Ale­jan­dra Bui­tra­go se ga­nó a to­dos los fa­ná­ti­cos

DES­DE QUE GA­NA­BA LOS REI­NA­DOS DE SU CUA­DRA QUI­SO SER MO­DE­LO. POR ESO DE­JÓ SU CA­RRE­RA DE AD­MI­NIS­TRA­CIÓN DE EM­PRE­SAS Y BUS­CÓ NUE­VOS RE­TOS. TO­DOS LOS FA­NÁ­TI­COS DEL FÚT­BOL LA RE­CUER­DAN POR SU PAR­TI­CI­PA­CIÓN EN FUERADELUGAR Y DES­DE HA­CE DOS AÑOS ES LA PROTAGONI

Don Juan - - News - FO­TO­GRA­FÍA GIOR­GIO DEL VEC­CHIO

del fút­bol en Co­lom­bia cuan­do fue pre­sen­ta­do­ra en Fue­ra­de lu­gar. Lue­go, en Tu­vo­zes­té­reo, cum­plió su sue­ño de ser ac­triz. Sin em­bar­go, pa­ra es­tas fotos que le to­mó Gior­gio Del Vec­chio, la pe­rei­ra­na vol­vió a de­mos­trar al­go que to­dos re­cor­dá­ba­mos: que es una mo­de­lo in­creí­ble.

ASIS­TEN­TE DE FO­TO­GRA­FÍA: JACK BA­RON // MA­QUI­LLA­JE Y PE­LO: ED­WIN BEL­TRÁN // PRO­DUC­CIÓN: ISA­BEL GON­ZÁ­LEZ Y LAU­RA MO­RENO

C>> “Cuan­do te­nía on­ce años siem­pre ha­cía­mos rei­na­dos en la cua­dra con mi her­ma­ni­ta. Mi ma­má los or­ga­ni­za­ba, ¡y ha­cía que mi her­ma­na y yo siem­pre ga­ná­ra­mos! Aho­ra veo las fotos y me pre­gun­to: “¿Có­mo pu­de ser la más lin­da?”.

>> “Cuan­do es­ta­ba en sex­to se­mes­tre de ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas me sa­lí de la uni­ver­si­dad, en Pe­rei­ra, y me fui pa­ra Bo­go­tá a fin de se­guir con el mo­de­la­je. Eso fue ha­ce do­ce años. Cuan­do lle­gué no co­no­cía a na­die, te­nía $1’500.000 en mi cuen­ta de aho­rros y me que­dé por dos me­ses en la ca­sa de un ami­go de una ami­ga. Él nun­ca me co­bró arrien­do ni na­da, tam­po­co me de­jó ha­cer mer­ca­do nun­ca. Fue un án­gel pa­ra mi”.

>> “En los pri­me­ros me­ses en Bo­go­tá sa­bía que te­nía que aho­rrar, así que co­gía bus; pe­ro co­mo no co­no­cía la ciu­dad, me ba­ja­ba y ter­mi­na­ba co­gien­do ta­xi”.

>> “Cuan­do iba a cum­plir vein­te años ya lle­va­ba unos me­ses en Bo­go­tá y al­qui­lé una ha­bi­ta­ción en una ca­sa. Vi­ví ahí va­rios me­ses: fue mi vi­da lo­ca, no me im­por­ta­ba na­da y tra­ba­ja­ba pa­ra gas­tar, pa­ra rum­biar”.

>> “Un día acom­pa­ñé a dos ami­gas a ha­cer un cas­ting. Yo no te­nía pla­ta y es­ta­ba en­tu­sa­da. La se­ño­ra del cas­ting me di­jo que yo tam­bién lo hi­cie­ra, así que me le me­dí y que­dé”.

>> “En­tré a la te­le­vi­sión con Fueradelugar y ahí du­ré tres años y me­dio. Yo es­ta­ba tem­blan­do: fui sin pre­ten­sión de na­da, en­ton­ces co­mo no ten­go fil­tros pa­ra ha­blar se me sa­lían gro­se­rías… Eso fue lo que les gus­tó. Ade­más, co­mo era un pro­gra­ma de deportes, lle­vé al­go pre­pa­ra­do pa­ra ha­blar so­bre el es­ta­dio de Pe­rei­ra y del De­por­ti­vo Pe­rei­ra.

>> “No soy hin­cha de nin­gún equi­po de fút­bol, pe­ro fui muy cer­ca­na a Mi­llo­na­rios y San­ta Fe por­que tra­ba­ja­ba mu­cho con ellos cuan­do es­tu­ve en Fue­ra­de lu­gar. Tam­bién he ido al es­ta­dio a ver al De­por­ti­vo Pe­rei­ra”.

>> “La vez que más he sen­ti­do el bull­ying en re­des so­cia­les fue cuan­do di­je que Mes­si era co­lom­biano. Es­ta­ba con mi ex via­jan­do cuan­do me di cuen­ta de que ha­bían pu­bli­ca­do el vi­deo. Pri­me­ro me pu­se a llo­rar, ni si­quie­ra me acor­da­ba; pe­ro no qui­se dar­le mu­cha im­por­tan­cia a eso y lue­go ya me reía. Es que ni si­quie­ra me acuer­do del mo­men­to en el que lo di­je, ¡soy muy des­pis­ta­da!”.

>> “Lo pri­me­ro que mi­ro de un hom­bre son las ma­nos, pe­ro lo que me gus­ta es que me ha­ga reír, que sea so­ña­dor y aven­tu­re­ro”.

>> “Jo­se [J Bal­vin] fue pa­ra mí amor a pri­me­ra vis­ta, pe­ro yo pa­ra él no. Fue mi amor pla­tó­ni­co, una vez nos pre­sen­ta­ron y fui­mos ami­gos. Des­pués de tan­to ha­blar se die­ron las co­sas y es­tu­vi­mos jun­tos por ca­si tres años”.

>> “Tu­vo­zes­té­reo ha si­do una es­cue­la in­creí­ble. He apren­di­do a des­glo­sar li­bre­tos y es­toy to­dos los días en fren­te de cá­ma­ras. Es una prác­ti­ca cons­tan­te que cual­quier ac­tor qui­sie­ra te­ner. La nue­va tem­po­ra­da lle­ga en no­viem­bre y ahí va­mos a cam­biar de for­ma­to”.

>> “El otro año sa­le una pe­lí­cu­la que se lla­ma La­su­cur­sal, don­de tu­ve una par­ti­ci­pa­ción pe­que­ña. Me di­ver­tí mu­cho, es una co­me­dia”.

>> “Mi úl­ti­mo con­cier­to fue el de Zion & Len­nox y Choc­quib­town. Pe­ro ha­ce po­co es­tu­ve en Los Án­ge­les y conocí a Post Ma­lo­ne. Me vol­ví fan de él y has­ta pu­de to­mar­me fotos. Los que fui­mos a ese pa­seo lo es­cu­cha­mos to­do el tiem­po”.

>> “Lo que me gus­ta de mi tra­ba­jo es que me han vis­to en mu­chas facetas. Co­mo mo­de­lo, pre­sen­ta­do­ra y aho­ra co­mo ac­triz. Pe­ro, a mi cri­te­rio, le he da­do el va­lor y el res­pe­to a ca­da pro­fe­sión. Mu­cha gen­te me di­ce ‘¡Mu­cha ro­pa!’ por­que ya no ve que pon­go las fotos de an­tes, pe­ro a mí me en­can­ta sa­ber que es­toy en otra fa­ce­ta. Me en­can­ta la ac­tua­ción y la dis­fru­to de­ma­sia­do”.

>> “Es­toy en otro pun­to de mi ca­rre­ra. Ya no me sien­to tan bien yen­do a una pa­sa­re­la a des­fi­lar en ro­pa in­te­rior. Ten­go 31 años, ya no soy una ado­les­cen­te”.

>> “Lo que más ex­tra­ño de Pe­rei­ra es la tran­qui­li­dad, pe­ro por otro la­do soy una per­so­na jo­ven y necesito del caos de Bo­go­tá. Tan­ta quie­tud pue­de abu­rrir”.

>> “Mi co­mi­da fa­vo­ri­ta es el san­co­cho que se ha­ce en mi fa­mi­lia. Me gus­ta co­ci­nar de to­do, pe­ro no me gus­ta co­ci­nar pa­ra mí so­la. Cuan­do voy a Pe­rei­ra co­mo lo mis­mo de siem­pre: el pe­rro de la es­qui­na, la are­pa de cho­clo, el cho­lao, los frí­jo­les… ¿Y lo que me­nos me gus­ta? No aguan­to el ju­go de fei­joa ni los gar­ban­zos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.