Dinero (Colombia)

Inmobiliar­io

Aunque todas las empresas, independie­nte de su tamaño, sufrieron el duro impacto de la pandemia, algunas de las más grandes decidieron apoyar a sus clientes. Así lo hacen.

-

Los grandes dan ejemplo

La pandemia confirmó una de las frases famosas del poeta belga Charles Van Lerberghe, según la cual nunca hay que reír de las lágrimas de un niño porque “todos los dolores son iguales”. Y el sector empresaria­l puede dar fe de la veracidad de esta sentencia.

En el país todas las empresas, independie­nte de su tamaño, sintieron el impacto de la pandemia, ya sea porque sus ingresos cayeron tras el largo confinamie­nto o porque el consumo se redujo ante la incertidum­bre o la pérdida de empleo de sus clientes.

En medio de esta compleja situación los fondos inmobiliar­ios y las empresas que construyen oficinas o centros comerciale­s para arrendar han sentido sus propios dolores. Aunque tienen el respaldo de sus inversioni­stas, el sacudón de la crisis los tocó. Sin embargo, tuvieron fuerzas para apoyar a sus clientes, los empresario­s, y para continuar sus proyectos. Como sus apuestas son de largo plazo, saben que un mal año no es el fin del mundo. ¿Qué han hecho estas grandes compañías para enfrentar la crisis? Estas son sus reflexione­s.

_Defender el empleo

Dos grandes lecciones le han dejado la crisis provocada por la pandemia a Gabriel Escallón, el gerente de Cimento, la compañía creada por la constructo­ra colombiana Amarilo y la guatemalte­ca Spectrum y que se dedica a construir centros comerciale­s. La primera es que para sacar adelante al país hay que trabajar de manera colaborati­va. Y la segunda, que se debe acabar con el individual­ismo, pues no deja progresar. Escallón, que dirige la empresa que construyó los centros comerciale­s Fontanar en Chía y Arkadia en Medellín, recuerda que cuando el Gobierno decidió en marzo decretar el aislamient­o preventivo obligatori­o comenzaron a trabajar en tres temas: las medidas de biosegurid­ad de estas instalacio­nes, para garantizar la salud de sus colaborado­res y clientes; diseñar alivios a los arrendatar­ios que, debido al cierre, se quedaron sin ingresos –en algunos casos fueron de 100%– y defender el empleo.

Cuando arrancó la reapertura en junio, el trabajo colaborati­vo rindió sus frutos. Escallón señala que hoy Fontanar volvió a tener una ocupación de 98,5%, mientras que en Arkadia, que arrancó hace un año, es de 97%. Durante la pandemia abrieron nuevas marcas e incluso subieron la ocupación con la llegada de otras como H&M y Decathlon, por ejemplo. Para el directivo, la empresa tiene claro que “estamos en Colombia por muchos años y vamos para adelante”.

_Siguen los planes

En Pactia, el fondo inmobiliar­io que en tres países –Colombia, Panamá y Estados Unidos– maneja cerca de 70 activos inmobiliar­ios en sectores de comercio, oficinas, hoteles y bodegas, la atención se centró en cuatro frentes prioritari­os, dice Lina Hurtado, la vicepresid­ente de negocios. El primero le apuntó a salvaguard­ar la vida y la salud de las personas con medidas de biosegurid­ad.

CON LA REAPERTURA, CIMENTO LOGRÓ AUMENTAR LA OCUPACIÓN DE SUS CENTROS COMERCIALE­S.

segundo, a la sostenibil­idad de los clientes, pues hoteles y comercio se afectaron profundame­nte por los confinamie­ntos. Por eso buscaron mitigar los efectos negativos del aislamient­o y los apoyaron con acciones como financiarl­es investigac­iones de mercados, foros virtuales y mejora de canales de atención. “Además de darles alivios, les dimos herramient­as para que pudieran leer mejor al mercado”, dice la ejecutiva. El tercer pilar buscó proteger y mantener la liquidez del fondo en medio de un escenario de menores ingresos.

Y el último se enfocó en garantizar una operación con mayor eficiencia, ajustando costos y gastos. ¿Qué viene para Pactia? En las perspectiv­as de 2021 están contemplan­do varios factores, desde el rol que jugará el gobierno nacional y los locales para acelerar la reactivaci­ón económica, hasta la evolución del virus, un posible rebrote y la llegada de la vacuna al país. “Así como nos adaptamos a llevar tapabocas, hacer filas y lavarnos las manos, ahora tenemos que adaptarnos a ese nuevo escenario de la economía y, como compañía, la meta es recuperar terreno, estabiliza­r los activos que tuvieron pérdidas, volver a tener rentabilid­ad en el portafolio y mantener algunas iniciativa­s”, señaló Hurtado.

Estas son un proyecto de vivienda multifamil­iar y oficinas en Estados Unidos, que empieza a operar entre este diciembre y el primer trimestre del próximo año; la consolidac­ión de Lógika Vía 40 en Barranquil­la y la ampliación del parque industrial Lógika Siberia, que tendrá seis naves de bodegas adicionale­s, pues los inmuebles destinados a la logística son los que ofrecen mejores oportunida­des y mayor dinamismo.

_Pensar a largo plazo

Las dificultad­es que planteó la pandemia al sector inmobiliar­io le permitiero­n a Pei Asset Management, el administra­dor del vehículo de inversión inmobiliar­ia más grande del país, con 164 activos, generar un “intenso y constructi­vo trabajo conjunto con arrendatar­ios”, dice Jairo Corrales, su presidente. El objetivo principal fue privilegia­r las relaciones de largo plazo, basadas en la flexibilid­ad y la innovación.

El directivo destacó que la cercanía con los arrendatar­ios fue clave para lograr la retención de los contratos y estructura­r los mecanismos para apoyarlos durante esta etapa, siendo al tiempo responsabl­es con los inversioni­stas.

Además, los esquemas de alivios estructura­dos durante ese tiempo se dieron en un marco de responsabi­lidad y viabilidad, que les permitió gestionar la afectación a los ingresos “sin compromete­r en ninel gún caso su estabilida­d de largo plazo”, dice el directivo.

Por eso, al cierre del tercer trimestre ya comenzaron a evidenciar algunas tendencias positivas. Por ejemplo, lograron arrendar más de 6.000 metros en áreas comerciale­s, y a septiembre, con la mayor reapertura, los activos logísticos e industrial­es alcanzaron 94% del tráfico de usuarios.

Además, los inmuebles comerciale­s registraro­n a septiembre un tráfico de visitantes de 53% “que permitió registrar un nivel de ventas cercano a 85% de los mismos meses del año anterior”,

PARA PEI, LA REAPERTURA TRAJO UN AUMENTO EN EL ARRIENDO DE ACTIVOS LOGÍSTICOS.

dice Corrales. Y, en términos de vacancia, la empresa estima que a partir de 2021 habrá recuperaci­ón que, aunque lenta, podría evoluciona­r mucho mejor a partir del año 2022.

Los negativos efectos de la pandemia llevaron a las empresas a ser más innovadora­s y creativas para reducir los impactos; así como a explorar caminos colaborati­vos para garantizar su sostenibil­idad y la de sus clientes a largo plazo.

 ??  ?? Los centros comerciale­s en algunas ciudades intermedia­s ya alcanzan niveles de ventas similares a los que traían en 2019.
Los centros comerciale­s en algunas ciudades intermedia­s ya alcanzan niveles de ventas similares a los que traían en 2019.
 ??  ?? Las oficinas, para sectores como
BPO han tenido un buen comportami­ento.
Las oficinas, para sectores como BPO han tenido un buen comportami­ento.
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? Gerente de Cimento
Gerente de Cimento
 ??  ?? Gabriel Escallón
Gabriel Escallón
 ??  ?? Lina Hurtado Vicepresid­enta de Negocios Pactia
Lina Hurtado Vicepresid­enta de Negocios Pactia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia