EL RE­FU­GIO

EN EL DE­SIER­TO

Don Juan - - News -

Tres ho­ras bastan pa­ra ir des­de Nei­va has­ta un pa­raí­so en me­dio de la Ta­ta­coa. El de­sier­to es­tá cu­bier­to por du­nas ro­jas y ocres. Allí, so­lo se ob­ser­van hoyos ári­dos, cac­tus, pie­dras y chi­vos. Pe­ro allí tam­bién se pue­de en­con­trar un lu­gar que mez­cla lo me­jor de la aven­tu­ra y el lu­jo.

¿Quie­re ver una lluvia de es­tre­llas des­de su ca­ma o desa­yu­nar des­de una cua­tri­mo­to en me­dio del ári­do de­sier­to? No hay pro­ble­ma. El ho­tel Bet­hel Bio Lu­xury es una in­mer­sión en la na­tu­ra­le­za de la Ta­ta­coa, pe­ro con to­das las co­mo­di­da­des de un ho­tel. Us­ted pue­de es­co­ger en­tre ha­cer glam­ping –que­dar­se en me­dio de la na­tu­ra­le­za, pe­ro sin la in­co­mo­di­dad de te­ner que ar­mar una car­pa, con­tra re­loj y con cló­set y elec­tri­ci­dad– o dor­mir en ca­ver­nas en­cla­va­das en las mon­ta­ñas del de­sier­to, pe­ro tam­bién hay ca­mas al ai­re li­bre y una ca­sa ho­tel.

Las ha­bi­ta­cio­nes es­tán ins­pi­ra­das en es­ti­los ba­rro­cos y an­ti­guos que son ami­ga­bles con el eco­sis­te­ma. El di­se­ño del ho­tel es­tá pen­sa­do al­re­de­dor de una ar­qui­tec­tu­ra ba­sa­da en ma­de­ra re­ci­cla­da del río Mag­da­le­na y man­gle cul­ti­va­do por ar­te­sa­nos co­lom­bia­nos. Des­pués de lle­gar, po­drá or­ga­ni­zar un plan de ca­bal­ga­tas, pa­seos en cua­tri­mo­to, sen­de­ris­mo, ma­sa­jes re­la­jan­tes y ex­plo­ra­cio­nes as­tro­ló­gi­cas noc­tur­nas.

Así que si bus­ca aven­tu­ra, re­la­ja­ción o, sim­ple­men­te, co­no­cer a fon­do la in­hós­pi­ta Ta­ta­coa, es­te es el lu­gar ideal pa­ra es­ca­par­se.

E ST E H OT E L E N E L D E S I E R T O D E L A TA­TA C O A D E M U E ST R A Q U E L A

AV E N T UR A N O E S L A A N T í T E S I S D E L L U J O .

FO­TO­GRA­FíA: CAR­LOS OR­TE­GA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.