4.649.417

Don Juan - - News -

PAULNICKL EN

@PAULNICKLEN Paul Nic­klen co­no­ció to­dos los se­cre­tos del hie­lo en los via­jes que hi­zo jun­to a los inuits cuan­do era ni­ño y los acom­pa­ña­ba des­de la is­la de Baf­fin, en Ca­na­dá, has­ta Groen­lan­dia pa­ra ven­der sus pe­rros husky. En ese re­co­rri­do em­pe­zó a to­mar con­cien­cia so­bre el cam­bio cli­má­ti­co: “El puen­te de hie­lo que unía es­tos dos te­rri­to­rios se em­pe­zó a de­rre­tir y los inuits nun­ca más pu­die­ron com­ple­tar ese via­je”, le di­jo a TheGuar­dian. “Por pri­me­ra vez en la his­to­ria la ca­pa de hie­lo de Groen­lan­dia se es­tá de­rri­tien­do”.

Es­tu­dió bio­lo­gía ma­ri­na, pe­ro rá­pi­da­men­te se dio cuen­ta de que lo su­yo eran la fo­to­gra­fía y, so­bre to­do, los po­los de la Tie­rra. Sus re­por­ta­jes en la re­vis­ta Na­tio­na­lGeo­grap­hic lo con­vir­tie­ron en uno de los fo­tó­gra­fos de na­tu­ra­le­za más im­por­tan­tes del mun­do. Pe­ro el ca­na­dien­se no se que­ría que­dar ahí. Sa­bía que no bas­ta­ba con que sus fotos fue­ran bo­ni­tas, te­nían que im­pac­tar: “Lo que bus­co con mis fotos es dar­le ca­ra a al­go que mu­chos sien­ten tan le­jano co­mo el cam­bio cli­má­ti­co. Quie­ro que ca­da ima­gen con­mue­va a quien la vea y se­pa que es­ta­mos fren­te a al­go muy gra­ve”, di­ce Nic­klen en una char­la Ted que se con­vir­tió en un vi­deo vi­ral por­que ex­pli­ca­ba có­mo el des­hie­lo era una ame­na­za la­ten­te pa­ra mu­chas es­pe­cies, co­mo el leo­par­do ma­rino. Sus es­fuer­zos por con­ser­var el medioambiente los ca­na­li­zó en su fun­da­ción SeaLe­gacy, que crea his­to­rias y desa­rro­lla in­ves­ti­ga­cio­nes pa­ra con­cien­ti­zar a la gen­te so­bre la ne­ce­si­dad de ac­tuar y fre­nar el cam­bio cli­má­ti­co.

Sin em­bar­go, fue en di­ciem­bre de 2017 cuan­do se con­vir­tió en un in­fluen­cia­dor y ac­ti­vis­ta ma­si­vo. Jun­to a un equi­po de bió­lo­gos, Nic­klen vio una es­pe­cie de man­ta blan­ca so­bre una pie­dra en la is­la de Baf­fin. Se fue acer­can­do cre­yen­do que era una piel, pe­ro se en­con­tró con un oso po­lar que a du­ras pe­nas po­día ca­mi­nar. Su vi­deo le dio la vuel­ta al mun­do, fue com­par­ti­do en gru­pos de What­sApp, apa­re­ció en pri­me­ras pla­nas y fue cri­ti­ca­do por la cru­de­za y la tris­te­za de la ima­gen. Sin em­bar­go, pa­ra Nic­klen, to­do tie­ne sen­ti­do: “Cuan­do los cien­tí­fi­cos di­cen que los osos se es­tán ex­tin­guien­do, quie­ro que la gen­te se dé cuen­ta de có­mo se ve”, le di­jo a Na­tio­na­lGeo­grap­hic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.