EL FU­TU­RO, HOY

Educación (Colombia) - - Editorial -

A tra­vés de la edu­ca­ción, las so­cie­da­des cons­tru­yen lo que son e ima­gi­nan lo que quie­ren ser. El mo­men­to po­lí­ti­co y so­cial que atra­vie­sa Co­lom­bia re­pre­sen­ta re­tos pa­ra las es­cue­las, pa­ra el go­bierno, pa­ra las fa­mi­lias y la so­cie­dad en ge­ne­ral. Por eso, de­be­mos pre­gun­tar­nos si nues­tro sis­te­ma edu­ca­ti­vo es­tá res­pon­dien­do a es­tas cir­cuns­tan­cias. Ne­ce­si­ta­mos ma­yor unión, lo cual es po­si­ble si se for­ta­le­cen to­dos los sec­to­res in­vo­lu­cra­dos y si se ge­ne­ran po­lí­ti­cas pú­bli­cas edu­ca­ti­vas que im­pul­sen la idea de cons­truir un país más equi­ta­ti­vo e in­clu­si­vo. Una par­ti­ci­pa­ción de­mo­crá­ti­ca, más ac­ti­va, cons­cien­te e in­for­ma­da, no es­tá su­je­ta de ma­ne­ra ex­clu­si­va a la co­yun­tu­ra elec­to­ral y al com­ple­jo pro­ce­so de tran­si­ción so­cial que ac­tual­men­te vi­vi­mos en el país. El ac­ce­so a la edu­ca­ción y el me­jo­ra­mien­to de su ca­li­dad no so­lo es un ca­mino ha­cia una so­cie­dad más equitativa, tam­bién es un me­dio pa­ra que los ciu­da­da­nos for­men opi­nio­nes, ten­gan re­cur­sos pa­ra de­ba­tir y ejer­zan sus de­re­chos de­mo­crá­ti­cos de ma­ne­ra au­tó­no­ma, con he­rra­mien­tas pa­ra sor­tear la ma­ni­pu­la­ción y la pre­sión de las ma­qui­na­rias, en los ca­sos en que es­tas no se im­po­nen por la fuer­za. Ade­más de es­te apor­te crí­ti­co de la edu­ca­ción, cen­tral en el tema de por­ta­da de es­ta edi­ción, otra fa­ce­ta que de­be­mos con­si­de­rar cuan­do se tra­ta de una si­tua­ción co­mo la que vi­ve Co­lom­bia es la im­por­tan­cia de acer­car­se a la reali­dad de los otros, co­nec­tar con ella, ge­ne­rar es­pa­cios de em­pa­tía. De­be­mos dia­lo­gar y en­ten­der có­mo las emo­cio­nes, los sen­ti­mien­tos, pro­pios y aje­nos, po­drían ayu­dar a cons­truir esa so­cie­dad. In­cen­ti­var la dis­cu­sión y el in­ter­cam­bio de ideas, cues­tio­nar có­mo for­mar in­di­vi­duos re­si­lien­tes, éti­cos, res­pon­sa­bles y com­pro­me­ti­dos por una so­cie­dad más jus­ta y en paz, pa­ra em­pe­zar un cam­bio des­de la edu­ca­ción y las es­cue­las. Re­co­no­cer la im­por­tan­cia y la per­ti­nen­cia de las com­pe­ten­cias so­cio­emo­cio­na­les en el desa­rro­llo del país obli­ga a pen­sar so­bre el papel que de­be desem­pe­ñar la edu­ca­ción en el si­glo XXI pa­ra for­mar ciu­da­da­nos ín­te­gros, ca­pa­ces de ma­ne­jar es­tas ha­bi­li­da­des y con co­no­ci­mien­tos su­fi­cien­tes pa­ra la re­so­lu­ción de con­flic­tos. Pre­ci­sa­men­te es­tos desafíos del sec­tor, tan­to en la es­fe­ra in­di­vi­dual co­mo a ni­vel del sis­te­ma, ocu­pa­rán un lu­gar esen­cial en la pró­xi­ma Cum­bre Lí­de­res por la Edu­ca­ción, que se lle­va­rá a ca­bo en sep­tiem­bre. Ex­pe­rien­cias y vo­ces di­ver­sas, co­mo las que re­co­rren es­tas pá­gi­nas, son el re­fe­ren­te pa­ra plan­tear ca­mi­nos con­cre­tos ha­cia ese pun­to en el que la edu­ca­ción de­ja de ser una pro­me­sa y co­mien­za a trans­for­mar, en el pre­sen­te, com­ple­jas reali­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.