Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gía

De apro­bar­se la crea­ción del Mi­nis­te­rio de Cien­cia, Tec­no­lo­gía e In­no­va­ción, el país con­ta­ría con una po­lí­ti­ca de Es­ta­do cla­ra en esa ma­te­ria. Ade­más, el go­bierno pro­me­te cap­tar más re­cur­sos pa­ra el de­sa­rro­llo cien­tí­fi­co del país. Es­te se­rá el gran re­to d

Educación (Colombia) - - Contenido -

Col­cien­cias, la ins­ti­tu­ción crea­da ha­ce 50 años pa­ra im­pul­sar la cien­cia y la tec­no­lo­gía en el país, nue­va­men­te apa­re­ce en la cuer­da floja. Por su dé­bil ges­tión, re­fle­ja­da en los ocho di­rec­to­res que tu­vo du­ran­te el go­bierno de Juan Ma­nuel San­tos, más la fal­ta de pre­su­pues­to y los po­si­bles ca­sos de co­rrup­ción, hoy se es­tá dis­cu­tien­do su fu­tu­ro en el Con­gre­so. De acuer­do con En­ri­que Fo­re­ro, pre­si­den­te de la Aca­de­mia Co­lom­bia­na de Cien­cias Exac­tas, Fí­si­cas y Na­tu­ra­les, Col­cien­cias se fue por un rumbo equi­vo­ca­do. “Con po­cos re­cur­sos, la en­ti­dad di­ri­gió sus es­fuer­zos a apo­yar la in­no­va­ción y la di­vul­ga­ción cien­tí­fi­ca, a otor­gar be­cas de doc­to­ra­do y de maes­tría, pe­ro des­cui­dó lo ver­da­de­ra­men­te im­por­tan­te: la pro­duc­ción de in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca bá­si­ca y apli­ca­da”, ex­pli­có. Ese he­cho se evi­den­cia en el ba­jo re­gis­tro de pa­ten­tes que tie­ne el país a ni­vel in­ter­na­cio­nal. De acuer­do con el re­por­te de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Pro­pie­dad In­te­lec­tual (Ompi), en Co­lom­bia se pre­sen­ta­ron 142 pa­ten­tes en 2017, y so­lo 99 en 2016. Aun­que la ci­fra au­men­tó, no es su­fi­cien­te si se com­pa­ra con paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na co­mo Bra­sil, que re­gis­tró 567. Ni qué de­cir de Es­ta­dos Uni­dos, con 58.000 pa­ten­tes, y Ja­pón, con 48.000. Pa­ra tra­tar de en­de­re­zar el ca­mino de la cien­cia en Co­lom­bia, el senador Iván Da­río Agu­de­lo plan­teó un pro­yec­to de ley que pre­ten­de trans­for­mar a Col­cien­cias en un Mi­nis­te­rio de Cien­cia, Tec­no­lo­gía e In­no­va­ción, con la in­ten­ción de que es­tos dos cam­pos se ga­nen un es­pa­cio en la po­lí­ti­ca por me­dio de una ins­ti­tu­cio­na­li­dad cla­ra y el po­der de de­ci­sión. Sin em­bar­go, no es la pri­me­ra vez que se in­ten­ta trans­for­mar a Col­cien­cias. En 2007, Martha Lu­cía Ra­mí­rez (hoy vi­ce­pre­si­den­ta elec­ta) y Jai­me Res­tre­po Cuar­tas (en su mo­men­to re­pre­sen­tan­te a la Cá­ma­ra) tam­bién te­nían la idea de con­ver­tir la ins­ti­tu­ción en un mi­nis­te­rio, pa­ra que, en­tre otras co­sas, ob­tu­vie­ra más re­cur­sos. Ar­gu­men­ta­ron la ne­ce­si­dad de te­ner un mi­nis­tro que im­pul­sa­ra la cien­cia, ya que ten­dría la po­si­bi­li­dad de dis­cu­tir po­lí­ti­cas a tra­vés de Con­pes, par­ti­ci­par en el con­se­jo de mi­nis­tros y pe­lear un pre­su­pues­to. Sin em­bar­go, la pro­pues­ta no fue acep­ta­da. Hoy, es­ta mis­ma idea pa­só a se­gun­do de­ba­te en Cá­ma­ra y se­rá pre­sen­ta­da al Se­na­do en los pró­xi­mos días. De ser apro­ba­da, se es­pe­ra que la cien­cia y la tec­no­lo­gía se con­vier­tan en un com­po­nen­te re­le­van­te en el país, con ma­yo­res re­cur­sos y me­jor go­ber­na­bi­li­dad.

¿QUÉ PA­SA EN COL­CIEN­CIAS HOY?

Co­mo la en­ti­dad no ha­ce par­te del con­se­jo de mi­nis­tros, un es­pa­cio en el que se pue­de me­diar pa­ra in­cre­men­tar el pre­su­pues­to de una car­te­ra, no exis­te un do­lien­te que evi­te que los re­cur­sos que lle­gan a es­ta ins­ti­tu­ción se re­duz­can, co­mo ha ocu­rri­do des­de 2013. Ade­más, se­gún Fo­re­ro, “a opi­nión de al­gu­nos cien­tí­fi­cos, des­de que Col­cien­cias se trans­for­mó en un de­par­ta­men­to ad­mi­nis­tra­ti­vo ads­cri­to a la Pre­si­den­cia, los nom­bra­mien­tos de sus fun­cio­na­rios se con­vir­tie­ron en una cuo­ta po­lí­ti­ca”. A es­to se le su­ma que ca­da mi­nis­te­rio usa sus re­cur­sos pa­ra in­ver­tir en cien­cia y tec­no­lo­gía sin nin­gu­na di­rec­triz. Así, se do­blan es­fuer­zos al coor­di­nar ac­ti­vi­da­des des­de di­fe­ren­tes fren­tes. Es el ca­so de las be­cas de maes­tría y doc­to­ra­do que otor­ga Col­cien­cias, el Ice­tex y el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción.

¿QUÉ CAM­BIA­RÍA?

Se­gún el senador Agu­de­lo, Col­cien­cias no va a des­apa­re­cer; se trans­for­ma­rá en un fon­do en­car­ga­do de eje­cu­tar los re­cur­sos me­dian­te con­vo­ca­to­rias y asig­nar aque­llos que son de in­ver­sión, lo que im­pli­ca la re­duc­ción de sus fun­cio­nes. “Col­cien­cias se­gui­rá exis­tien­do co­mo de­par­ta­men­to, pe­ro es­ta vez co­mo uno ad­mi­nis­tra­ti­vo ads­cri­to al Mi­nis­te­rio de Cien­cia, Tec­no­lo­gía e In­no­va­ción, el cual se en­car­ga­rá de to­do el di­se­ño de la po­lí­ti­ca pú­bli­ca y de la in­ter­re­la­ción con los di­fe­ren­tes sec­to­res y mi­nis­te­rios”, le ex­pli­có el senador Agu­de­lo a Se­ma­na Edu­ca­ción. Ac­tual­men­te, el 60% del pre­su­pues­to de Col­cien­cias se in­vier­te en be­cas de doc­to­ra­do y de maes­tría. Un 22% va pa­ra in­ves­ti­ga­ción y un 6%, pa­ra fun­cio­na­mien­to. La idea, se­gún En­ri­que Fo­re­ro, es que la dis­tri­bu­ción del pre­su­pues­to cam­bie una vez em­pie­ce a fun­cio­nar el mi­nis­te­rio, con la in­ten­ción de dar­le ma­yor prio­ri­dad a las pes­qui­sas. Fren­te a la preo­cu­pa­ción de que el mi­nis­te­rio in­cre­men­te la bu­ro­cra­cia, el senador Agu­de­lo ase­gu­ra que es­te es uno de los fan­tas­mas que han te­ni­do que en­fren­tar y al que no le te­men, ya que es­tá se­gu­ro de que es­te mi­nis­te­rio, al con­tra­rio, trae­rá mu­cha ri­que­za a Co­lom­bia. “De los paí­ses de la Ocde, 23 tie­nen Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gía, y son lla­ma­dos ‘los mi­nis­te­rios de la ri­que­za’”.

¿QUÉ HA SU­CE­DI­DO EN OTROS PAÍ­SES?

En 2007, la ex­pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner creó en Ar­gen­ti­na el Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gía, que ha si­do di­ri­gi­do por el cien­tí­fi­co Lino Ba­ra­ñao. Aun­que la co­mu­ni­dad aca­dé­mi­ca res­ca­ta el he­cho de que aún Ba­ra­ño si­gue en la ca­be­za, des­de 2015 su pre­su­pues­to se ha ido re­du­cien­do, has­ta el pun­to de le­van­tar sos­pe­chas de que po­dría fu­sio­nar­lo con el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción. En Bra­sil ocu­rrió al­go si­mi­lar: el Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gía se creó en 1985, y una de las po­lí­ti­cas fue fun­dar la ca­rre­ra del in­ves­ti­ga­dor cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co. El re­sul­ta­do fue el in­cre­men­to de in­no­va­ción en ese país. Sin em­bar­go, tras la sus­pen­sión de Dil­ma Rous­seff en 2016, el pre­si­den­te in­terno de Bra­sil, Mi­chel Te­mer, lo aca­bó fu­sio­na­do con el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes, ba­jo la jus­ti­fi­ca­ción de ra­cio­na­li­zar re­cur­sos y au­men­tar la efi­cien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.