En cue­ros

Las cur­tiem­bres y los fa­bri­can­tes de za­pa­tos y de ma­rro­qui­ne­ría pa­san por un mo­men­to di­fí­cil, con caí­das en pro­duc­ción, ven­tas y em­pleo. ¿Qué pa­sa y có­mo ven es­te año?

Dinero (Colombia) - - Sumario -

El sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro co­lom­biano no pa­sa por uno de sus me­jo­res mo­men­tos. Mien­tras la eco­no­mía en ge­ne­ral avan­za a un rit­mo de 3,3%, la in­dus­tria so­lo cre­ce la mi­tad.

Las cifras del Da­ne mues­tran que 24 de las 39 ac­ti­vi­da­des in­dus­tria­les con las que mi­de al sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro na­cio­nal ce­rra­ron 2019 con nú­me­ros po­si­ti­vos. Pe­ro en­tre las 15 que per­die­ron el año, el sub­sec­tor de cur­ti­do de cue­ros y pie­les tu­vo el peor desem­pe­ño. Su pro­duc­ción y ven­tas se re­du­je­ron en 22% y la ge­ne­ra­ción de em­pleo en 8%.

Pa­ra­le­la­men­te, la fa­bri­ca­ción de cal­za­do, ata­da a la ac­ti­vi­dad de las cur­tiem­bres, re­gis­tró el año pa­sa­do ba­jas de 6,9% en la pro­duc­ción, de 2,7% en las ven­tas y 7,7% en mano de obra.

De­trás de es­tas es­tre­pi­to­sas caí­das es­tán te­mas am­bien­ta­les, de mo­da, el con­tra­ban­do y la du­ra com­pe­ten­cia de ar­tícu­los chi­nos. Luis Gus­ta­vo Fló­rez, pre­si­den­te de Aci­cam, el gre­mio de los in­dus­tria­les del cue­ro y el cal­za­do, di­ce que gran par­te del pro­ble­ma se de­be a una caí­da ge­ne­ra­li­za­da en los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de ese ma­te­rial, hoy re­em­pla­za­do por sus­tra­tos sin­té­ti­cos y tex­ti­les. Por eso, hoy en día so­lo usan 50% de una ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da gran­de.

El sec­tor de las cur­tiem­bres ha te­ni­do que ajus­tar­se ade­más a las nor­mas am­bien­ta­les que exi­gen ob­te­ner una li­cen­cia pa­ra ope­rar. Y co­mo mu­chas em­pre­sas no lo han lo­gra­do, ha cre­ci­do la in­for­ma­li­dad.

Tam­bién las ex­por­ta­cio­nes de cue­ro y pie­les dis­mi­nu­ye­ron en­tre 2018 y 2019, al pa­sar de US$11 mi­llo­nes a US$9,6 mi­llo­nes. Y ca­da vez más co­rres­pon­den a la ca­te­go­ría `cue­ro azul`, que es aquel que se ven­de sin va­lor agre­ga­do. Pa­ra­le­la­men­te, las ven­tas ex­ter­nas de ma­nu­fac­tu­ras de cue­ro ba­ja­ron de US$97 mi­llo­nes a US$82 mi­llo­nes en el mis­mo pe­río­do.

Fló­rez se­ña­la que, aun­que la de­va­lua­ción del pe­so es un in­cen­ti­vo pa­ra ex­por­tar, en el ca­so de la cur­tiem­bre ese pro­ce­so re­quie­re im­por­tar unos quí­mi­cos, que tam­bién se en­ca­re­cen con el dó­lar.

_Es un lu­jo

Las ten­den­cias ani­ma­lis­tas y la mo­da tam­bién ju­gan en con­tra de es­ta in­dus­tria, que en el ca­so del cal­za­do vi­ve un re­em­pla­zo del cue­ro por otros ma­te­ria­les. Por ejem­plo, la ten­den­cia a usar más za­pa­tos de­por­ti­vos o in­for­ma­les ha re­du­ci­do la de­man­da por za­pa­tos de piel ani­mal.

Fló­rez agre­ga que el con­tra­ban­do y la com­pe­ten­cia de los im­por­ta­dos han fre­na­do la in­dus­tria del cal­za­do.

Ad­mi­te que el con­tra­ban­do téc­ni­co, que lle­ga por los puer­tos a pre­cios irri­so­rios, ha dis­mi­nui­do gra­cias a la la­bor de las au­to­ri­da­des. Pa­só de 12 mi­llo­nes de pa­res que en­tra­ban en 2016 a me­nos de US$1, a 245.000 el año pa­sa­do.

El pro­ble­ma es el con­tra­ban­do abier­to, que en­tra por lu­ga­res clan­des­ti­nos y se ve en in­fi­ni­dad de co­mer­cios. Las au­to­ri­da­des es­ti­man que por esa mo­da­li­dad en­tran unos 9 mi­llo­nes de pa­res, que ha­cen me­lla en el con­su­mo to­tal na­cio­nal, de 105 mi­llo­nes de pa­res. De esa can­ti­dad, la in­dus­tria na­cio­nal

DE LOS 105 MI­LLO­NES DE PA­RES QUE CON­SU­ME EL PAÍS, SO­LO 50% SON NA­CIO­NA­LES.

so­lo pro­vee la mi­tad.

El em­pre­sa­rio Mario Her­nán­dez, due­ño de la fir­ma que lle­va su nom­bre, re­cuer­da que en­tre los años 80 y 90 Co­lom­bia pro­du­cía mu­chos cue­ros de bue­na ca­li­dad. Pe­ro que otros paí­ses la des­pla­za­ron y los po­cos que si­guen so­lo ma­ne­jan el cue­ro en azul. En su ca­so, co­mo ma­rro­qui­ne­ro, im­por­ta las ma­te­rias pri­mas de ma­yor ca­li­dad y fa­bri­ca los za­pa­tos en Bra­sil. Sos­tie­ne que da­da la gran can­ti­dad de ma­te­rias que lo sus­ti­tu­yen, el cue­ro y sus ma­nu­fac­tu­ras se han con­ver­ti­do en ar­tícu­los as­pi­ra­cio­na­les de lu­jo. Es­to im­pli­ca que la gen­te es­tá dis­pues­ta a pagar más y, por eso, los fa­bri­can­tes de­ben ga­ran­ti­zar la me­jor ca­li­dad. Pro­po­ne que la in­dus­tria na­cio­nal se rein­ven­te y que apro­ve­che la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da y el co­no­ci­mien­to pa­ra en­ca­de­nar­se y es­pe­cia­li­zar­se.

En el Go­bierno tam­bién an­dan preo­cu­pa­dos por la si­tua­ción de es­te sec­tor, al cual in­clu­ye­ron en los Pac­tos por el Cre­ci­mien­to, ba­jo la som­bri­lla de la in­dus­tria de la mo­da. Tra­ba­jan con 86 em­pre­sas pa­ra me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad y pa­ra que adop­ten pro­ce­sos y tecnología­s de pro­duc­ción más lim­pia.

_¿Y el co­mer­cio?

La ma­la ho­ra del cue­ro y del cal­za­do tam­bién se sien­te en los al­ma­ce­nes, aun­que el co­mer­cio es uno de los sec­to­res que más im­pul­sa hoy la eco­no­mía na­cio­nal, .

Las cifras del Da­ne mues­tran que las ven­tas mi­no­ris­tas de es­tos pro­duc­tos cre­cie­ron 10,5%, muy por en­ci­ma del 6,5% que re­gis­tró to­do el co­mer­cio. Sin em­bar­go, en ese sec­tor se re­du­jo más el em­pleo, con una caí­da de 5,8%.

La ex­pli­ca­ción es­ta­ría en el cre­ci­mien­to de las ven­tas de za­pa­tos en gran­des su­per­fi­cies, don­de no hay tan­tos em­plea­dos pa­ra ase­so­rar a los com­pra­do­res. Ade­más, en la fal­ta de un mer­ca­do gran­de de dis­tri­bui­do­res, pues ca­da vez me­nos ca­de­nas ven­dan za­pa­tos de va­rias mar­cas, co­mo Pay­less o Spring Step, que se en­cuen­tra en reor­ga­ni­za­ción em­pre­sa­rial. Las ven­tas por co­mer­cio elec­tró­ni­co tam­bién han he­cho me­lla en el em­pleo ge­ne­ra­do por el co­mer­cio de cal­za­do.

Pa­ra 2020, Fló­rez pre­vé que el sec­tor se re­cu­pe­re tan­to en ma­nu­fac­tu­ra co­mo en co­mer­cio. Tie­ne esa ex­pec­ta­ti­va por los bue­nos re­sul­ta­dos de la pa­sa­da fe­ria sec­to­rial, rea­li­za­da en Bogotá a prin­ci­pios de fe­bre­ro. E, in­clu­so, por la ac­tual si­tua­ción de Chi­na, que por el co­ro­na­vi­rus ha re­du­ci­do su pro­duc­ción y ex­por­ta­ción de za­pa­tos. Tam­bién es­pe­ra con op­ti­mis­mo los dos días sin IVA que el Go­bierno pla­nea pa­ra es­te año.

Sin du­da, el pa­no­ra­ma de es­ta in­dus­tria plan­tea desafíos y re­quie­re pa­sos fir­mes pa­ra in­no­var..

La mo­da del cal­za­do in­for­mal ha re­du­ci­do la de­man­da de za­pa­tos de cue­ro. Otros ma­te­ria­les sin­té­ti­cos y tex­ti­les han re­em­pla­za­do esa ma­te­ria pri­ma.

Luis Gus­ta­vo Fló­rez Pre­si­den­te de Aci­cam

Mario Her­nán­dez Em­pre­sa­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.