LA FRIAL­DAD DEL ES­TRA­TE­GA

JO SÉPÉKER MAN ES UN HOM­BRE DE PO­CAS PA­LA­BRAS, PE­RO SU DESEM­PE­ÑO AL MAN­DO DE LA SE­LEC­CIÓN CO­LOM­BIA HA­BLA POR SÍ SO­LO.

Don Juan - - Sumario - FO­TO­GRA­FÍA: RO­DRI­GO BUEN­DIA / AFP

En Ibi­cuy, don­de cre­ció, lo lla­ma­ban Pi­mien­ta. Era el hi­jo del due­ño del bar don­de los tra­ba­ja­do­res fe­rro­via­rios se en­con­tra­ban pa­ra ver fútbol en el pri­mer te­le­vi­sor que ha­bía lle­ga­do al pue­blo. Cuan­do vol­vió a vi­vir en Bue­nos Ai­res tras una le­sión de ro­di­lla que aca­bó con su ca­rre­ra co­mo fut­bo­lis­ta, so­bre­vi­vió ma­ne­jan­do un ta­xi y al mis­mo tiem­po cur­só los es­tu­dios pa­ra ser téc­ni­co de fútbol. El día en que Co­lom­bia cla­si­fi­có al mun­dial en 2014, bai­ló de la emo­ción en los ca­me­ri­nos de la se­lec­ción. Se di­cen mu­chas co­sas de Jo­sé Pé­ker­man, pe­ro él no di­ce na­da: el téc­ni­co de la se­lec­ción Co­lom­bia es fa­mo­so por sus triun­fos y tam­bién por sus si­len­cios, su ne­ga­ti­va ab­so­lu­ta a dar en­tre­vis­tas y su ob­se­sión por man­te­ner pri­va­da su vi­da per­so­nal.

Pe­ro el que co­me ca­lla­do co­me dos ve­ces: por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va, el pro­fe Pé­ker­man lo­gró llevar a la tricolor al mun­dial. Es­te año se con­vir­tió en el téc­ni­co con más tiem­po al man­do de la se­lec­ción: in­clu­so más que Fran­cis­co Ma­tu­ra­na. Y no so­lo se di­fe­ren­cia de los otros téc­ni­cos por su per­ma­nen­cia, sino tam­bién por su es­ti­lo: no gri­ta, ape­nas se in­mu­ta y cuan­do tie­ne que ha­blar con un fut­bo­lis­ta pre­fie­re ha­cer­lo en pri­va­do en vez de gri­tar­le des­de el otro la­do de la can­cha. “Afue­ra no gri­to”, di­jo una vez en una rara en­tre­vis­ta que le con­ce­dió a ElG­rá­fi­co, en el 2000, cuan­do era en­tre­na­dor de las se­lec­cio­nes ju­ve­ni­les de Ar­gen­ti­na. “Ojo, me enojo co­mo to­dos… Pe­ro se me pa­sa rá­pi­do. Es muy di­fí­cil que di­ga ma­las pa­la­bras”.

Sus es­tra­te­gias evocan más los cálcu­los de un aje­dre­cis­ta que la ra­pi­dez de un fut­bo­lis­ta. Gra­cias a ellas, en Bra­sil 2014 Co­lom­bia lle­gó más le­jos que nun­ca y los ju­ga­do­res de la se­lec­ción se vol­vie­ron un ac­ti­vo co­ti­za­do por los clu­bes de to­do el mun­do. Aho­ra el país es­tá a la es­pe­ra de un es­pec­tácu­lo le­gen­da­rio en Ru­sia, la tie­rra de los aje­dre­cis­tas. Por su­pues­to, el pro­fe no ha he­cho nin­gu­na pro­me­sa.

AUN­QUE JO­Sé Pé­KER­MAN no du­ró mu­cho co­mo ju­ga­dor en el In­de­pen­dien­te Me­de­llín, hoy día es el téc­ni­co ar­gen­tino con más par ti­dos en co­pas del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.