TUR­BU­LEN­CIA

Dinero (Colombia) - - EDITORIAL -

Al cie­rre de es­ta edi­ción, la ley de fi­nan­cia­mien­to, con los ajus­tes tri­bu­ta­rios, en­tra­ba en su eta­pa de­fi­ni­ti­va en el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca, pe­ro es­ta­ba le­jos de cum­plir la me­ta del Go­bierno de al­can­zar re­cur­sos por $14 bi­llo­nes.

Po­si­ble­men­te la ci­fra de re­cau­do nue­vo se­rá cer­ca­na a los $7,5 bi­llo­nes, lo que obli­ga­rá al Go­bierno a re­cor­tar o apla­zar los pro­yec­tos que no es­tán fi­nan­cia­dos en el pre­su­pues­to, pa­ra no in­cum­plir la re­gla fis­cal, pe­ro po­dría im­pac­tar el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía.

De he­cho, aun­que en pro­me­dio el mer­ca­do es­ti­ma que la eco­no­mía cre­ce­rá en al­re­de­dor de 3,5% pa­ra 2019, ya al­gu­nos ana­lis­tas ubi­can el cre­ci­mien­to en una ci­fra ape­nas cer­ca­na a 3%. Por ejem­plo, JP Mor­gan la cal­cu­la en 3,1% y Ban­co­lom­bia li­ge­ra­men­te su­pe­rior a 3%.

Va­rios fac­to­res van a ser cla­ve en lo que le pa­se a la eco­no­mía el año en­tran­te. Aun­que los re­sul­ta­dos de cre­ci­mien­to de es­te año po­drían ter­mi­nar en 2,7%, las ci­fras del ter­cer tri­mes­tre no con­ven­cie­ron a mu­chos.

Pa­ra el año en­tran­te se­rá de­fi­ni­ti­vo el im­pac­to de lo que se aprue­be en la ley de fi­nan­cia­mien­to, pues con un mon­to de re­cau­do mu­cho me­nor al es­pe­ra­do ini­cial­men­te, se afec­ta­rán los pro­yec­tos de in­ver­sión, gol­pean­do el cre­ci­mien­to, aun­que po­dría ver­se com­pen­sa­do en par­te por las eje­cu­cio­nes de obras en las re­gio­nes, cu­yos man­da­ta­rios lle­gan a su úl­ti­mo año de go­bierno.

Tam­bién, lo que pa­se con el avan­ce de los pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra, cu­yos cie­rres fi­nan­cie­ros no han ve­ni­do atra­yen­do la aten­ción de la ban­ca lo­cal, por cuen­ta de los ries­gos que ge­ne­ró el ca­so de co­rrup­ción de Ode­brecht y las di­fi­cul­ta­des en los pro­ce­sos de li­cen­cia­mien­to am­bien­tal, con­sul­tas so­cia­les y has­ta pre­dios. El Go­bierno tra­ba­ja en un plan pa­ra des­tra­bar la li­ti­gio­si­dad y per­mi­tir que ese sec­tor se con­vier­ta en mo­tor de desa­rro­llo.

Ade­más, en la agen­da es­tán anun­cia­das tres gran­des re­for­mas de gran im­pac­to eco­nó­mi­co y que ten­drán que ser dis­cu­ti­das en el Con­gre­so: la re­for­ma pen­sio­nal pa­ra ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad del sis­te­ma; otra a las re­ga­lías, pa­ra re­ajus­tar los porcentajes de re­cur­sos que lle­gan a las re­gio­nes pro­duc­to­ras; y una más al Sis­te­ma Ge­ne­ral de Par­ti­ci­pa­cio­nes. La in­cer­ti­dum­bre se cier­ne so­bre las di­fi­cul­ta­des que tie­ne el Go­bierno pa­ra ar­mar sus ma­yo­rías en el Con­gre­so, sin con­tar con la tra­di­cio­nal mer­me­la­da, y sa­car ade­lan­te es­tas ini­cia­ti­vas.

En ma­te­ria de mi­nas y ener­gía, el pa­no­ra­ma es com­ple­jo. Si bien los pre­cios del pe­tró­leo han ayu­da­do y Eco­pe­trol pue­de te­ner al cie­rre de 2018 los me­jo­res re­sul­ta­dos de los úl­ti­mos años, dan­do una mano al te­ma fis­cal por el la­do de di­vi­den­dos, im­pues­tos y re­ga­lías, la in­cer­ti­dum­bre es al­ta con re­la­ción a la vo­la­ti­li­dad de los pre­cios y al fu­tu­ro del desa­rro­llo de los no con­ven­cio­na­les (frac­king) en Co­lom­bia, don­de es­tán pues­tas las es­pe­ran­zas de las re­ser­vas, tan­to de gas co­mo de cru­do.

El Mi­nis­te­rio de Mi­nas y Ener­gía ya con­vo­có a una co­mi­sión de ex­per­tos pa­ra que ana­li­cen el te­ma, pe­ro mien­tras tan­to en el Con­gre­so ya hay ra­di­ca­dos va­rios pro­yec­tos de ley opo­nién­do­se a es­ta mo­da­li­dad de ex­plo­ta­ción de hi­dro­car­bu­ros.

Se es­pe­ra ade­más el desen­la­ce de la no­ve­la de Elec­tri­ca­ri­be. El Go­bierno di­vi­dió la re­gión pa­ra que lle­ga­ran más ofe­ren­tes, pe­ro ten­drá que ar­mar mer­ca­dos atrac­ti­vos y ga­ran­ti­zar que nin­gu­na de las re­gio­nes en las que se di­vi­da –al me­nos 2– va­ya a que­dar huér­fa­na de in­tere­sa­dos.

En ener­gía la otra dis­cu­sión es Hi­droi­tuan­go, cu­ya emer­gen­cia –que con­du­jo a que no en­tra­ra en ope­ra­ción es­te año– ha lle­va­do a una subas­ta de re­con­fi­gu­ra­ción de pro­yec­tos de ge­ne­ra­ción pa­ra ga­ran­ti­zar la ener­gía des­pués de 2022. Allí se­rá ne­ce­sa­rio ver dos es­ce­na­rios: que no se ge­ne­re una so­bre­ofer­ta en el sis­te­ma, pro­duc­to de una even­tual en­tra­da de Hi­droi­tuan­go ese año y el im­pac­to en las ta­ri­fas de ener­gía, en don­de el Ban­co de la Re­pú­bli­ca ha ma­ni­fes­ta­do su preo­cu­pa­ción por­que, aun­que la in­fla­ción es­tá ba­jo con­trol, los re­gu­la­dos han re­gis­tra­do in­fla­cio­nes por en­ci­ma de 6%.

En lo in­ter­na­cio­nal se­gui­rán los desa­rro­llos por cuen­ta de la gue­rra co­mer­cial en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na, mien­tras que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de Es­ta­dos Uni­dos es po­si­ble que ha­ga más di­fí­cil a los emer­gen­tes atraer flu­jos de ca­pi­tal.

Pe­ro, sin du­da, uno de los ma­yo­res pun­tos de aten­ción pa­ra 2019 se­rá có­mo ve­rán las ca­li­fi­ca­do­ras a Co­lom­bia y si el país man­ten­drá el gra­do de in­ver­sión. El país ha sos­te­ni­do unas po­lí­ti­cas fis­ca­les y mo­ne­ta­rias es­ta­bles que han per­mi­ti­do ga­nar la con­fian­za de los mer­ca­dos y las ca­li­fi­ca­do­ras. Ese se­rá uno de los re­tos más im­por­tan­tes del año que em­pie­za, que es­ta­rá en­mar­ca­do por la tur­bu­len­cia.

UNO DE LOS MA­YO­RES PUN­TOS DE ATEN­CIÓN PA­RA 2019 SE­RÁ CÓ­MO VE­RÁN LAS CA­LI­FI­CA­DO­RAS A CO­LOM­BIA Y SI EL PAÍS MAN­TEN­DRÁ EL GRA­DO DE IN­VER­SIÓN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.