” en Bo­go­tá y Car­ta­ge­na, que lue­go se con­vir­tió en un club de mú­si­ca elec­tró­ni­ca en el pi­so 42 del ho­tel Hil­ton de La He­roi­ca.

El si­guien­te pa­so fue un si­tio de con­cier­tos en Usa­quén. Pa­ra ese en­ton­ces, González –ar­qui­tec­to de pro­fe­sión– pa­sa­ba un buen mo­men­to co­mo em­pre­sa­rio de gim­na­sios. Pe­ro en 2007 de­ci­dió re­nun­ciar a ese pro­yec­to pa­ra de­di­car­se a los ali­men­tos, las be­bi­das y la rum­ba.

An­te eso, asu­mía el ries­go de in­cli­nar sus es­fuer­zos a lo que mu­chos con­si­de­ran un “ne­go­cio efí­me­ro”.

CA­SI TO­DOS SUS ES­TA­BLE­CI­MIEN­TOS ES­TÁN UBI­CA­DOS EN LA ZO­NA T DE BO­GO­TÁ, CON LA PAR­TI­CU­LA­RI­DAD DE QUE HAN APREN­DI­DO A PERDURAR EN EL TIEM­PO.

_Vi­sión de em­pre­sa

‘Co­ti’, co­mo An­drés es lla­ma­do por sus más cer­ca­nos, veía que le iba bien con al­gu­nas pro­pues­tas, pe­ro mal con otras.

Di­ce que el fac­tor di­fe­ren­cial lo en­con­tró cuan­do iden­ti­fi­có que así co­mo ma­ne­ja­ba otros ne­go­cios, te­nía que ma­ne­jar los de rum­ba.

“No es un ne­go­cio efí­me­ro. La gen­te pre­gun­ta cuán­to es el tiem­po de vi­da de un bar. En ma­nos de otros eran ocho me­ses, hoy en día no­so­tros te­ne­mos tres si­tios que tie­nen más de 10 años”, re­cal­ca González.

Cree que la cla­ve fue que en 2010, jun­to a sus so­cios, de­ci­die­ron dar­le for­ma­li­dad a la em­pre­sa con un área ad­mi­nis­tra­ti­va for­ta­le­ci­da. Em­plea­dos “re­pre­sen­ta­ti­vos y ta­len­to­sos” fue­ron vin­cu­la­dos a la so­cie­dad.

Cua­tro años des­pués, en 2014, du­pli­ca­ron el nú­me­ro de si­tios en ope­ra­cio­nes, to­dos ge­ne­ran­do uti­li­da­des y en el top of mind de sus con­su­mi­do­res.

"Es di­fí­cil por­que es­te ne­go­cio de la rum­ba es vis­to co­mo un ne­go­cio que no pros­pe­ra. Pe­ro si lo ve­mos co­mo una em­pre­sa en la que te­ne­mos de­par­ta­men­to ju­rí­di­co, de re­cur­sos hu­ma­nos, con­ta­ble y co­mer­cial, la si­tua­ción es di­fe­ren­te”, agre­ga.

El ge­ren­te de Eve­de­sa acla­ra que sí han te­ni­do mar­cas que han des­apa­re­ci­do, pe­ro por­que les han pe­di­do el lo­cal don­de fun­cio­na y sa­le más ren­ta­ble crear una nue­va.

Eso sí, con­fie­sa, de­jan de exis­tir las que no fun­cio­nan, co­mo un lu­gar con el con­cep­to de ma­ria­chis que se lla­ma­ba Don Die­go y de­fi­ni­ti­va­men­te fra­ca­só.

Sos­tie­ne que nun­ca quie­re es­cu­char que al­guno de los si­tios de Eve­de­sa "es­tá de mo­da", por­que esa es una se­ñal de que pron­to ter­mi­na­ría su ci­clo.

"Es im­por­tan­te pa­ra po­der per­ma­ne­cer en el tiem­po no de­jar­nos lle­var por los im­pul­sos. Le apun­ta­mos a que sean si­tios con un con­te­ni­do ex­ce­len­te en el que la ex­pe­rien­cia se pue­da vi­vir", se­ña­la el em­pre­sa­rio de la rum­ba.

_Más mer­ca­do

Eve­de­sa va por más. Mues­tra de ello es el res­tau­ran­te de ‘co­ci­na cos­te­ña gour­met’ Ca­sa Ma­til­de, el spin-off (o mar­ca de­ri­va­da) de la dis­co­te­ca de va­lle­na­to Ma­til­de­li­na, ins­tau­ra­do en la Zo­na G de Bo­go­tá.

Con­tra­rio al am­bien­te de los ba­res, ahí sue­na mú­si­ca va­lle­na­ta acús­ti­ca y sir­ven pla­tos de al­ta co­ci­na.

Pe­ro qui­zás en el seg­men­to que más es­pe­ran cre­cer es el de even­tos em­pre­sa­ria­les.

“Lle­ga­mos a un pun­to en el que he­mos im­ple­men­ta­do to­do lo que una em­pre­sa de ser­vi­cios re­quie­re. Ha­ce­mos even­tos pa­ra em­pre­sas, se­gui­mos en­fo­ca­dos en los con­su­mi­do­res, pe­ro tam­bién he­mos con­ver­ti­do a nues­tro equi­po de meseros y bartenders en pro­mo­to­res de los ser­vi­cios. To­dos re­ci­ben in­gre­sos por eso”, ex­pli­ca González.

El año es­pe­ran ce­rrar­lo “con bro­che de oro” si lo­gran ser la sede de va­rias fies­tas de fin de año.

Pa­ra ello es­tán pre­pa­ran­do una ope­ra­ción lo­gís­ti­ca in­ten­si­va que les per­mi­ta po­der su­plir a sus clien­tes con las be­bi­das y el ta­len­to hu­mano que re­quie­re la tem­po­ra­da.

De Eve­de­sa ha­cen par­te 800 co­la­bo­ra­do­res di­rec­tos,

González anun­ció a Di­ne­ro que las fe­chas de aper­tu­ra de los dos nue­vos pro­yec­tos de la com­pa­ñía se­rán el 15 de enero y el 15 de fe­bre­ro de 2019.

Am­bos se­rán en la Zo­na T de Bo­go­tá, sin em­bar­go se re­ser­va los nom­bres y los con­cep­tos.

To­ca­rá es­pe­rar si se tra­ta de lu­ga­res con mu­chos años de vi­da que per­ma­nen­te­men­te atraen gen­te o de mar­cas que irán di­rec­to al ce­men­te­rio de los ba­res y las dis­co­te­cas que des­apa­re­cie­ron en cues­tión de me­ses.

No obs­tan­te, lo cier­to es que pa­re­ce que en el gru­po Eve­de­sa ya tie­nen una fór­mu­la pa­ra que eso no les pa­se tan­to: su apues­ta por la for­ma­li­dad y por to­mar­se en se­rio to­dos los as­pec­tos de la em­pre­sa son par­te de la fór­mu­la.

LA COM­PA­ÑÍA TIE­NE 800 EM­PLEA­DOS DI­REC­TOS. MESEROS Y BARTENDERS SON LA MA­YOR PAR­TE DE LA EM­PRE­SA.

An­drés González Pre­si­den­te de Eve­de­sa An­drés González par­ti­ci­pa en otras cin­co em­pre­sas, pe­ro a Eve­de­sa le de­di­ca la ma­yor par­te de su tiem­po.

Eve­de­sa di­ce que ha con­ver­ti­do a sus co­la­bo­ra­do­res en pro­mo­to­res y em­ba­ja­do­res de los ser­vi­cios. Por eso re­ci­ben in­gre­sos adi­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.