EL RE­GRE­SO DE LAS LE­YEN­DAS

LA DÉ­CA­DA DE 1990 VOL­VIÓ. LAS GE­NE­RA­CIO­NES QUE CRE­CIE­RON CON SU­PER MA­RIO BROS , CRASH BAN­DI­COOT Y ZELDA A HO­RA COM­PRAN LAS CON­SO­LAS RE­TRO QUE RE­VI­VEN TO­DOS ESOS RE­CUER­DOS.

Don Juan - - Habitar - FO­TO­GRA­FÍA: COR­TE­SÍA REC WAT­CHES

La nos­tal­gia es una apues­ta se­gu­ra. Fun­cio­na pa­ra Ni­ke ca­da vez que sa­can una ver­sión re­tro de los clá­si­cos Air Jor­dan; fun­cio­nó pa­ra The Im­pos­si­ble Pro­ject, que lo­gró re­vi­vir el amor por las Po­la­roid y la no tan prác­ti­ca tec­no­lo­gía de las cá­ma­ras ins­tan­tá­neas; fun­cio­na pa­ra Holly­wood, que en las épo­cas di­fí­ci­les so­lo ne­ce­si­ta sa­car un re­ma­ke de una se­rie o una pe­lí­cu­la po­pu­lar de los ochen­ta, y, úl­ti­ma­men­te, fun­cio­na pa­ra la in­dus­tria de los vi­deo­jue­gos, que ca­yó en la cuen­ta de que tie­ne una mi­na de oro. Des­pués de to­do, ¿quién no ju­gó con un Su­per Nin­ten­do o pi­dió un Play Sta­tion de Na­vi­dad? ¿Quién no se acuer­da d eS upe­rMa­rioB­ros.,M et roi­dP ri­me, Mor­tal Kom­bat y Cras­hBan­di­coot?

La ten­den­cia de re­vi­vir con­so­las, sin em­bar­go, no es nue­va. Ata­ri ya lo ve­nía ha­cien­do des­de prin­ci­pios del mi­le­nio, pe­ro fue la apues­ta de Nin­ten­do con el NES Clas­sic, a fi­na­les de 2016, la que em­pe­zó la ten­den­cia de los vi­deo­jue­gos vin­ta­ge. Fue una apues­ta arries­ga­da, pe­ro el NES Clas­sic se ven­dió tan bien que era im­po­si­ble en­con­trar un ejem­plar en cual­quier tien­da an­tes de aque­lla Na­vi­dad. A la fe­cha, Nin­ten­do ha pro­du­ci­do más de 3,6 mi­llo­nes de uni­da­des y aún no da abas­to pa­ra la de­man­da que tie­ne es­ta con­so­la. Lue­go, ca­da com­pa­ñía em­pe­zó a ca­pi­ta­li­zar la nos­tal­gia co­mo pu­do: SE­GA pre­sen­tó la ver­sión mi­nia­tu­ra de su fa­mo­sa con­so­la Ge­ne­sis, mien­tras que Nin­ten­do gol­peó por se­gun­da vez con el SNES, un mo­de­lo en mi­nia­tu­ra del Su­per Nin­ten­do.

Aho­ra Sony se su­ma a la ca­rre­ra con el Pla­yS­ta­tion Clas­sic. En su mo­men­to, es­ta con­so­la mar­có un punto de quie­bre gra­cias a su tec­no­lo­gía de CD y a los mo­de­los po­li­go­na­les en tres di­men­sio­nes. Has­ta aho­ra, so­lo cin­co de los vein­te jue­gos que ven­drán preins­ta­la­dos en la con­so­la han si­do anun­cia­dos (en­tre ellos es­tán Fi­na­lFan­tas­yVII y Tek­ken3).

Tal vez vein­te jue­gos sea un nú­me­ro mo­des­to pa­ra una de las con­so­las más po­pu­la­res de la his­to­ria. El Pla­yS­ta­tion in­mor­ta­li­zó tí­tu­los co­mo Spi­ro,Me­ta­lGea­rSo­lid,Si­len­tHill,Gra­nTu­ris­mo y has­ta Cras­hTea­mRa­cing, que era la op­ción pa­ra ju­gar con amigos. Tal vez es­tos y otros jue­gos pue­dan des­car­gar­se en el fu­tu­ro, pe­ro to­da­vía les fal­ta ese fea­tu­re a es­tas con­so­las clá­si­cas.

NIN­TEN­DO EN­TER­TAIN­MENT SYS­TEM TheLe­gen­do­fZel­da Su­pe­rMa­rioB­ros3Con­tra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.