Olim­pia­das ma­te­má­ti­cas.

có­mo las olim­pia­das de ma­te­má­ti­cas mar­ca­ron sus vi­das a ni­vel pro­fe­sio­nal y per­so­nal. ¿Có­mo per­der­le el mie­do a una ma­te­ria que se en­cuen­tra en to­das partes?

Educación (Colombia) - - Contenido -

Pa­ra na­die es un se­cre­to que las ma­te­má­ti­cas han si­do el do­lor de ca­be­za pa­ra mu­chos ni­ños du­ran­te su pa­so por el co­le­gio. In­clu­so, mu­chos de los que lo­gran in­gre­sar a la uni­ver­si­dad co­no­cen o han uti­li­za­do la ex­pre­sión “me de­ci­dí por es­ta ca­rre­ra pa­ra no ver ma­te­má­ti­cas”. Sin em­bar­go, ter­mi­nan es­tre­llán­do­se, pues es­to no es del to­do cier­to. Des­de tiem­pos re­mo­tos las ma­te­má­ti­cas han per­mea­do to­das las ac­ti­vi­da­des del ser hu­mano –con ecua­cio­nes el hom­bre ha cons­trui­do el mun­do–. Sin ellas, hoy no po­dría­mos te­ner un te­lé­fono ce­lu­lar y nues­tros compu­tado­res no exis­ti­rían. Pe­ro, ¿por qué a pe­sar de ser tan úti­les se les te­me y se les hu­ye?

Se­ma­na Edu­ca­ción ha­bló con dos pro­fe­so­res que en su ni­ñez par­ti­ci­pa­ron en las olim­pia­das de ma­te­má­ti­cas, un pro­yec­to que tie­nen va­rias uni­ver­si­da­des y colegios del país pa­ra tra­tar de reivin­di­car y pro­yec­tar es­ta área de co­no­ci­mien­to co­mo un pro­ce­so di­ver­ti­do. Am­bos le con­ta­ron a es­ta pu­bli­ca­ción la im­por­tan­cia de cons­truir un pen­sa­mien­to ló­gi­co y có­mo las olim­pia­das mar­ca­ron su ca­mino aca­dé­mi­co y la­bo­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.