UN ANAR­QUIS­TA EN LA RED

VI T ALI K BU TE R IN NO­TE NÍ AMÁS DE VEIN­TE AÑOS CUAN­DO PRO­PU­SO UNA IDEA QUE PUE­DE CAM­BIAR IN­TER­NET PA­RA SIEM­PRE.

Don Juan - - News - FO­TO­GRA­FÍA: JOHN PHI­LLIPS / GETTY IMAGES NORTH AME­RI­CA / AFP

Na­ció en Mos­cú y cre­ció en Ca­na­dá, pe­ro la ver­da­de­ra pa­tria de Vi­ta­lik Bute­rin siem­pre ha si­do in­ter­net. Es un aman­te de Worl­do­fWar­craft y un ge­nio de la pro­gra­ma­ción, pe­ro el ma­yor ho­me­na­je que ha he­cho por esa na­ción vir­tual es Et­he­rium, su am­bi­cio­so pro­yec­to pa­ra des­cen­tra­li­zar in­ter­net, li­be­rar­lo de in­ter­me­dia­rios y de­jar­lo, pa­ra siem­pre, en ma­nos de los usua­rios: “Lo que bus­co es em­po­de­rar a los pe­que­ños y qui­tar­les po­der a los gran­des; que se jo­dan los gran­des”, di­jo una vez en una entrevista pa­ra Wi­red.

En 2011, cuan­do te­nía 17 años, es­cu­chó ha­blar so­bre bit­cóin, la crip­to­mo­ne­da des­cen­tra­li­za­da que fun­cio­na a par­tir de una tecnología de blockchain. La idea, bá­si­ca­men­te, es que to­dos los compu­tado­res de la red so­por­ten el sis­te­ma, pe­ro que no ha­ya je­rar­quías que im­pon­gan nor­mas: “To­do fun­cio­na co­mo en una compu­tado­ra, pe­ro se pro­vee la ga­ran­tía de que to­do se­gui­rá fun­cio­nan­do de ma­ne­ra ade­cua­da, así al­gu­nas per­so­nas sean hac­kea­das, que­den en ban­ca­rro­ta, mue­ran o de­ci­dan ser mal­va­das”, ex­pli­có Vi­ta­lik en Con­ver­sa­tions­wit­hTy­ler. Que­dó tan fas­ci­na­do con es­ta tecnología que via­jó por to­do el mun­do –des­de Los Án­ge­les has­ta Is­rael– pa­ra apren­der­lo to­do so­bre ella y se con­ven­ció de que el blockchain te­nía mu­cho más po­ten­cial.

El re­sul­ta­do de su bús­que­da fue Et­he­reum. Es un sis­te­ma de blockchain com­pa­ti­ble con cual­quier otro len­gua­je de pro­gra­ma­ción, por eso per­mi­te la crea­ción de apli­ca­cio­nes des­cen­tra­li­za­das –o dapps– co­mo pla­ta­for­mas de strea­ming que les dan re­ga­lías di­rec­ta­men­te a los mú­si­cos o he­rra­mien­tas de crowd­sour­cing. Et­he­reum po­see su pro­pia crip­to­mo­ne­da –el Et­her, que ac­tual­men­te tie­ne un va­lor de unos 200 dó­la­res–, pe­ro es tan ver­sá­til que in­clu­so fun­cio­na co­mo una pla­ta­for­ma pa­ra otras crip­to­mo­ne­das.

Et­he­rium es co­mo una pe­que­ña na­ción li­bre de nor­mas y en ma­nos de los pro­pios ciu­da­da­nos de in­ter­net. Y aun­que por el mo­men­to se co­no­ce prin­ci­pal­men­te en el mun­do de los geeks y los in­ver­sio­nis­tas más arriesgados, es­te sis­te­ma y las ideas de Vi­ta­lik po­drían ser la pie­dra an­gu­lar de un nue­vo in­ter­net.

VI­TA­LIK Y MIHAI Ali­sie son co­fun­da­do­res de Bit­coi­nMa­ga­zi­ne, una de las pu­bli­ca­cio­nes más po­pu­la­res en in­ter­net so­bre crip­to­mo­ne­das.

CUAN­DO CIR­CU­LA­RON ru­mo­res so­bre la muer te de Bu te­rin el año pa­sa­do, su va­lor en el mer­ca­do ba­jó 4000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.