EL CUEN­TO DE LA CRIA­DA

LOS PA­PE­LES DE E LI­SA BETHM OS SEN MAD MEN YT HE HANDMAID’ ST ALELA CON­VIR­TIE­RON EN UN SíM­BO­LO DE LA MU­JER FUER­TE.

Don Juan - - Sumario - FO­TO­GRA­FíA: COR­TE­SíA PA­RA­MOUNT PIC­TU­RES

Cuan­do Eli­sa­beth Moss re­ci­bió es­te año el galardón a me­jor ac­triz en los Gol­den Glo­be Awards, co­men­zó su dis­cur­so con una ci­ta de Mar­ga­ret At­wood en su li­bro El­cuen­to­de­la­cria­da: “So­mos las que no es­ta­ban en los pa­pe­les. He­mos vi­vi­do en los es­pa­cios en blan­co, en las már­ge­nes del tex­to. Eso nos dio más li­ber­tad”. Des­pués le de­di­có el premio a la au­to­ra ca­na­dien­se y a las mu­je­res que a lo lar­go de la his­to­ria han lu­cha­do por la igual­dad y la li­ber­tad.

Aun­que los ojos de la crí­ti­ca apun­ta­ban a su bri­llan­te pa­pel pro­ta­gó­ni­co en TheHands­maid’s Ta­le, Moss en reali­dad era pre­mia­da por sus más de vein­te años de ca­rre­ra en los que com­par­tió el set con An­ge­li­na Jo­lie, Wi­no­na Ry­der, Su­san Sa­ran­dom, Na­ta­lie Port­man y Mi­che­lle Pfeif­fer; se gra­bó en la men­te de los te­le­vi­den­tes gra­cias a se­ries co­mo La­wan­dOr­der y Grey’sA­na­tomy; y, so­bre to­do, in­ter­pre­tó mu­je­res que se en­fren­ta­ban a con­tex­tos do­mi­na­dos por hom­bres, co­mo a Peggy Ol­son en Ma­dMen y Ju­ne Os­bor­ne en TheHand­maid’sTa­le.

Des­pués de va­rias ho­ras de char­la con Mar­ga­ret At­wood, la au­to­ra del li­bro que dio ori­gen a la se­rie, re­fle­xio­nó so­bre las mu­je­res que ha­bía in­ter­pre­ta­do y se de­fi­nió co­mo fe­mi­nis­ta. ¿Pe­ro aca­so es ne­ce­sa­rio re­pre­sen­tar a una mu­jer con ca­rác­ter pa­ra ha­cer par­te de es­te mo­vi­mien­to? En una rue­da de pren­sa so­bre el lan­za­mien­to de la se­gun­da tem­po­ra­da de TheHand­maid’sTa­le, Moss di­jo es­tar can­sa­da de que los per­so­na­jes fe­me­ni­nos fuer­tes fue­ran siem­pre pun­tas de lan­za pa­ra la lu­cha fe­mi­nis­ta y no co­mo per­so­nas nor­ma­les y co­ti­dia­nas en la so­cie­dad: “Las ra­zo­nes por las que es­ta se­rie les gus­ta a to­dos es por­que es el mo­men­to ade­cua­do pa­ra es­tas his­to­rias, era la ho­ra en que en­con­tra­ran su voz y em­pe­za­ran a con­tar­se”, di­jo ella. “¡Que la gen­te se vis­ta co­mo las cria­das! Si le es­ta­mos dan­do a al­guien un sím­bo­lo de re­sis­ten­cia, fan­tás­ti­co”.

Un he­cho, sin em­bar­go, siem­bra una du­da. ¿Pue­de un sím­bo­lo de la igual­dad per­te­ne­cer a una or­ga­ni­za­ción co­mo la cien­cio­lo­gía? Tal vez la res­pues­ta hay que bus­car­la en la obra de Chi­ma­man­da Ngo­zi Adi­chie, una es­cri­to­ra ni­ge­ria­na que se vol­vió fa­mo­sa por su dis­cur­so “To­dos de­be­ría­mos ser fe­mi­nis­tas”.

To­dos. Has­ta los cien­ció­lo­gos.

MAR­GA­RET AT­WOOD des­cri­bió en El cuen­to­de­la­cria­da un mun­do dis­tó­pi­co don­de las mu­je­res son má­qui­nas de re­pro­duc­ción.

LAS BO­TAS DR. MAR­TENS son un ícono cul­tu­ral del rock y el punk gra­cias a gru­pos co­mo The Who, que las in­mor­ta­li­za­ron so­bre el es­ce­na­rio. Aho­ra la mar­ca tie­ne un nue­vo Flags­hip Sto­re en Bo­go­tá, en la cra. 14A # 82-26.10

LA SE­RIE GIRLS, de HBO, es otra de las se­ries que ex­plo­ran pers­pec ti­vas so­bre las mu­je­res en la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.