CA­RO­LI­NA PON­CE DE LEÓN

FUE LA PRI­ME­RA MU­JER CU­RA DO­RA DEL PAÍS Y ES­TE AÑO RE­GRE­SA AARTBO PA­RA PRO­DU­CIR AR­TE CÁ­MA­RA, LA SEC­CIÓN QUE PRO MUE­VE EL AR­TE JO­VEN IN­DE­PEN­DIEN­TE.

Don Juan - - News - POR MA­RÍA CAPOTE

Ca­ro­li­na Pon­ce de León su­po des­de que te­nía uso de ra­zón que lo su­yo era el ar­te. Sus si­tios fa­vo­ri­tos eran los mu­seos de Nue­va

York, el lu­gar don­de cre­ció, que vi­si­ta­ba con su ma­má. A los seis años ya es­ta­ba fas­ci­na­da con Jack­son Po­llock y Hen­ri Ma­tis­se. Es­tu­dió ar­te en Co­lom­bia y en Fran­cia y aun­que to­da la vi­da ha di­bu­ja­do, pre­fi­rió de­di­car­se a otros as­pec­tos del ar­te. Cuan­do vol­vió a Co­lom­bia en los años ochen­ta lle­gó a la ge­ren­cia cul­tu­ral del Ban­co de la Re­pú­bli­ca pa­ra ser la pri­me­ra mu­jer cu­ra­do­ra del país. Es­te año hi­zo la cu­ra­du­ría de Ar­te­cá­ma­ra en AR­TBO, uno de los epi­cen­tros ar­tís­ti­cos más im­por­tan­tes del país.

La gen­te cree que ser cu­ra­dor y ar­tis­ta son ofi­cios si­mi­la­res, ¿cuál es la di­fe­ren­cia? Un cu­ra­dor no es un ar­tis­ta, es al­guien que in­ves­ti­ga y que ha­ce un plan­tea­mien­to con­cep­tual pa­ra crear un uni­ver­so de sen­ti­do en torno a obras de ar­te. Di­ga­mos que un ar­tis­ta es un crea­dor y un cu­ra­dor, un fa­ci­li­ta­dor. Sin em­bar­go, un cu­ra­dor de­be te­ner ha­bi­li­da­des pa­re­ci­das a las de un ar­tis­ta: un sen­ti­do del es­pa­cio, de las re­la­cio­nes for­ma­les, del len­gua­je ar­tís­ti­co… Los cu­ra­do­res so­mos crea­ti­vos sin ser ar­tis­tas.

Siem­pre ha di­cho que los mo­vi­mien­tos his­tó­ri­cos, so­cia­les y cul­tu­ra­les la han in­fluen­cia­do co­mo cu­ra­do­ra, ¿cuál es el que más la mar­có?

Qui­zás la tran­si­ción que hu­bo a fi­na­les de los años ochen­ta y co­mien­zo de los no­ven­ta. Fue el mo­men­to en el que el con­flic­to ar­ma­do en Co­lom­bia es­ca­ló y lle­gó a los cen­tros ur­ba­nos. Aquí el ar­te pa­só a otro ni­vel. El cam­bio del cli­ma po­lí­ti­co y so­cial del mo­men­to hi­zo que mu­chos ar­tis­tas em­pe­za­ran a co­men­tar la reali­dad co­lom­bia­na des­de el mis­mo ar­te. Des­de ahí creo que me he en­fo­ca­do mu­cho en mi­rar a los ar­tis­tas que re­fle­xio­nan so­bre la reali­dad y que pro­po­nen visiones re­ve­la­do­ras y crí­ti­cas. ¿Cuá­les son los ar­tis­tas co­lom­bia­nos que hay que te­ner en la mi­ra?

Son mu­chos y no qui­sie­ra ha­cer una lis­ta por­que no creo en esas je­rar­quías. Con­si­de­ro a Bea­triz Gon­zá­lez co­mo la ar­tis­ta más im­por­tan­te de Co­lom­bia, pe­ro me in­tere­san mu­chos otros ar­tis­tas y no ne­ce­sa­ria­men­te por­que me pa­rez­can más des­ta­ca­dos que otros. Por ejem­plo: José Ale­jan­dro Res­tre­po, a quien he se­gui­do to­da la vi­da por­que me in­tere­sa lo que pien­sa y lo que ha­ce. Ar­tis­tas co­mo el co­lec­ti­vo La De­ca­na­tu­ra, Wil­son Díaz, Ga­brie­la Pi­ni­lla, Edi­son Qui­ñó­nez, Ed­win Sán­chez y Na­dia Gra­na­dos… Ellos se arries­gan a ir a lu­ga­res don­de na­die se atre­ve a ir, tan­to por sus len­gua­jes ar­tís­ti­cos co­mo por sus te­mas; ade­más, son crí­ti­cos y uti­li­zan el hu­mor. Hay otros co­mo El­kin Cal­de­rón, Ro­sa­rio Ló­pez, Ana Ma­ría Rue­da, Ma­ría Isa­bel Rue­da o Ma­ría José Ar­jo­na que tra­ba­jan des­de con­cep­tos más abs­trac­tos y sus obras me su­mer­gen en otro ti­po de sen­si­bi­li­da­des y poé­ti­cas. Pe­ro, co­mo di­je, son in­tere­ses per­so­na­les.

¿Qué ne­ce­si­ta Co­lom­bia pa­ra con­su­mir más ar­te?

Nos ha­ce fal­ta com­pren­der que la cul­tu­ra –la li­te­ra­tu­ra, el tea­tro, la mú­si­ca y el ar­te– re­ve­la quié­nes so­mos y nos ayu­da a en­ten­der­nos me­jor co­mo so­cie­dad. Es im­por­tan­te pa­ra com­pren­der nues­tra con­tem­po­ra­nei­dad. Hay que aca­bar los es­te­reo­ti­pos ne­ga­ti­vos fren­te al ar­te: pen­sar que es eli­tis­ta, pa­ra per­so­nas es­pe­cia­li­za­das, que es es­nob, o in­clu­si­ve de­cir que los ar­tis­tas son ge­nios y lo­cos por­que eso per­pe­túa más pre­jui­cios. Tam­bién hay muy po­ca pren­sa es­pe­cia­li­za­da, si hu­bie­ra más ser­vi­ría pa­ra de­mo­cra­ti­zar el apre­cio por el ar­te. ¿Qué le cam­bia­ría al ar­te en Co­lom­bia? Co­mo fan­ta­sía ideal, mul­ti­pli­ca­ría los por­ta­fo­lios de be­cas de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas pa­ra am­pliar las opor­tu­ni­da­des de crea­ción e in­ves­ti­ga­ción y de sos­te­ni­mien­to pa­ra los es­pa­cios in­de­pen­dien­tes. Tam­bién pro­mo­ve­ría una ma­yor equi­dad en la par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res. Y cla­ro, un pú­bli­co de men­te abier­ta y sen­si­ble.

Des­pués de cua­tro años vol­vió a la cu­ra­du­ría de AR­TBO, ¿có­mo es es­to?

Es­te año es­toy en la cu­ra­du­ría de Ar­te­cá­ma­ra, la sec­ción pa­ra ar­tis­tas me­no­res de cua­ren­ta años sin re­pre­sen­ta­ción de ga­le­ría. Es una con­vo­ca­to­ria pú­bli­ca. Es­te año re­ci­bie­ron 1500 apli­ca­cio­nes y es­co­gí 44 ar­tis­tas. En esa se­lec­ción me de­mo­ré de tres se­ma­nas a un mes. Hay un 70 % de mu­je­res y 30 % de hom­bres. Es­ta ex­po­si­ción se lla­ma “To­do lo ten­go, to­do me fal­ta”, un tí­tu­lo que vie­ne de una obra de Ma­ría Isa­bel Rue­da pa­ra su­ge­rir las dua­li­da­des y con­tra­dic­cio­nes ca­rac­te­rís­ti­cas de las ge­ne­ra­cio­nes de ar­tis­tas más re­cien­tes.

Des­pués de AR­TBO, ¿qué si­gue?

Una ex­po­si­ción de fo­to­gra­fía en el Mu­seo de Ar­te Mo­derno de Me­de­llín en di­ciem­bre. Tam­bién es­toy ha­cien­do la cu­ra­du­ría pa­ra una bie­nal de fo­to­gra­fía en la Gu­ya­na Fran­ce­sa y una ex­po­si­ción que ten­drá lu­gar en Áms­ter­dam el año en­tran­te. Ade­más, es­toy es­cri­bien­do un tex­to pa­ra el ca­tá­lo­go de la re­tros­pec­ti­va de Bea­triz Gon­zá­lez en el Mu­seo de Be­llas Ar­tes de Houston.

¿Pa­ra us­ted ha si­do di­fí­cil ser una mu­jer cu­ra­do­ra?

Fue di­fí­cil a co­mien­zos de mi ca­rre­ra. Ocu­pé un car­go cu­ra­to­rial con mu­cha vi­si­bi­li­dad en Co­lom­bia, cuan­do es­ta­ba al fren­te del pro­gra­ma de ar­tes vi­sua­les del Ban­co de la Re­pú­bli­ca, en un me­dio do­mi­na­do por cu­ra­do­res hom­bres. Fue un re­to mar­car mi te­rri­to­rio, mis po­si­cio­nes y ha­cer­me res­pe­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.